¿Problemas de batería? El futuro de los 'smartphones' pasa por la carga rápida
  1. Tecnología
los fabricantes apuestan por esta tecnología

¿Problemas de batería? El futuro de los 'smartphones' pasa por la carga rápida

Los fabricantes de teléfonos móviles tienen un problema con la batería, ya que no dura mucho tiempo. Los nuevos sistemas de carga rápida compensan el difícil equilibrio entre formato y rendimiento

Foto:

Sí, es angustioso. Ver que el móvil agoniza mostrando un 20% de batería restante a media tardepreocupa a cualquiera, y son realmente pocos los terminales que sobrevivan a un par de jornadas sin pasar por el enchufe. De hecho, son los smartphones de mayor tamañoconuna batería de mayores dimensiones los que logran atravesar el Rubicón del día sin necesidad de carga.

Los fabricantes conocen bien las limitaciones de la batería, pero están atrapados en la disyuntiva deapostar por un terminal ligero y compacto y con batería justa, o lo contrario. Samsung nos reconoció que se había dado prioridad al diseño frente a la batería en el desarrollo del S6, su buque insignia. Siendo esto así, ¿qué opciones tiene el usuario?

Por fortuna, en el pecado está la penitencia, y algunos modelos de móviles de última generación llegan equipados con sistemas de carga ultrarrápida que compensa lo escaso de las baterías. ¿Cómo de rápidas? Con apenas media hora, la batería se carga a la mitad, como sostienen los coreanos.

En este juego del escondite, los fabricantes intentan esquivar las penurias de la batería también mediante el software que gestiona los equipos. Así, el Galaxy S6 cuenta con un modo Ultra Ahorro que lo convierte en un terminal casi vintage en su aspecto, pero que estira una agónica batería al 10% durante 5 largas horas.

Los sistemas de carga rápida compensan, de esta manera, el difícil equilibrio entre formato y rendimiento: en el aeropuerto, despacho o cualquier lugar en el que haya un enchufe a mano, se puede aprovechar la espera para estirar la batería notablemente. Si quieren referencias rápidas, en una hora aproximadamente se cargaría por completo el smartphone, aunque si disponemos de apenas diez minutos también serviría para estirar el tiempo de uso lo suficiente como para terminar la jornada.

Eso sí, el precio a pagar es convertirse en un oportunista en busca de un enchufe siempre que se pueda.

Cargadores ultrarrápidos (también en el coche)

Aunque hemos mencionado antes al gigante coreano, en realidad fue Qualcomm quien presentó su primera versión de la carga rápida a comienzos de 2013, pero el rendimiento se ha optimizado notablemente en la versión 2.0. ¿En qué consiste básicamente esta función? En que la batería del smartphone o tablet recibe más potencia de carga que los cargadores tradicionales, y por este motivo los tiempos de recarga disminuyen drásticamente.

Esta sería la explicación más breve, pero lo cierto es que hay todoun nuevo trajeen lo que toca a los componentes internos. Los sistemas de carga rápida son gestionados de forma muy inteligente por los dispositivos, de manera que la carga es muy rápida al principio, pero la velocidad va disminuyendo a medida que se va llenando la batería. ¿Hay diferencias entre el sistema de Samsung y el de los estadounidenses? A priori, técnicamente, no, e incluso se sospecha que detrás del sistema de los coreanos (estrenado con los S6), hay una causa económica de peso: dejar de pagar los cuantiosos royalties a Qualcomm por la venta de cada terminal.

La carga rápida se ha convertido en una solución que algunos consideran como un parche hasta que se desarrollen baterías más eficientes

Son muchos los smartphones que soportan este sofisticado sistema de cargay el fabricante de procesadores detalla en su web los modelos compatibles, únicamente en la plataforma Android (Apple todavía no ha movido ficha en este terreno). La mala noticia es que para disfrutar del Quick Charge será necesario adquirir un cargador nuevo (si el móvil no viene con él incorporado) que ofrezca mayor potencia, pero la buena es que cualquier marca le servirá.

Esta carga ultrarrápida, por otro lado, puede disfrutarse también en un lugar en el que por desgracia pasamos demasiado tiempo: el coche. Sí, son varias las opciones disponibles en el mercado que llenarán la batería de nuestro móvil en tiempo récord mientras conducimos. La carga rápida se ha convertido en una solución que algunos consideran como un parche hasta que se desarrollen baterías más eficientes, pero desde luego que terminan con el problema que no acabar el día con el móvil encendido.

Smartphones Samsung
El redactor recomienda