La compañía ha interpuesto la demanda en EEUU

Amazon demanda a 1.100 usuarios por publicar reseñas falsas de productos

Pagar por publicar reseñas falsas de productos es una práctica muy común que afecta a páginas como Amazon, TripAdvisor o Yelp. Ahora el gigante del comercio electrónico ha tomado medidas

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Fiarte o no de los comentarios que publica la gente en Internet sobre su experiencia con un producto, en un hotel o un restaurante. Es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan todo tipo de páginas web. Y Amazon no se libra. La compañía acaba de interponer una demanda a 1.114 usuarios en EEUU a los que acusa de haber publicado reseñas y comentarios falsos de productos. No es la primera vez que lo hace, pero sí la primera que demanda a tanta gente por este motivo.

La compañía ha explicado en su demanda, a la que ha tenido acceso la BBC, que estas reseñas falsas de productos dañan su reputación e imagen. Se trata de breves reseñas y opiniones (positivas) de productos realizadas por usuarios que, a cambio, reciben unos 5 dólares pora cada una que publican.

Cualquiera puede publicar una reseña en Amazon, pero los términos de uso de la página prohíben que sean de pago, falsas o inventadas

Amazon ha demadado exactamente a 1.114 usuarios dados de alta en su página con nombres y datos falsos. La mayoría de estos usuarios utilizaban la web Fiverr.com para ofrecer sus servicios de reseñas falsas.

Segunda demanda en lo que va de año

El gigante del comercio electrónico reconoce que, aunque el número de usuarios detectados realizando esta práctica engañosa es pequeño, puede llevar a mucha gente a acabar desconfiando de su sistema de reseñas, clave para su filosofía de venta. Según una investigación conducida por la compañía, estos usuarios ofrecían sus servicios a través de Fiverr.com y utilizaban múltiples cuentas y direcciones IP para evitar ser detectados por Amazon. 

Cualquiera que se registre en Amazon puede publicar una reseña de un producto, pero los términos de uso de la página prohíben que sean de pago, falsas o inventadas. No es la primera vez que la compañía antepone una demanda de este tipo. La última vez fue el pasado abril, cuando demandó a cuatro páginas web por algo muy parecido: pagar a usuarios por escribir y publicar reseñas falsas. 

Detectar estos comentarios falsos y pagados no es sencillo. Es de hecho uno de los principales problemas a los que se enfrentan todo tipo de páginas, especialmente las más populares como TripAdvisor, Yelp o Amazon. Estas compañías utilizan sistemas automáticos para detectar fraudes, como monitorizar IPs y analizar textos demasiado breves y extrañamente positivos. Pero siempre hay una forma de engañar a los algoritmos. Amazon, harto del problema, ahora vuelve a recurrir a la vía legal. Dentro de unas semanas comprobaremos si con más o menos éxito. 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios