Es noticia
Menú
Los gusanos carnívoros en forma de pene se arrastraban con los dientes
  1. Tecnología
vivieron hace 500 millones de años

Los gusanos carnívoros en forma de pene se arrastraban con los dientes

Un estudio sobre el género extinto de priapúlidos 'Ottoia' desvela cómo se trasladaba este feroz animal, y permitirá identificar otros animales cámbricos todavía desconocidos

Foto:

Unos extraños gusanos con forma fálicaeran capaces de poner la boca al revés para arrastrarse a lo largo de sus dientes, según un reciente estudio. Se trataOttoia,un género extinto de priapúlidos –nombre científico del gusano con forma de pene adquirido de Príapo, dios griego de la fertilidad– que vivió hace 500 millones de años.

Estos gusanos-pene, como comúnmente se les conoce –penis wormsen su denominación en inglés–, eran seres carnívoros que se enterraban bajo tierra para capturar a suspresas. Pero la dentadura que les servía para apresar sus fuentes de alimento no sólo servía para cazar. Los dientes de estos seres vivos también servían para desplazarse,a modo de crampones naturales con los que hacer fuerza y arrastrarse. Así lo ha descubiertoun equipo de científicos, al comprobar que los dientes de los priapúlidos estaban rodeados de pelos y espinas.

Al reconstruir su dentadura se ha podido obtener más información útil de esos fósiles. “Nuestro estudio ha permitido recopilar un manual del dentistaque posibilitará a los paleontólogos reconocer algunos de los dientes que se encuentran en el registro fósil”, afirma el director de la investigación que ha sido publicada este miércoles en la revista Paleontology, Martin Smith. Gracias al nuevo trabajo del mencionado doctor de la Universidad de Cambridge, los científicos han podido identificar dientes fósiles de un número de especies de este tipo de gusanos desconocidas hasta ahora.

Los miembros del equipo que ha realizado el estudio han utilizado microscopios electrónicos para examinar la estructura dental interna de estas criaturas, que emergieron durante la etapa cámbrica. Este periodo supuso una importante época para la evolución, puesto que fue en ella cuando se desarrollaron por primera vez algunos de los principales grupos de seres vivos. Hasta entonces, la mayoría de los animales eran de cuerpo blando –como, por ejemplo, esponjas o gusanos–.

Puesto que los dientes son la parte más resistente de estas criaturas, es fácil encontrar fósiles dentales desprendidos del cuerpo blandoal que pertenecieron. De hecho, hasta ahora muchos de estos dientes se confundían con esporas de algas marinas. El nuevo descubrimiento ha permitido que estos errores a la hora de catalogar los hallazgos se subsane, puesto que existe una base con la que compararlos. “Ahora que entendemos la estructura de estos diminutos fósiles –a veces de tan sólo un milímetro– estamos mucho mejor preparados para dar respuesta a una amplia gama de fósiles enigmáticos”, ha afirmado Smith.

Unos extraños gusanos con forma fálicaeran capaces de poner la boca al revés para arrastrarse a lo largo de sus dientes, según un reciente estudio. Se trataOttoia,un género extinto de priapúlidos –nombre científico del gusano con forma de pene adquirido de Príapo, dios griego de la fertilidad– que vivió hace 500 millones de años.

Biología
El redactor recomienda