bromeaba con 'hackear' el vuelo

Impiden subir al avión a un experto en ciberseguridad por culpa de un tuit

Chris Roberts se disponía a subir a una nave de United Airlines para ir a un congreso de seguridad informática cuando le informaron que no sería posible, mientras el FBI le requisaba sus aparatos

Foto: Impiden subir al avión a un experto en ciberseguridad por culpa de un tuit
Autor
Tiempo de lectura2 min

La gente tiende a pensar que los comentarios escritos en las redes sociales no tienen repercusiones, especialmente cuando se trata de bromas evidentes. Craso error, y si no que se lo pregunten a Chris Roberts, un experto en seguridad informática al que no le permitieron volar debido a sus tuits, en los que amenazaba con hackear los sistemas del avión.

Este investigador se dirigía a un congreso en San Francisco (EEUU), pero United Airlines le informó de que no podría tomar su vuelo. "Le dijeron a Roberts que recibiría una carta en la que la aerolínea le explicaría los motivos", aseguran sus abogados en la web Electronic Frontier Foundation.

"Roberts declaró en público haber manipulado los sistemas del avión", aclara el portavoz de United Airlines, Rahsaan Johnson. Efectivamente, el hacker había bromeado por tuiter con los mensajes EICAS, en referencia al sistema de comunicación que utiliza la tripulación de la nave.

 

 

Por estos motivos, la aerolínea se puso en contacto con Roberts horas antes del despegue para mantener una conversación con él. Durante la misma el FBI le requisó todo su equipo informático, que incluía un iPad, un MacBook Pro y varios discos duros y tarjetas de memoria, aunque pudo conservar su iPhone. Todos sus dispositivos se encontraban encriptados, y todavía no ha recuperado ninguno de ellos, según aclara Forbes.

Roberts pudo, al final, coger un vuelo de otra compañía para llegar a tiempo a su conferencia. Esta, irónicamente, versaba sobre las vulnerabilidades de los sistemas de transporte. También resulta curioso que, el mismo día en el que el investigador viajaba, el Gobierno de los EEUU alertó sobre la posibilidad de que los hackers pudieran penetrar en los sistemas de vuelo a través del wifi.

Más tarde, el experto volvió a utilizar Twitter para compartir la moraleja de la historia: "La lección de esta tarde, no mencionéis aviones... los Federales están escuchando", concluía. A pesar de todo, la broma podría haberle costado más caro de haber vivido en Reino Unido: en 2010, Paul Chambers fue juzgado por tuitear que iba a volar el avión, aunque el tribunal aceptó que sólo era una broma de mal gusto.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios