LEVANTA 42 MILLONES DE EUROS EN FINANCIACIÓN

Helpling saca el bazuca para someter al sector de la limpieza doméstica

La 'startup' alemana está realizando una expansión vertiginosa por toda Europa con el objeto de convertirse en la plataforma referente en la limpieza doméstica

Foto: Philip Huffmann y Benedikt Franke, cofundadores de Helpling
Philip Huffmann y Benedikt Franke, cofundadores de Helpling

El negocio de la limpieza doméstica, si se fijan, no ha variado un ápice en las últimas décadas. Seguimos funcionando con el boca a oreja, recomendando a los amigos las personas que limpian en nuestra casa, incluso heredándolas de nuestros padres, normalmente sin darles de alta en la Seguridad Social.

Numerosas startups están surgiendo en los últimos meses para cambiar este paradigma. De todas, sin duda Helpling es la más ambiciosa. Nacida en 2014 y con sede en Berlín, la compañía ya emplea a 300 trabajadores (sin contar los limpiadores eventuales) y tiene presencia en doce países, entre ellos España, aunque por el momento sólo está disponible en Madrid y Barcelona. 

Hoy Helpling recibe una ronda de financiación de 42 millones de euros, una cantidad que sus competidores ni se permiten soñar. De hecho, el resto de actores han conseguido levantar poco más de 30 millones. "Vamos a invertir este dinero en mejorar la app, porque nos consideramos, en esencia, una compañía tecnológica, y también llegar a todas las ciudades españolas", explica el cofundador Philip Huffman a Teknautas. La ronda corre a cargo de algunos de los ventures más populares de Europa, como Kite Ventures y Rocket Internet, además de inversores privados como el polaco Lukasz Gadowski.

En España no tienen competencia. Aunque se niegan a ofrecer cifras, desde Helpling sostienen que "sin duda" tienen mayor volumen de clientes que otros proyectos similares como Get Your Hero o Domesting. "Nuestro principal rival es el mercado negro, la contratación de limpiadores a través de anuncios en el periódico y por recomendación. Sólo nos preocupa eso, hay suficiente mercado para todos los competidores", dice Huffman.

Facilitando el papeleo

Los limpiadores de Helpling son trabajadores autónomos, aunque obtienen una serie de beneficios con respecto al modelo tradicional. La plataforma les proporciona flexibilidad, en tanto que pueden elegir qué trabajos aceptan, les cuadra los horarios e incluso les emite las facturas, que se canalizan a través de la propia empresa. Los alemanes se quedan con un 20% del importe, que varía entre 10 y 12 euros la hora, con dependencia de si se trata de un servicio regular o esporádico.

El cliente, por su parte, paga a través del móvil (evitando el consecuente engorro de bajar al cajero), obtiene un seguro por deterioro y/o robo, además de tener la posibilidad de escoger limpiador. "Los usuarios valoran el servicio de los limpiadores en nuestra plataforma; así, si has tenido una buena experiencia con uno, puedes repetir siempre que esté disponible. Nosotros también nos aseguramos de que nuestros profesionales sean competentes, además de examinar sus antecedentes penales; si los tienen, no pueden trabajar con nosotros", explica Manuel Arauco, responsable de Helpling España. Si desea contratar a uno, ha de saber que en estos momentos tardan en torno a 36 horas en llegar a su domicilio y que, por el momento, tiene usted que disponer de los productos de limpieza.

Con semejante capital de respaldo, no sería extraño que en los próximos meses empiecen a ver anuncios y promociones de Helpling hasta en la sopa. Desde luego, si sus competidores están guardando un as en la manga, es el momento de jugarlo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios