han firmado un acuerdo para introducirlo en el Mi4

Xiaomi y Windows 10 se alían para terminar con la hegemonía de Android

Microsoft busca impulsar su plataforma en móviles y Xiaomi diferenciarse de otros fabricantes asiáticos. Una unión entre ambos, comenzando por unos pocos usuarios, puede servir a los dos

Foto: Xiaomi y Windows 10 se alían para terminar con la hegemonía de Android

Leer Windows 10 y Xiaomi en la misma línea provoca temblores, y es que este acontecimiento ha tenido lugar. Ha sido casi de tapadillo, sin hacer ruido y como quien no quiere la cosa. Microsoft ha hecho pública una nota de prensa en la que se avanzaba la inminencia de Windows 10 en un grupo selecto de países.

Hasta ahí, todo normal, y de hecho, el grueso de los medios se han hecho eco de forma automática de esta noticia más cercana al teletipo. Sin embargo, en uno de los párrafos, de esos que pasan siempre desapercibidos si uno lee rápido, los de Redmond han soltado la pequeña bomba informativa: han firmado un acuerdo mediante el cual un grupo selecto de power users del Mi4 probarán a conciencia Windows 10, y sí, en el terminal lógicamente.

¿Qué quiere esto decir a efectos prácticos? Que podría tratarse del aperitivo de algo mucho más grande: la adopción de Windows Phone (nos cuesta acostumbrarnos a la marca Windows 10) por parte de una de las empresas con más proyección en el mercado de la telefonía.

Podría tratarse del aperitivo de algo mucho más grande: la adopción de Windows Phone por parte de una de las empresas con más proyección en el mercado de la telefonía

Bien, uno podría pensar que se trata únicamente de una prueba sin mayores consecuencias y que quedará ahí, pero  con todos los ingredientes sobre la mesa, es más tentador entender que Xiaomi está preparando uno de los saltos de mas calado en el mundo de los dispositivos móviles. Y vamos a ver por qué.

El primer dato a tener en cuenta es que Google, posiblemente en un gesto de prepotencia de quien ostenta el grueso de la cuota de mercado de móviles, dio voluntariamente la espalda a los fabricantes que habían afianzado su ecosistema. La decisión de comercializar directamente su propio hardware con los Nexus y un precio imbatible no cabe duda que hizo mucha pupa y supuso un serio revés para las principales marcas que habían apostado por la plataforma.

Pero posiblemente el flanco de mayor dimensiones para Android sea precisamente su apertura a todas las marcas: cualquiera puede fabricar sus móviles con la plataforma, y esto no ayuda precisamente a los que han puesto todos los huevos en esta cesta.

La ‘tercera vía’ o salida de emergencia

Y así, paradójicamente, esta hegemonía de la base instalada de móviles ha hecho todavía más fuerte al iPhone, que campea a gusto por sus reducidos dominios haciéndose de oro. Llegamos ahora a Xiaomi, el fabricante chino que parece resuelto a convertirse en líder absoluto de la telefonía móvil y con unas tasas de crecimiento que cortan el hipo. A los chinos les va de fábula, pero padecen del mismo mal que azota a Samsung: si la plataforma no es un factor diferencial, es sólo cuestión de tiempo que aparezca otro fabricante (chino, con seguridad) que les robe la tostada

¿Cómo evitarlo? Migrando hacia otra plataforma o al menos contar con una vía de escape por si las cosas se ponen feas. Xiaomi podría optar por desarrollar una plataforma propia o echarse a los brazos de alguna ya existente, y llegado a este punto, Windows Phone es sin duda la alternativa más atractiva.

La plataforma móvil de Microsoft es una fruta a la que ha costado madurar pero el timing es perfecto: su inminente versión 10 ha gustado mucho en las previews a los que la han probado, pero sobre todo, Satya Nadella parece dispuesto a romper moldes y hacer lo que sea para entronar de nuevo a Microsoft. Y una alianza con Xiaomi sería desde luego un aldabonazo casi definitivo para la plataforma, que no termina de encontrar su masa de usuarios en el mercado.

La firma asiática proporcionaría a los estadounidenses el músculo del ya mayor fabricante de móviles en China, ofreciendo un hardware avanzado y de gran calidad a unos precios de derribo. ¿Un sueño? Puede ser, pero no tanto. PCWorld ya considera la posibilidad de que Microsoft sea capaz de terminar con la hegemonía de Android, y esta noticia sería sin duda pésima para Google, que se encuentra en un momento clave con la eclosión de los wearables y que está padeciendo en carne propia cómo el mismísimo Apple se dispone a meter el dedo en el ojo a los usuarios más desengañados.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios