GoPro tendrá competencia: los mejores drones que puedes comprar
  1. Tecnología
Sigue siendo una afición cara

GoPro tendrá competencia: los mejores drones que puedes comprar

La famosa empresa de cámaras lanzará su propio cuadróptero en medio de una gran competencia, pero también en un momento de gran evolución en la forma de volar

placeholder Foto: Un dron vuela en el Parlamento Europeo (Foto: © European Union 2015 - European Parliament)
Un dron vuela en el Parlamento Europeo (Foto: © European Union 2015 - European Parliament)

Los drones han logrado cautivar a cineastas aficionados y apasionados de la aviación ya que, pese a sus precios, permiten grabar vídeos y hacer fotografías de una forma que hasta ahora sólo estaba al alcance de grandes producciones. Por eso, son cada vez más fáciles de ver en grandes eventos o en espacios abiertos como parques o playas.

Pasados los años en el que los modelos simples y baratos se convirtieron en el regalo estrella de las navidades, los aficionados que buscan un producto de calidad necesitan hacer una importante inversión. No sólo por los drones en sí, también por los kits de reemplazo de componentes, ya que a pesar de su evolución, siguen fallando y estrellándose con relativa facilidad.

El fabricante de cámaras deportivas GoPro entrará en negocio de los drones con un producto del que todavía no conocemos detalles, aunque ya nos ha dejado ver un vídeo lo que es capaz de hacer. Es lógico que hayan dado este paso: son sus cámaras las que se acoplan a la mayoría de estas máquinas, aunque la clave en este caso no es tanto la cámara, sino la tecnología de estabilización que permite grabar con calidad un vídeo en movimiento.

GoPro no lo tendrá fácil. Existen muchas empresas enfocadas a crear productos similares en un rango de precios que va desde los más económicos por menos de 50 euros hasta los drones profesionales que superan los 4.000 euros.

DJI Phantom 3 Standard

Uno de los drones más famosos y más reconocibles del mercado es el DJI Phantom 3 con su inconfundible diseño blanco. Ahora mismo cuesta algo más de 800 euros y se considera una de las mejores soluciones por su relación calidad precio.

Incluye una cámara de 12 megapíxeles capaz de hacer fotos y vídeos en 4K, aunque los inconformistas podrán cambiar la cámara por otra. Tiene una batería que aguanta unos 25 minutos, por lo que puede ser una buena idea comprar otras para ir reemplazándolas. Alcanza los 1.000 metros de altitud, pero la antena wifi para ver en pantalla lo que está grabando solo capta señal a una distancia máxima de 120 metros.

Tiene características interesantes, como seguimiento de personas, grabación alrededor de los protagonistas en una forma panorámica o crear recorridos predefinidos marcando la altitud y la velocidad.

3D Robotics IRIS

Este es un dron pensado para los entusiastas de estos productos que quieran usarlo como cámara personal. 3Dr IRIS cuesta 600 dólares y es uno de los más económicos dentro de lo que podría considerarse gama alta.

Permite acoplar una cámara del tipo GoPro, con una capacidad de carga de 400 gramos. Su batería soporta un vuelo alrededor de 16 a 22 minutos (no es de las que más aguantan) pero a cambio tiene toda una oferta de accesorios que puedes montar personalmente.

Yuneec Typhoon 4K

Esta marca China se ha comparado mucho a DJI por la similitud en sus productos, pero el Yuneec Typhoon 4K se ha posicionado como uno de los mejores drones que se pueden comprar hoy en día. Se puede encontrar en tiendas online desde los 1.120 euros.

Su batería le permite volar alrededor 25 minutos y a una distancia máxima de 122 metros. Su cámara de 12 megapíxeles graba vídeo en 4K a 30fps, aunque reduciendo la resolución a Full HD pasa a 120fps. Incluye funciones como el seguimiento de la persona que tiene el control remoto, un modo que mantiene el dron fijo cuando te quedas parado y la grabación alrededor de un punto fijo para hacer panorámicas.

Es el único que incluye un control remoto con pantalla integrada, lo que permite controlar lo que está grabando el dron de forma más efectiva que utilizando un móvil como pantalla. También se diferencia del resto porque incluye un SteadyGrip para la cámara (una especie de joystick que mantiene la imagen equilibrada) que al combinarlo con un smartphone se convierte en una cámara personal con estabilización de imagen.

Parrot Bebop Drone

Una de las empresas que se ha enfocado a drones comerciales para todos los públicos es la francesa Parrot. Bebop Drone es mucho más pequeño que los anteriores modelos citados, cuesta 499 euros y por su diseño puede parecer de juguete, aunque cumple con su función de grabar vídeos y hacer fotografías.

Lo malo de este dron es que no se puede agregar una cámara propia ya que monta una en su chasis de 14 megapíxeles. Graba vídeo en 1080p y gracias a su lente gran angular se pueden tomar imágenes en 180º.

Lo que Parrot ha mejorado en este dron respecto a ediciones anteriores es la estabilización en vuelo, aunque no ha retocado el dispositivo, sino que lo ha hecho mediante software para reducir vibraciones y distorsiones. Esta es una de las mejores soluciones para los que quieren gastar menos, sobre todo porque las piezas que más sufren, las hélices, son fáciles de desmontar y reponer.

Existe un modelo con un control remoto que permite volar a una distancia de un kilómetro, pero el precio aumenta hasta los 899 euros.

DJI Inspire 1

DJI prsentó Inspire 1 con mejoras en la tecnología de estabilización, mucho más eficiente al mantenerse quieto en el aire y con un nuevo diseño aerodinámico.

Es un sistema modular, capaz de añadir diferentes características como cámaras, brazos para acoplar otros modelos o batería. No es de las que más tiempo en vuelo ofrece, tan solo unos 18 minutos.

Incluye una cámara que graba vídeo en 4K, capaz de girar 360 grados y que se puede reemplazar por otros modelos.

Incluye un sistema de posicionamiento para interiores, allí donde el GPS no puede llegar. Esto le permite volar en lugares cerrados y volver al punto de partida o mantenerse en estable en el aire en una posición concreta.

Está disponible por 3.199 euros, aunque se puede comprar una edición más avanzada con una cámara más profesional de 16 megapíxeles por 4.999 euros.

GoPro
El redactor recomienda