la sonda rosetta recibió una señal de 40 segundos

Philae despierta tras un sueño de siete meses a bordo de un cometa

El robot, cuya misión se espera pueda ayudar a entender los orígenes del universo, entró en hibernación en noviembre al no poder recargar sus baterías solares

Foto: Una de las primeras imágenes del cometa enviada por Philae. (ESA)
Una de las primeras imágenes del cometa enviada por Philae. (ESA)

El módulo Philae ha dado señales de haber recuperado su actividad tras un letargo de casi siete meses sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, ha informado este domingo la Agencia Espacial Europea (ESA) a través de la red social Twitter.

"Hola Tierra. ¿Puedes oírme?", tuiteó la misión Philae Lander, para preguntar después, en su habitual tono desenfadado y personalizando al robot: "¿Cuánto tiempo he estado dormido?".

Philae despierta tras un sueño de siete meses a bordo de un cometa

A lo que respondió la ESA: "¡Hola Philae! ¿Eres realmente tú? Qué bien tener noticias tuyas. ¿Cómo estás?".

Philae despierta tras un sueño de siete meses a bordo de un cometa

La sonda Rosetta recibió la pasada noche una corta señal de unos 40 segundos procedente de Philae, lo que indicaría que sus baterías se han reactivado y que el aparato ha resistido las condiciones climáticas y ambientales, según informó el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) francés.

"La buena noticia llegó en medio de la noche, cuando Philae respondió a nuestras llamadas. Tuvimos alrededor de dos minutos de enlace entre Rosetta y Philae, y 40 segundos de datos. Ahora hay que analizar todo esto, pero Philae vive", explicó el presidente del CNES, Jean-Yves Le Gall, a la emisora RTL.

Podría retomar sus trabajos próximamente

El pasado 12 de noviembre, Philae se posó en la superficie del cometa y permaneció operativo durante casi 57 horas, consiguiendo enviar datos valiosos, aunque posteriormente, al quedar en una zona oscura del cuerpo celeste, no pudo recargar sus baterías solares y entró en hibernación.

En las últimas semanas, los científicos de la misión Rosetta ya habían pronosticado que el módulo podría despertar en junio, a medida que el cometa se acercase al Sol y que las baterías solares que alimentan a Philae tuvieran la oportunidad de recargarse.

La sonda Rosetta tuvo que viajar durante diez años a más de 510 millones de kilómetros de la Tierra para poder depositar en el cometa a Philae. El motivo por el que el robot se encuentra en una misión tan lejos de su hogar es que los científicos creen que los cometas encierran claves para comprender los orígenes del universo, una suerte de máquinas del tiempo que vagan por el espacio. 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios