CREEN QUE SE LE QUIERE EQUIPARAR AL TABACO

El cigarro electrónico teme que el Gobierno mate su recuperación

El sector sospecha que Sanidad está maniobrando por su cuenta para igualar legalmente al cigarro electrónico con el tabaco, lo que cercenaría cualquier conato de recuperación

Foto: El cigarro electrónico teme que el Gobierno mate su recuperación
Autor
Tiempo de lectura2 min

La patronal del cigarro electrónico teme, como aquel infraser televisivo, que el Gobierno le ponga la pierna encima para que no levante cabeza. Después del boom llegó el consecuente burst del cigarro electrónico, que tocó fondo en diciembre de 2014 con 35.000 usuarios y apenas 140 tiendas en todo el país. Seis meses más tarde, ANCE (Asociación Nacional del Cigarro Electrónico) sostiene que el dispositivo está repuntando hasta los 50.000 vapeadores diarios, 200 tiendas y cerca de 1.100 personas empleadas por todo el país.

Ahora que las aguas bajan tranquilas se teme por la regulación. El diario El País sostiene que el Gobierno, a través del ministerio de Sanidad, tiene la intención de equiparar el cigarro electrónico con el tabaco, encerrándolo en uno de los marcos regulatorios más duros que dispone el código legal. Esto significaría, a botepronto, que el producto no podría publicitarse, emplearse en lugares cerrados y, lo que es peor, se presentaría ante la sociedad como un producto nocivo a evitar.

Para la ANCE esto sería el final del cigarro electrónico en España. "Llegaría en el peor momento, cuando empezamos a recuperarnos", explica un miembro del lobby en Bruselas a Teknautas. "No comprendemos por qué España quiere ir más allá de la OMS y de la propia Unión Europea a la hora de imponer restricciones. Ningún miembro comunitario equipara el tabaco y el vapeo, sólo Malta".

Sólo Malta equipara el tabaco y el cigarro electrónico en la Unión Europea

Sanidad no confirma ni desmiente esta versión, aunque desde la ANCE la dan por buena. Los contactos con el área de Salud Pública de Sanidad se interrumpieron hace dos semanas, justo cuando ha comenzado el runrrún. De ser ciertos los rumores, el Gobierno tendría la intención de colar la reforma a modo de enmienda en la ley de Segunda Oportunidad.

Así las cosas, el sector del cigarro electrónico está dispuesto a realizar múltiples concesiones con tal de alcanzar un acuerdo, casi a la desesperada: "Estamos de acuerdo en que no se vapee donde haya menores, que se prohíban los sabores que llaman la atención a los más pequeños... entendemos que se debe proteger al máximo el espacio de los menores, e incluso renunciamos a la publicidad, que ya autorregulamos hace un tiempo... queremos que se regule el producto en una nueva categoría, no como tabaco", indican desde Bruselas.

Al fondo, como siempre, subyace el problema de la ausencia de literatura científica. En agosto la OMS encontró productos cancerígenos en algunas de sus marcas, si bien se limitó a proponer una serie de medidas paliativas a la espera de un estudio con mayor recorrido temporal que explique, de una vez por todas, hasta qué punto el nuevo dispositivo es perjudicial para la salud.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios