Este 'software' aprende a jugar al ajedrez como un maestro en solo tres días
  1. Tecnología
aprende de sus propios errores

Este 'software' aprende a jugar al ajedrez como un maestro en solo tres días

Juega contra sí mismo miles de partidas utilizando 'deep learning', creando algo similar a la intuición de una persona para decidir cuál es la mejor jugada

Foto: REUTERS/Cathal McNaughton
REUTERS/Cathal McNaughton

Un investigador canadiense ha creado un sistema de inteligencia artificial que, aprendiendo de sus propios errores, asegura poder convertirse en un Maestro Internacional de ajedrez en tan solo 72 horas.

El sistema se llama Giraffe y es obra de Matthew Lai, investigador en el Imperial College de Londres. Según su estudio, usa una enorme potencia de cálculo para aprender de errores que comete mientras compite consigo mismo, aprendiendo nuevos movimientos y estrategias para adelantarse a sus futuros oponentes. Es una forma mucho más rápida de aprendizaje que otros sistemas actuales.

Lai explica a Teknautas que este trabajo es parte de su máster. "La mayoría del trabajo lo realicé en unos seis meses", señala.

Una máquina que aprende de sí misma

Giraffe utiliza el llamado deep learning (aprendizaje profundo) que emplea redes neuronales artificiales, un sistema inspirado en la estructura del cerebro, para tomar decisiones y aprender de forma similar.

Tradicionalmente estos sistemas aprenden a base de prueba y error. Los modelos de juego se modifican teniendo en cuenta los resultados de las partidas. El problema es que tienen que jugar tantas contra otros oponentes que es muy lento. Sólo analizando qué movimientos son estadísticamente mejores, crean modelos que pueden usar en futuros encuentros.

Evalúa las posiciones de las piezas de ajedrez como si fuese una persona

Lai describe este sistema "como si jugase con algo que parece ser intuición". Evalúa las posiciones de las piezas de ajedrez como si fuese una persona, pero mucho más rápido y estima cómo de bueno será el movimiento teniendo en cuenta futuras jugadas o decidiendo qué tipo de piezas son más interesantes dependiendo de su posición y si más adelante tendrá que volver a usarlas.

La clave de Giraffe está en que no se necesitarían grandes superordenadores para competir con un jugador de alto nivel, "Giraffe es capaz de jugar al nivel de un Maestro Internacional de la FIDE en un PC moderno tradicional" concluye Lai en su estudio. No quiere decir que no sean necesarios, tan sólo que Lai mejora sustancialmente modelos que no necesitan tanta potencia de cálculo.

Hombre contra máquina

placeholder Gari Kaspárov contra 'Deep Blue' en 1997

Hace 18 años IBM retó al Gran Maestro de ajedrez Gari Kaspárov en una partida cuyo oponente fue Deep Blue, un superordenador capaz de generar miles de movimientos por segundo seleccionando cuál sería el ganador. Fue la primera gran serie de partidas que enfrentaban a una mente privilegiada con una máquina programada para analizar combinaciones de jugadas más rápido que su oponente.

"¿Cómo puede un humano buscar 3 o 5 posiciones por segundo cuando un ordenador puede buscar 200 millones por segundo?" se pregunta Lai en su publicación.

Deep Blue hizo historia gracias a la potencia de computación, siendo la única máquina que logró batir a un Gran Maestro (GM) de ajedrez. De las 12 partidas Deep Blue ganó 4 en la primera ronda, 3 de la segunda y 3 quedaron en tablas.

Kaspárov se volvió a enfrentar a más máquinas, Deep Junior y X3D Frit en 2003, quedando las dos competiciones en tablas.

Inteligencia Artificial Ajedrez
El redactor recomienda