la tecnológica llega al sector de las 'smart cities'

Google promete ser el alcalde perfecto gracias al proyecto Sidewalk Labs

La firma californiana acaba de presentar Sidewalk Labs, un llamativo proyecto que promete convertir en las ciudades mucho más cómodas y habitables. Y todo gestionado por algoritmos, claro está

Foto: Google promete ser el alcalde perfecto gracias al proyecto Sidewalk Labs

¿Qué es una ciudad sino una acumulación de datos y variables? ¿Y qué es un alcalde sino un gestor óptimo de los mismos? Puede pensar que se trata de una deshumanizada versión del gobierno de su ciudad, pero lo cierto es que los ayuntamientos son constituidos para gestionar de forma óptima los recursos recaudados del contribuyente, de forma que éste, en última instancia, tenga una calidad de vida mejor.

Esta lectura a trazos gruesos de lo que constituye el gobierno de una ciudad o país podría resultar llamativa en un periodo electoral, donde los políticos lo dan todo por mostrar su cara más humana, pero la realidad es que al ciudadano lo que le debería preocupar en definitiva es la gestión de sus limitados recursos. Y en esto, cómo no, también tiene mucho que decir el manido big data, o eso es al menos lo que piensa Google. La firma californiana acaba de presentar Sidewalk Labs, un llamativo proyecto que promete convertir en las ciudades mucho más cómodas y habitables. Y todo gestionado por algoritmos, claro está.

No se trata de un experimento aislado consecuencia de las horas extra que echan los de Mountain View al cabo de la semana: Google ha constituido una compañía al efecto, y el mismísimo Larry Page en persona ha hecho los honores presentando Sidewalk como un proyecto que cuenta con su evidente vinculación personal. Y pese a que el propio Page ha destacado que la inversión en el proyecto ha sido “muy modesta”, lo cierto es que el CEO no ha dudado en destacar que se trata de una apuesta a largo plazo y para la que se ha fichado a todo un primer espada en la materia: Dan Doctoroff.

Lo que le debería preocupar al ciudadano es la gestión de sus limitados recursos. Y en esto, cómo no, también tiene mucho que decir el manido 'big data'

El que fuera teniente de alcalde de Nueva York bajo el mandato de Bloomberg, será ahora la cabeza visible de esta aventura, un detalle de peso con el que Google quiere dejar claro que su nuevo proyecto no es sólo la suma de muchos datos. El matiz es importante puesto que la entrada de las tecnológicas en la gestión de las ciudades no es nueva: IBM, por ejemplo, lleva ya tiempo proporcionando sus servicios a los municipios a través de su Smarter Cities, pero los planes de Page van bastante más lejos.

Precio de las vivienda, transporte, energía…

Google quiere de alguna manera socializar la toma de decisiones, pero no mediante sufragios o con una escucha activa, sino tomando como primera referencia al ciudadano que será la fuente de los datos en tiempo real. Esto lo explica sin pelos en la lengua el propio Doctoroff, quien en una entrevista al New York Times quiere alejarse de la estrategia planteada por gigantes como IBM o Cisco en materia municipal: “Han pretendido encontrar huecos para meterse en la infraestructura municipal”, explica, mientras que Sidewalks “creará plataformas tecnológicas a las que se pueda conectar el ciudadano”.

Aunque todavía no ha trascendido un sólo detalle sobre cómo pretenden llevar a cabo sus planes, todo parece indicar que el producto combinará la gestión masiva de los datos con la eficacia contrastada de los algoritmos de Google. La firma proporcionaría al mismo tiempo una plataforma tecnológica que permita conectar al ciudadano con la gestión municipal.

El propio Page nos adelanta algunos de los problemas que asfixian al contribuyente en las ciudades: tráfico, transporte público, gasto energético o precio de la vivienda, son algunos de los males endémicos en las ciudades que podrían comenzar a solucionarse (o al menos, disminuir su impacto) gracias a Sidewalk. En la propia nota de prensa de la recién creada compañía, nos dan una pista sobre cómo van a lograr mejorar la vida de los ciudadanos: aprovechando la información que ellos mismos proporcionarán en tiempo real al sistema. En realidad, Google pondrá en práctica lo que lleva ya años haciendo con gran éxito en el resto de sus productos: aprovechar la información que le entregamos voluntariamente para ofrecernos un producto de valor añadido y ganando con ello.

Para los californianos hace ya mucho tiempo que el producto somos nosotros, y por ello ofrece servicios sin coste alguno. Con Sidewalk sucedería lo mismo: el contribuyente alimentaría el big data en tiempo real con su smartphone, mientras que Google encontraría la solución óptima empleando sus algoritmos. Una vez más, privacidad a cambio de servicios. 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios