una fuente más clara para el Apple Watch

El último gran objeto de deseo de Apple es... ¡una tipografía!

San Francisco es el nombre de una tipografía diseñada específicamente para el Apple Watch, pero todo parece indicar que su recorrido va a ser mayor, llegando a los demás dispositivos de la marca

Foto: El último gran objeto de deseo de Apple es... ¡una tipografía!

“Nos pasamos meses trabajando en una parte de un producto que casi nadie llegaría a ver jamás”, Jony Ive protestaba con una sonrisa recordando las interminables horas de trabajo con un impaciente Steve Jobs a sus espaldas, y es que hasta las entrañas del transformador del MacBook tenían que ser simplemente perfectas. La obsesión de Apple por los detalles pervive fallecido su fundador, y de alguna manera, esta cultura de lo perfecto se ha contagiado a sus correligionarios.

La última muestra de esta filosofía la encontramos en un tipo de letra, en cuya creación la compañía ha invertido meses de trabajo. San Francisco es el nombre de una tipografía diseñada específicamente para el Apple Watch, pero todo parece indicar que su recorrido va a ser mucho mayor. Y como no podía ser de otra manera, esta fuente se ha convertido ya en un cotizado objeto de deseo en la red, pese a estar protegida por las férreas licencias de uso de la casa.

¿Es realmente importante un tipo de letra como para invertir tiempo y recursos en su desarrollo? Cualquier otro fabricante hubiera optado por escoger alguna de las múltiples fuentes del catálogo, que las hay para todos los gustos, pero para la firma californiana un tipo de letra es un asunto muy serio que afecta no exclusivamente a cuestiones estéticas.

Comparación de la tipografía San Francisco (izda.) y la Helvetica Neue (dcha.), que hasta ahora empleaba Apple en sus dispositivos.
Comparación de la tipografía San Francisco (izda.) y la Helvetica Neue (dcha.), que hasta ahora empleaba Apple en sus dispositivos.

El Apple Watch ha supuesto un auténtico desafío para los ingenieros de la casa en lo que respecta a la interacción con el usuario. ¿Cómo lograr que fuera fácil de utilizar y que en una pantalla tan pequeña el contenido fuera legible? No se podía dejar nada al azar y la fuente diseñada al efecto fue la escogida. En realidad, esta es la segunda versión de San Francisco, puesto que la primera fue creada para dar vida a los primeros Mac. 

Esta versión rediseñada de la fuente cumple con la claridad y limpieza de líneas que busca el fabricante, y por descontado, es un aspecto que se ha tomado muy en serio creando lo que ellos llaman las “guías maestras de la interfaz humana”.

La compleja psicología que esconde el tipo de letra

Si alguien piensa que la elección del tipo de letra no tiene mayor trascendencia, craso error. La tipografía tiene un impacto directo en nuestra psique, y no tanto por la legibilidad o no de un texto (como en el caso de las evidentes restricciones de pantalla en un reloj), sino por los valores que trasmite. La elección de la fuente puede ser determinante, por poner un ejemplo, a la hora de acceder un puesto de trabajo: en este sentido, optar por Times New Roman en un currículo puede resultar un insulto, tal y como ha explicado un grupo de expertos en esta materia a Bloomberg. Y qué decir de la odiada ComicSans

Cada curva en un carácter lleva implícita un mensaje que nuestro cerebro no decodifica de forma consciente, pero nuestro subconsciente lo entiende a la primera: así, los trazos rectos y simples transmiten transparencia y honestidad, mientras que los caracteres curvado se arriman peligrosamente a lo personal, y por descontado, a un estilo más informal. 

Esta fuente, cuenta con la ventaja adicional de lograr que sea fácilmente legible incluso cuando los caracteres están muy juntos

Por todo ello la llegada de San Francisco 2.0 tiene mucha más importancia de la que inicialmente podríamos pensar, hasta el punto que los rumores sugieren que Apple podría jubilar la Helvética Neue, presente en sus sistemas desde 2013 en iOS 7 y 2014 en OS X, por la mencionada fuente. Un intento además por avanzar en la convergencia de plataformas.

San Francisco ofrece al usuario lo que la marca de Cupertino califica como “claridad y legibilidad” y de hecho, la firma apenas deja margen a los desarrolladores en su aplicación. Esta fuente, además de estos dos elementos, transmite la limpieza de trazos que ya mostraba su predecesora, pero con la ventaja adicional de lograr que sea fácilmente legible incluso cuando los caracteres están muy juntos.

A la espera del inminente Worldwide Developers Conference, el tipo de letra se ha convertido ya en el mantra de la firma de la manzana, y los más observadores se han fijado en que ha llegado incluso al teclado del nuevo MacBook. Y la fiebre ha llegado a una red en la que uno encuentra de todo, hasta un link de descarga para los más impacientes.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios