mediante un código de tres colores

Una 'app' española se convierte en el Foursquare de los discapacitados

Is Accessible utiliza la geolocalización para encontrar sitios cercanos de interés y valorar su accesibilidad. El objetivo es informar a aquellos usuarios que más lo necesitan

Foto: Una 'app' española se convierte en el Foursquare de los discapacitados

Internet y los smartphones nos han facilitado la búsqueda de un sitio para cenar el sábado por la noche o del cine más cercano. Sitios como Foursquare, Yelp o el mismo Google sirven para encontrar aquel lugar que mejor se adapte a nuestras necesidades. Pero estas aplicaciones no tienen en cuenta factores en apariencia tan irrelevantes como un escalón. Por eso nace Is Accessible (IA), una app que, además de descubrir nuevos restaurantes y bares, valora su accesibilidad y adaptabilidad para los minusválidos.

“En el momento en el que todos los sitios estén adaptados para discapacitados esta aplicación ya no será necesaria, pero lo cierto es que ese día todavía está muy lejos”. Así lo asegura uno de los creadores de IA, Hugo Rodríguez de Miguel, al que un accidente de coche obligó a utilizar una silla de ruedas. Durante un viaje de avión a Tanzania, su hermana se dio cuenta de algo a lo que él ya estaba acostumbrado: las dificultades omnipresentes. Así nació la idea de un sistema donde la gente pudiera compartir este tipo de información.

A grandes rasgos se trata de un Foursquare en el que, además, el usuario puede saber qué lugares cercanos son accesibles. La app funciona como un semáforo: un código de tres colores indica de forma rápida y visual el nivel de accesibilidad de cada espacio. Llevar a cabo la valoración es sencillo, gracias a una serie de botones, con el objetivo de que cualquiera (sea discapacitado o no) pueda colaborar. De hecho, Rodríguez de Miguel asegura que sus amigos y familiares también la tienen instalada.

En este semáforo, los lugares verdes son accesibles y adaptados. No sólo no presenta barreras arquitectónicas como escaleras, sino que además tienen adaptación para discapacitados. Las naranjas presentan alguna dificultad salvable. “Por ejemplo un escalón en el que te puede ayudar alguien o un baño a nivel de planta pero no modificado”, aclara Rodríguez de Miguel.

Por último, los sitios rojos presentan dificultades mayores e insalvables. Tal y como explica Rodríguez de Miguel: “No vas a poder ir al baño y además necesitarás más de una persona para subir las escaleras”.

En cierto modo la aplicación premia a los establecimientos mejor preparados, en el sentido de que los usuarios los preferirán frente a otros. “Desde mi posición es muy importante saber dónde hay un baño cercano accesible y así no es necesario entrar a todos los bares preguntando”, explica Rodríguez de Miguel.

Un código de tres colores evalúa cada lugar según su nivel de accesibilidad para que el usuario pueda escoger y prepararse de antemano

Is Accessible no sólo utiliza la geolocalización para encontrar los sitios próximos, también permite efectuar una búsqueda por nombre. De esta forma los usuarios pueden saber qué se van a encontrar e ir preparados: “Muchas veces no eliges dónde vas, pero por lo menos sabes a lo que te enfrentas para adaptarte a las circunstancias”, explica Rodríguez de Miguel. “Y si el baño no está preparado, hay que hacerse a la idea de beber menos cervecita”, bromea.

Rodríguez de Miguel explica que la app está diseñada con un componente lúdico comparable al de Foursquare para evitar que sea "demasiado gris". De esta forma, los usuarios pueden escribir sus propias valoraciones no sólo para completar la información sobre la accesibilidad, sino también para escribir lo que más les ha gustado y compartir fotografías. “La gente va a los sitios a divertirse, y si te ha llamado la atención la hamburguesa también está bien que lo pongas”.

Por este motivo IA también tiene un apartado de “inspiración”, en el que los usuarios reciben periódicamente recomendaciones. Lugares, en palabras de Rodríguez de Miguel, “accesibles pero también apetecibles”.

Más de 250 usuarios

La aplicación, según explican sus creadores, se nutre de la base de datos genérica que cede Foursquare. El objetivo es valorar todo tipo de locales públicos, desde teatros y restaurantes a cines y colegios. De momento está disponible para dispositivos iOS, aunque pronto se lanzará la versión para Android e, incluso, la adaptación para el Apple Watch.

A pesar de su juventud la plataforma ya cuenta con 250 usuarios registrados y, según su cofundador, ya existe un gran número de lugares valorados, especialmente en Madrid. El siguiente paso es aumentar su visibilidad, encontrar nuevos colaboradores e incluso fuentes de financiación.

La aventura de Is Accessible ha comenzado con sólo tres personas pero tiene ganas de crecer. “Queremos llegar a la mayor parte de gente posible para que quienes la necesiten la puedan usar”, asegura el cofundador. Cualquiera puede bajarse la app como un ejercicio: al valorar la accesibilidad de los lugares no sólo se ayuda a los demás, sino que sirve para ver el mundo con otros ojos para comprender el abismo que puede suponer un simple escalón.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios