hipatia, dian fossey, giordano bruno...

Mártires de la ciencia que fueron asesinados por sus ideas

La cárcel, el exilio, la exclusión social e incluso la muerte ha sido el destino de muchos pensadores a lo largo de la historia, cuyo único crimen fue el de pensar distinto a la mayoría

Foto: Dian Fossey fue asesinada en Ruanda en 1985
Dian Fossey fue asesinada en Ruanda en 1985

La lista de mártires de la ciencia es larga. La cárcel, el exilio, la exclusión social e incluso la muerte han sido los destinos de muchos pensadores a lo largo de la historia de la humanidad, cuyo único crimen fue el de pensar distinto a la mayoría (en ocasiones por motivos religiosos). Una característica básica de cualquier científico e innovador que se precie.

Curiosamente, en muchos casos los asesinatos y las ejecuciones tuvieron su origen en motivos políticos o por las convicciones religiosas de los afectados. Sus teorías científicas fueron una simple excusa para provocar la caída de personajes que resultaban una molestia por sus ideas. Estas siete mentes, algunas famosas y otras casi desconocidas, merecen por ello ser recordadas.

Hipatia (355 o 370- 415-416)

En una época en la que las mujeres se dedicaban a otros menesteres, Hipatia de Alejandría fue educada por su padre en materias como filosofía, astronomía y matemática. Por este motivo se la considera la primera mujer científica de la historia aunque, por desgracia, su trabajo no se ha conservado, y su importancia sólo se puede deducir por los textos de sus discípulos. Gracias a ellos sabemos que construyó un planisferio, un destilador y un hidrómetro.

Las circunstancias que rodean su muerte son poco claras, y se desconoce hasta qué punto sus teorías científicas y filosóficas y su influencia política contribuyeron. Sí se sabe que una turba de cristianos fundamentalistas la asesinó a golpes hasta descuartizarla, probablemente empujados por el obispo Cirilo, quizá por su intolerancia ante el paganismo que ostentaba Hipatia, o como advertencia a sus rivales.

Miguel Servet (1509-1553)

Astronomía, meteorología, física, matemáticas, anatomía, medicina… Muchas fueron las ciencias que este científico aragonés cultivó. La aportación más importante de Servet se encuentra en sus trabajos sobre la circulación pulmonar.

Pero no fueron sus ideas científicas las que le pusieron en el punto de mira de católicos y protestantes, sino por sus opiniones religiosas. En el mismo libro en el que se describe la circulación pulmonar, Servet da opiniones tan revolucionarias como que el bautismo no debe hacerse a los niños, sino que debe ser un acto consciente por parte de los adultos.

Estas opiniones le obligaron a huir, pero en Ginebra fue detenido (quizá denunciado por el mismo Calvino). En el posterior juicio fue condenado a morir en la hoguera por las iglesias suizas. Su muerte no fue en vano, pues muchos la consideran como el inicio del debate sobre el reconocimiento de la libertad de pensamiento y expresión. Tal vez quienes pensaban distinto no merecían, después de todo, arder.

Giordano Bruno (1548-1600)

Un matemático y astrólogo (además de filósofo y poeta) famoso por sus teorías cosmológicas. Bruno propuso que las estrellas no eran más que soles lejanos (y que nuestro Sol no era más que otro astro) que también tenían sus propios planetas, que a su vez podrían albergar vida. También aseguraba que el universo era infinito, sin centro alguno.

Sin embargo, y como le sucedió a Servet, no fueron sus ideas científicas las que le costaron arder en la hoguera. Bruno defendía que Cristo no era Dios sino un mago, y que esos múltiples planetas podrían tener, cada uno, su propio Dios. Esto fue demasiado para la Iglesia Católica, que le declaró hereje y condenó a morir en la hoguera a Bruno. Sus palabras al recibir la sentencia son bien conocidas: "Tembláis más vosotros al anunciar esta sentencia que yo al recibirla".

Lucilio Vanini (1585-1619)

Un pensador italiano que defendía que el universo se rige por leyes naturales y que los seres humanos evolucionaron de los monos. Fue, así, uno de los muchos antecesores a Darwin al afirmar que unos animales podían “transformarse” en otros.

La filosofía de Vanini es algo confusa, y no está claro si era verdaderamente ateo, pero lo cierto es que negaba la creación y la inmortalidad del alma, y limitaba a Dios a una especie de fuerza conductora. Esto le valió la condena por blasfemia: se le cortó la lengua, fue estrangulado y finalmente quemado.

Daniel McFarlan Moore (1869-1936)

Su lámpara de Moore fue la primera bombilla comercial basada en gas en vez de incandescencia, por lo que se considera predecesora de las luces fluorescentes y de neón actuales.

Este ingeniero eléctrico e inventor fue asesinado por un compañero de profesión en paro. Este acababa de solicitar una patente, y se volvió loco al descubrir que Moore ya poseía los derechos intelectuales de dicho invento.

Ernest Gibbins (1900-1942)

Uno de los nombres menos conocidos de esta lista, pero que igualmente merece reconocimiento. Este entomólogo británico se dedicó a estudiar insectos relacionados con enfermedades tropicales en Uganda, y descubrió 26 especies nuevas.

Gibbins sólo pretendía ayudar a la humanidad con su investigación, pero murió lanceado por varios hombres de la tribu Ugandesa Lugbara. El biólogo había tomado muestras de sangre humana para estudiar la tripanosomiasis y la fiebre amarilla, pero estos interpretaron que quería usarla para brujería.

Dian Fossey (1932-1985)

Zoóloga estadounidense que dedicó y entregó su vida a la conservación de los gorilas de montaña de Ruanda y Congo. En los años 80, la población de estos animales se encontraba en mínimos, rozando la extinción por culpa de los cazadores furtivos. Fossey combatió duramente estas actividades, lo que le granjeó numerosos enemigos.

Fue encontrada en su cabaña, asesinada a machetazos por (presuntamente) un jefe de cazadores furtivos. Gracias a su trabajo se ha logrado triplicar la población de gorilas de montaña, que ha pasado de los 250 en los días de Fossey a los casi 800 de la actualidad.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios