¿SABES LO QUE ES UNA LISTA DE DIFUSIÓN?

Ocho trucos de WhatsApp que debes conocer

La aplicación de mensajería de Facebook vuelve a convertirse en el centro de atención tras la introducción de las llamadas VoIP. Te explicamos algunas de sus funciones menos conocidas

Foto: Ocho trucos de WhatsApp que debes conocer
Autor
Tiempo de lectura5 min

Quizá ninguna aplicación ha suscitado un interés tan grande como WhatsApp. La mitad de los usuarios de móvil, que a la sazón somos prácticamente todos, lo utilizan a diario, cruzándose en torno a 27.000 millones de mensajes diarios. Ayer volvió a ponerse bajo el foco de atención al empezar a activar las llamadas VoIP en España, una de las características más esperadas junto al popular doble check azul. No obstante, WhatsApp es una aplicación que ha ido ganando en profundidad con el paso del tiempo y dispone de una serie de trucos que no todos conocen.

¿En qué se diferencian los grupos de las listas de difusión?

Los grupos es una de las funcionalidades que más éxito ha tenido en WhatsApp, pese a que suelen ser más una molestia que una ventaja a largo plazo. Sin embargo, pocas personas usan las listas de difusión, una opción semejante en forma a los grupos pero con peculiaridades. Al crear una lista se pueden escoger también los participantes pero, a diferencia de los grupos, los miembros no saben que están en ella, ya que no se ven entre ellos.

Cuando respondan, si lo hacen, creerán que lo están haciendo a un mensaje privado normal. Sólo el emisor notará la diferencia, ya que esos mensajes vendrán acompañados de un pequeño icono en forma de altavoz. Es la opción perfecta cuando no se desea revelar el teléfono de unos contactos a otros o, simplemente, no quieres que sepan que estás enviando un mensaje masivo.

¿Puedo espiar los mensajes desde la barra de notificaciones?

Es uno de los secretos mejor guardados de la sociedad actual: recibes un mensaje y, en vez de abrirlo, lo espías desde la barra de notificaciones. Lo hacemos todos, pero existen dudas entre algunos usuarios. ¿Delata esto al lector? La respuesta es no. Es más, puedes entrar en la aplicación sin que se dispare el doble check azul, tan sólo hay que asegurarse de que no se minimizó con esa conversación abierta.

Recordemos el significado de los checks: uno quiere decir que el mensaje ha sido enviado; dos, que se encuentra en el móvil del recpetor, y dos en azul que el receptor ha abierto el mensaje, lo haya leído o no.

Cambia de número, pero no de WhatsApp

Imagina la situación: estás en un viaje de trabajo y te ves obligado a hacerte con una tarjeta SIM local para evitar un disgusto de roaming. ¿Te obliga el cambio de número a cambiarlo en WhatsApp? No. Sólo activa la tarjeta y reinstala WhatsApp. Cuando te pida el número, introduce el antiguo en lugar del nuevo. Acto seguido la aplicación te pedirá que registres el número de tu actual SIM, pero no es necesario hacerlo. Simplemente cierra esa ventana y espera a que importe tu lista de contactos.

Ahorra tiempo

Si te fijas, descubrirás que tienes contactos con los que hablas mucho más que con otros. Tu pareja, tus padres o tus mejores amigos. Cada vez que les esribes tienes que buscarles entre la lista de mensajes y pierdes un tiempo que podrías ahorrar. ¿Cómo? Creando un acceso directo a sus conversaciones, de modo similar a cómo lo hacemos en Windows.

Es muy sencillo: basta con pinchar sobre su conversación durante un segundo y saltará una ventana de opciones que ofrece crear un acceso directo. Ponle un nombre y, para la próxima vez, al pinchar en el icono irás directamente a la conversación.

Protege tu privacidad

Por su naturaleza, WhatsApp favorece en envío de información privada. Lamentablemente, el software propiedad de Facebook no ofrece la posibilidad de establecer contraseñas al contenido. Si lo que deseas es tener tus mensajes a salvo de ojos indiscretos, existen aplicaciones como ChatLock+ para Android que te servirán para proteger tus aplicaciones con un pin de cuatro cifras que funciona de modo independiente al del smartphone.

Envía lo que quieras

WhatsApp sólo permite enviar un determinado tipo de archivos siempre que pesen menos de 15 MB. ¿Quieres enviar un PDF con apuntes o un vídeo de más de dos minutos? No puedes por los métodos normales. Para ello hay aplicaciones como CloudSend o WaSend que eliminarán las restricciones de envío. El receptor tiene que asegurarse, eso sí, de que dispone del suficiente espacio en su móvil para almacenarlo.

No dejes que WhatsApp te llene el móvil

Y, hablando de espacio, terminamos con dos consejos para que la aplicación no te deje sin él. Las conversaciones, en especial las grupales, suelen desembocar en el envío masivo de imágenes que, veas o no, se almacenan en tu teléfono (con el consecuente disgusto mientras estás enseñándole a tu abuela las fotos del último viaje). Para evitar que las imágenes se descarguen solas, ve a Ajustes > Ajustes de chat > Descarga automática de archivos multimedia y deselecciona todas las opciones. De este modo, cuando recibas una imagen que te gusta, siempre podrás guardarla manualmente.

Si es demasiado tarde y te has quedado sin almacenamiento, conecta el móvil a un ordenador y navega por la tarjeta SD. En el directorio de raíz verás una carpeta llamada Android y, dentro, otra que se llama Media. Accede y borra todos los archivos que no necesites.

Un último consejo extra. Si has borrado un mensaje sin querer y necesitas recuperarlo, desinstala rápidamente la aplicación y vuelve a cargarla. Durante el proceso te dirá que dispone de un backup de los mensajes por si quieres restaurarlos. Si no ha pasado mucho tiempo y has tenido suerte, el mensaje volverá a aparecer en tu teléfono.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios