reuniones de negocios, siestas y lo que surja

Vrumi, el Airbnb para alquilar una habitación de tu casa por horas

Ante el éxito de la empresa de alquiler entre particulares, un parado británico ha desarrollado una solución similar pero en franjas de tiempo más estrechas

Foto: Vrumi, el Airbnb para alquilar una habitación de tu casa por horas

Quién pudiera echar una cabezadita entre reunión y reunión tras un largo viaje a una ciudad que no conocemos, ¿verdad? Son muchas las ocasiones en las que unos minutos de descanso bastarían por recargar las pilas, pero es tan escaso el tiempo requerido que no compensa acudir a un hotel, por lo que deambulamos por cafés y bares hasta la próxima cita. Hay un espacio no cubierto entre la pernoctación de la hostelería y las necesidades puntuales de los usuarios ¿y lo adivinan? Ya hay una app para ello.

En el bullicioso Londres, donde el metro cuadrado de las zonas más demandadas cotiza a precios prohibitivos, una startup propone el mismo planteamiento que Airbnb, pero por horas. Sí, gracias a este proyecto uno puede poner a disposición de la red habitaciones sueltas de la casa que serán anunciadas a tanto la hora y arrendadas a través de la plataforma.

Vrumi cede la responsabilidad al propietario: ellos ponen la plataforma y luego cada uno deberá mirar con lupa a quién da las llaves de casa

Este nuevo servicio ha sido bautizado como Vrumi y ofrece, como hemos apuntado, habitaciones en zonas céntricas de particulares para ser alquiladas por horas ¿Con qué fin? Sus creadores han querido anticiparse a las especulaciones y el lema de la web apunta ya un principal destino: “un lugar más agradable en el que trabajar, que te costará menos”. Sí, una de las posibilidades desde luego es emplear este servicio para reuniones ocasionales con clientes a falta de una oficina céntrica o que estéticamente no venda una imagen apropiada.

Pero no es la única forma en la que los usuarios pueden rentabilizar las habitaciones de su casa u oficina. En una entrevista concedida a TheNextWeb, Asin Haneef, el responsable de comunicación del equipo, aclara que en realidad “se trata de alquilar espacio” en momentos puntuales y para los fines que propietario y arrendatario acuerden. Una interpretación de Airbnb por horas, y hay un mercado para ello en las zonas más saturadas.

Sin planes de expansión

El servicio vio la luz en Londres a principios de año y ha obtenido la confianza de los inversores, materializada en una financiación que alcanza el millón y medio de dólares. No está mal para un proyecto cuyas iniciales responden a Very Restless Unemployed Man’s Idea, o lo que podríamos traducir como “La idea de un parado muy inquieto”, y que ha concluido con la marca Vrumi, cuyo puntocom estaba además disponible.

Se trata de alquilar un espacio en momentos puntuales y para los fines que propietario y arrendatario acuerden

Airbnb ya ha demostrado que su modelo de negocio funciona, pese a los potenciales problemas a los que se pueden enfrentar después los propietarios. ¿Cómo evitarán las sorpresas desagradables de aquellos inquilinos que utilicen la habitación de nuestra casa con otros fines? Lo cierto es que Vrumi cede esta responsabilidad al propietario: ellos ponen la plataforma, y luego cada uno deberá mirar con lupa a quién da las llaves de casa. Eso sí, se puede mantener una conversación previa mediante un chat que proporciona el servicio.

Está por ver si será suficiente esa garantía. En realidad, hablamos de un alquiler por horas que casi nunca requerirá una pernoctación y en ese momento podemos estar en el domicilio en otra habitación por si algo se tuerce. En cuanto a si lo veremos en España, Asim Haneef explica a Teknautas que todavía no hay “planes en firme” de expandirse por el resto del continente, con lo que prefiere no hacer más declaraciones al respecto.

La grandeza del servicio reside en que realmente no hay limitaciones en cuanto a sus aplicaciones: uno puede ofrecer el salón de su casa en el corazón de una ciudad para una reunión comercial, o bien un cuarto de baño bien equipado para una sesión de belleza puntual. Vrumi pone en contacto a proveedor y cliente, gestiona la transacción económica quedándose una comisión, y se aparta para lo que pueda suceder después entre unos y otros. Dinero fácil para unos que no tengan inconveniente en ceder una habitación a un extraño de forma temporal y una solución de compromiso para otros, que no necesitan pagar una noche entera en un hotel para una reunión de trabajo, una siesta o lo que sea.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios