Revolución en Twitter: cambio de CEO y de principios en busca de la rentabilidad
  1. Tecnología
DICK COSTOLO CEDE LA DIRECCIÓN AL FUNDADOR JACK DORSEY

Revolución en Twitter: cambio de CEO y de principios en busca de la rentabilidad

Las cifras del pajarito azul no convencían a nadie y se han cobrado su primera víctima. Costolo, CEO de Twitter desde 2010, se hace a un lado por la presión del mercado. También se amplían los DM

Foto: Dick Costolo, ex-CEO de Twitter, y Jack Dorsey en la OPV de la compañía (Reuters)
Dick Costolo, ex-CEO de Twitter, y Jack Dorsey en la OPV de la compañía (Reuters)

A Dick Costolo le quedan apenas veinte días como CEO de Twitter. Abandonará el cargo el próximo 1 de julio en favor de Jack Dorsey, fundador de la compañía, que ejercerá como interino hasta que llegue el reemplazo definitivo. Se resuelve así el runrún del mercado que señalaba a actual consejero delegado como culpable del endeble crecimiento en usuarios de la red social, cuyas acciones se habían desplomado desde el mes de marzo. En el mercado gris el valor se dispara al entender que la decisión se encamina a fortalecer el apartado financiero de la compañía.

En todo caso, Costolo se mantendrá en el consejo de dirección de la compañía. La de Dorsey será una ayuda pasajera, como ya hizo al comienzo de su andadura, hasta que fue relevado por Evan Williams, que a su vez antecedió en el cargo al actual CEO saliente. Costolo ha estado al frente de la compañía casi cinco años, marcando su periodo de estabilidad más largo y también rubricando su era más próspera. No obstante, en los últimos meses la presión sobre él se había hecho evidente, articulada principalmente por los grandes inversores del pajarito azul.

"No hay nadie mejor que Jack para liderar Twitter durante la transición. Tiene un conocimiento profundo del producto y de la misión de Twitter en el mundo", ha dicho Costolo a la prensa.

Cambios profundos

Pero ¿qué tipo de CEO espera el mercado? “Necesitan analizar bien los candidatos externos al puesto. Debe ser alguien que no sólo tenga credibilidad en el aspecto industrial, en la mensajería y la publicidad, sino que también sea creíble en la parte tecnológica, que es por donde Twitter ha flaqueado en el pasado”, explican a Business Insider desde Baird Equity. Otros, como el analista Brian Wieser de Pivotal Research, consideran que el gran problema de Twitter ha sido la brecha entre las expectativas creadas, sin base financiera, y el volumen de negocio que la red social puede crear con la actual infraestructura.

No sólo cambian las caras, ya que Twitter ha filtrado a The Verge que, también en julio, desaparecerá el límite de 140 caracteres para los mensajes directos. Se trataría de una variación sin mayor calado de no ser porque Twitter ha hecho de la concisión en los mensajes su piedra filosofal. Eliminando la restricción, la red social da un paso más en la dirección de sus competidores, en una senda que había iniciado permitiendo enviar URL y levantando el veto a escribir privados sólo a los usuarios que se siguen mutuamente.

¿Posible venta?

Con todo, numerosas fuentes indican a que la caída de Costolo podría haberse precipitado por un artículo. En él, Chris Sacca, un popular inversor con presencia en startups del nivel de Iber, Instagram, Kickstarter o la propia Twitter, realiza un extensísimo repaso de la situación de la compañía señalando cinco problemas: el parón del crecimiento de los usuarios, una barrera de entrada demasiado alta, la escasa conversión de la publicidad, la imposibilidad de convencer inversores y, sobre todo, la pérdida de confianza de Wall Street en la junta presidida por Costolo.

Google se presenta como comprador ideal para guiar a Twitter hacia un modelo de negocio sostenible

"Merece la pena señalar que Wall Street es el único sitio del mundo donde un negocio con 300 millones de usuarios diarios y otros 500 que lo utilizan mensualmente puede considerarse mediano o de uso poco común", relata Sacca. En un discurso posterior al anuncio, Costolo ha llegado a hablar de un escenario de venta de Twitter; ha indicado que la prioridad de la empresa es mantenerse independiente, pero que "estudiará detenidamente cualquier oferta", una idea en la que también abunda Sacca, que llega a soslayar en su texto que quizá fundirse con Google sea la vía más rápida para encontrar el modelo de negocio en los 140 caracteres.

Para el inversor, la clave no está en la fórmula de la monetización ni en pivotar el negocio, sino en atajar un problema endémico de Twitter: su barrera de entrada. "Cerca de mil millones de usuarios han probado el servicio y se han marchado. (...) No sorprenderá a nadie que diga que Twitter está hecho para power users. (...) Si el mejor contenido del mundo está dentro de la red social, incluyendo noticias sobre cualquier ámbito y aportaciones interesantes y cómicas... ¿por qué muchos reniegan? Porque para muchos encontrar estas joyas es complicado, porque no funciona como nuestro cerebro, que prefiere la señal al ruido", concluye el experto.

El redactor recomienda