funda con dinamo incluida

CrankCase: carga tu 'smartphone' dándole a la manivela

Las baterías externas se han popularizado, pero dependen en última instancia de un enchufe. Este 'gadget' asegura la energía suficiente para una llamada de emergencia con la fuerza de nuestro brazo

Foto: CrankCase: carga tu 'smartphone' dándole a la manivela

Una de las peores cosas que le podían pasar a un marinero del siglo XV en mitad del océano era quedarse sin agua. Siglos después, el mayor temor del hombre moderno es quedarse sin batería en medio del mar de asfalto de la ciudad. De este miedo han surgido numerosas soluciones comerciales: desde baterías externas a fundas de smartphone que cargan el teléfono. La última idea al respecto es CrankCase, un gadget que elimina la dependencia eléctrica utilizando energía mecánica de tracción animal. Dicho de otra forma: nos invita a cargar el móvil dándole a la manivela.

El funcionamiento es sencillo: la manivela está conectada a una dinamo, que aprovecha la conexión USB del dispositivo para cargarlo. El producto ha sido presentado en una campaña de crowdfunding de Indiegogo donde, en un par de días, ha recaudado más de un 65% de los 50.000 dólares requeridos. Todo indica que lograrán su objetivo para hacer realidad CrankCase, cuyo precio comienza en 26 euros para los que lo adquieran ya, más 11 euros de gastos de envío internacionales. Eso sí, para los más tardones el precio puede elevarse por encima de los 60 euros.

Lógicamente, el producto debe entenderse más como un salvavidas de urgencia que como una batería externa capaz de cargar del todo nuestro smartphone. El objetivo no es darle a la manivela todo el rato, sino lograr en unos pocos segundos la energía necesaria para hacer esa llamada tan necesaria, o enviar ese WhatsApp de emergencia.

Según los creadores, 100 segundos bastan para una llamada de 5 minutos, mientras que para una de un cuarto de hora será necesario cansar el brazo durante 5 minutos. En standbye, por el contrario, la duración sería de una hora en el primer caso, y de unas tres en el segundo. Un Pebble sale mejor parado, pues con 100 segundos de carga aguanta 5 horas en standbye. Por el contrario, una tableta apenas aguanta 30 minutos en reposo (y unos pocos minutos de uso).

La potencia de la carga, como no podía ser de otra forma, es baja. CrankCase no busca sustituir a las baterías externas, que cumplen muy bien su función, sino conseguir hacer esa llamada de urgencia en cualquier contexto, aunque nos encontremos a 200 kilómetros del enchufe más cercano. No en vano los desarrolladores aseguran que su producto podría incluso “ayudar a salvar vidas”. Por eso puede que su uso en ciudades también sea útil, pero es en medio de la montaña donde más partido se le pueda sacar.

Existen dos modelos, CrankCase y CrankBox. El primero es una funda en toda regla, por lo que no hay que preocuparse por llevar encima el gadget. Sin embargo, sólo es compatible con iPhone (modelos 5, 5S y 6) y, como todas las fundas-batería, resulta aparatosa. La manivela, eso sí, puede utilizarse como brazo para apoyar el teléfono mientras reproducimos vídeo o hablamos por Skype. Además, CrankCase puede conectarse a otros dispositivos (además de aquel que protege de caídas) con facilidad.

CrankBox, por el contario, funciona más como una batería externa. Se lleva aparte y sólo hay que conectarla cuando sea necesario. Es compatible con cualquier tipo de dispositivo o móvil: desde smartphones de Android a tablets y smartwatches. Es decir: sirve para cualquier aparato que se cargue mediante USB. También es más barata y, aunque sea necesario llevarla en nuestra mochila, resultará idónea para aquellos usuarios que odien las fundas molestas que otorgan un sobrepeso a nuestro terminal.

Una carga de 100 segundos es suficiente como para hacer una llamada de cinco minutos

De momento los únicos modelos disponibles están en color negro, pero sus creadores prometen nuevos colores, así como fundas adaptadas para otros terminales y marcas en el futuro.

Las linternas de manivela no son, ni mucho menos, una tecnología puntera. Su independencia de las pilas las convierten en una gran opción y son fáciles de ver en cualquier acampada. Sorprende por ello que nadie haya pensado antes en adaptar este sistema a los teléfonos. Es cierto que unos minutos de esfuerzo sólo dan pocos minutos de autonomía, pero en ocasiones un sólo WhatsApp puede marcar la diferencia.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios