sobre la paradoja de los agujeros negros

Stephen Hawking, más cerca de resolver uno de los grandes misterios de la física

El famoso investigador ha asegurado en una conferencia que ha resuelto la paradoja de la información, uno de los mayores enigmas de la física, aunque todavía no ha publicado la solución

Foto: Stephen Hawking, más cerca de resolver uno de los grandes misterios de la física

Un agujero negro es una zona del espacio tan densa que nada puede escapar de ella ¿Nada? ¡No! La información tridimensional resiste, todavía y siempre, en forma bidimensional. Al menos es lo que asegura Stephen Hawking que anunció esta semana, durante una conferencia en Estocolmo, que había resuelto el misterio tras estos fenómenos gravitacionales. “Si sientes que estás en un agujero negro no te rindas, hay una salida”, comentaba bromista a su audiencia. Pero, ¿qué significan estas palabras?

“Cuando algo cae en un agujero negro su información se pierde, como si desapareciera del universo”, explica a Teknautas el investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias, Héctor Socas. Esta situación parece violar las leyes físicas, que permiten conocer el estado anterior de cualquier objeto, ya que diferentes estados se convertirían en uno mismo al entrar en un agujero negro.

Esto es conocido en física como la paradoja de la información, y es lo que promete haber resuelto Hawking. “Una vez que una partícula cruza el horizonte de sucesos [superficie bidimensional alrededor del agujero negro] ya no hay forma de saber datos como qué velocidad tenía”, aclara Socas. Esto es un problema, porque la información “no debería poder desaparecer”.

Según el principio holográfico, cuando algo entra en un agujero negro no se pierde, sino que permanece en la superficie de forma bidimensional

Esta paradoja no es menor: en el año 2000 el premio Nobel de Física David Gross seleccionó los diez problemas no resueltos más importantes de la física, entre los que figuraba la paradoja de la información. “Muchos físicos consideran que esta pérdida de información no debería ser así porque se pierde el determinismo de la física”, señala Socas. Precisamente gracias a este determinismo es posible entender el pasado y predecir el futuro, de la misma forma que puede calcularse dónde estaba hace un segundo un balón que cae desde lo alto del Empire State, y dónde estará al cabo de otro segundo.

Hawking todavía no ha publicado el artículo que explica la solución a este conflicto, pero sí ha adelantado que la respuesta se basa en el principio holográfico. Según esta propuesta, toda la información tridimensional que hay alrededor de un agujero negro se codifica, de alguna forma, sobre esa superficie bidimensional llamada horizonte de sucesos. De ahí que reciba ese nombre, ya que un holograma no es más que una representación de algo tridimensional sobre una superficie bidimensional.

El principio holográfico fue propuesto en 1993 por el holandés Gerard 't Hooft y es defendido por físicos como el argentino Juan Martín Maldacena. Confirmar esta hipótesis implicaría que cuando algo entra en un agujero negro no se pierde, sino que de alguna forma permanece en la superficie. “De ser cierto significaría que el contenido tridimensional puede codificarse de forma bidimensional”, añade Socas.

Se puede salir de un agujero negro

Volviendo al chiste inicial de Hawking, ¿es posible salir de un agujero negro?. En realidad la broma sólo es una forma simpática de resumir el principio holográfico: la información tridimensional no desaparece, sólo se transforma en bidimensional.

Por supuesto, esto no quiere decir que sea posible para un astronauta o su nave espacial escapar de un agujero negro, al más puro estilo Interstellar. Recordemos que estos fenómenos se forman cuando una estrella muere y se colapsa hasta alcanzar una gravedad extrema al límite de lo posible. Nada escapa de su campo gravitatorio, ni siquiera la luz. Hasta ahora, a la espera de confirmar la solución de Hawking, lo que entra en un agujero negro desaparece del universo.

La broma del físico se explica porque, de confirmarse la conjetura del principio holográfico, significaría que esta información tridimensional no desaparece, sino que queda 'atrapada' en formato bidimensional. Puede que si cayéramos en un agujero no desapareciéramos por completo, pero tampoco resultaría alentador perder una dimensión.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios