estudio de la clínica de bergmannsheil, en alemania

El 'vestido' de la polémica, clave para saber qué áreas del cerebro crean ilusiones ópticas

Por primera vez, los científicos han podido estudiar el caso de una 'visión' que las personas procesan de manera diferente a pesar de tratarse de la misma imagen

Foto: La imagen original en el centro. A la derecha y a la izquierda la imagen retocada para potenciar unos u otros colores (Foto: Wired)
La imagen original en el centro. A la derecha y a la izquierda la imagen retocada para potenciar unos u otros colores (Foto: Wired)
Autor
Tiempo de lectura2 min

El pasado mes de febrero un simple vestido se convirtió en tema de controversia a lo largo y ancho del planeta. La razón de la polémica era el color verdadero de su tela: nadie se ponía de acuerdo sobre si era blanca y dorada o negra y azul. Usuarios de las redes sociales, compañeros de trabajo, amigos, familiares, celebrities… todos querían expresar su opinión al respecto. Ahora, más de medio año después, un grupo de expertos ha demostrado que la ilusión óptica está vinculada a patrones específicos de actividad cerebral.

Según un estudio del equipo de neuroplasticidad de la Clínica de Bergmannsheil, en Alemania, las diferentes formas de 'trabajar' de nuestras neuronas son las responsables de que no haya una postura unánime en cuanto al color del famoso vestido. Las investigadoras Lara Schlaffke, Lauren Haag y Anne Golish –lideradas por T.Schmidt-Wilcke– midieron la actividad cerebral de varios voluntarios a través de escáneres de resonancia magnética mientras visualizaban una imagen de la prenda y otras fotos de cuadrados de colores con las mismas propiedades cromáticas que la tela de la ropa.

Mientras que ninguno de los participantes en la prueba nombró de manera diferente a los colores de los cuadrados, en cuanto se presentó el vestido sí hubo discrepancias. Los que lo vieron blanco y dorado presentaron una activación adicional del cerebro, sobre todo en las áreas parietales y frontales –zonas especialmente vinculadas a los procesos cognitivos como la atención selectiva y la toma de decisiones–.

Los resultados del estudio de la Clínica de la localidad de Bochum son relevantes porque, por primera vez, los científicos han podido estudiar un grupo en un caso de percepción ambigua. En casos anteriores nunca se había podido identificar una ilusión óptica que fuera notada de manera diferente entre personas y, gracias al famoso y viral vestido, se ha logrado describir qué áreas del cerebro provocan las ilusiones ópticas. “Hemos establecido una base para futuras investigaciones en el campo del procesamiento visual”, han reconocido las investigadoras.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios