creció junto a los dinosaurios del cretácico

Descubren en España la flor más antigua conocida: 130 millones de años

Los fósiles de la Montsechia vidalii, una planta angiosperma, con flores, se encontraron en el Sistema Ibérico y la Sierra del Montsec

Foto: Fósil de la Montsechia vidalii. Foto: David Dilcher
Fósil de la Montsechia vidalii. Foto: David Dilcher

La flor más antigua conocida en la Tierra, la mítica "primera flor", como la llaman los científicos, creció justo en España nada menos que hace 130 millones de años. Es el nuevo hallazgo realizado por un grupo internacional de investigadores que cambiará lo que conocemos hoy en día sobre cómo era la flora y naturaleza en nuestro planeta durante el periodo Cretácico. Una época en la que también habitaron enormes dinosaruios como el brachiosaurus o el iguanodon.

La Montsechia vidalii, el nombre científico de la planta, creció en los lagos y zonas húmedas de las montañas del Sistema Ibérico y la Sierra del Montsec, entre Lleida y Huesca. Sus primeros fósiles, con sus tallos y flores, se encontraron hace ya más de 100 años. Múltiples análisis desde entonces habían tratado de poner fecha concreta a su antiguedad, pero sin mucha precisión. Ahora, un nuevo estudio en el que han participado diversas universidades, entre ellas la Universidad de Barcelona, ha concluido que la planta data de entre 125 y130 millones de años. Esto la convierte en la planta con flores más antigua conocida hasta ahora.

Esta planta lograba reproducirse sumergida: utilizaba las corrientes del agua para llevar su polen a nuevas plantas y polinizarlas

El estudio, publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences, analiza cómo es la peculiar forma de estas plantas acuáticas, que vivían por completo bajo el agua. Pese a producir flores, no tenían las partes que hoy conocemos de las mismas, como pétalos o estructuras para generar néctar y atraer insectos. El hecho de que fueran capaces de vivir y reproducirse por completo bajo el agua, unido a su antigüedad, las convierte en una especie aún más extraña dentro del grupo de las angiospermas

"Se trata de una flor increíblemente antigua. Solo conocemos su fruto, no tenía ni pétalos ni sépalos. Es un descubrimiento importante porque nos muestra un tipo de planta que lograba reproducirse sumergida: utilizaba las corrientes del agua para llevar su polen a nuevas plantas y polinizarlas, en lugar de utilizar insectos o el viento, como hacen las plantas terrestres", explica a Teknautas el paleobotánico de la Universidad de Indiana (EE.UU.) David Dilcher, uno de los autores del estudio junto a otros investigadores, entre ellos Carles Martín-Closas, de la Universidad de Barcelona.

Los investigadores habían encontrado en China una angiosperma acuática similar a la Montsechia vidalii, pero esta emergía del agua para reproducirse. Los fósiles de esta especie encontrados en España, además de ser los más antiguos conocidos hasta ahora de una planta con flor, demuestran que la Montsechia vidalii lograba cerrar todo su ciclo de vida y reproductivo bajo el agua.

Para calcular la edad exacta de la planta, los científicos utilizaron diferentes tipos de microscopios y análisis químicos sobre más de 1.000 restos fósiles. Según Dilcher, el hallazgo de la flor más antigua conocida puede acabar reescribiendo unos cuantos capítulos sobre el origen, formación y desarrollo de las angiospermas. Y, de paso, buena parte de lo que conocemos de la flora y fauna actual.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios