Xiaomi se descuelga con una GoPro de 57 euros
  1. Tecnología
SE LLAMARÁ YI ACTION Y SE LANZARÁ EN CHINA

Xiaomi se descuelga con una GoPro de 57 euros

Tras su paso por el mundo del 'smartphone' y las 'tablets', el fabricante chino se introduce en el mundo de las cámaras de acción con un dispositivo que no tiene nada que envidiar a los mejores

placeholder Foto: Gato no incluido
Gato no incluido

Un golpe de efecto por parte de Xiaomi que ha puesto patas arriba el primer día de la presente edición del Mobile World Congress. ¿Es un móvil? No ¿Es unatablet? No, ¿tal vez un smartwatch? Frío de nuevo. El rodillo chino acaba de apisonar el hasta ahora lucrativo mercado de las cámaras de acción y ha puesto en el punto de mira a GoPro, líder indiscutible en un segmento que ellos mismos crearon.

Su nombre oficial es Yi y, como podrán suponer, es buena, bonita, pero sobre todo barata, muy barata. El modelo presentado en Barcelona apenas llega a los 60 euros, con lo que imaginen la reacción del mercado. La idea es tan simple como demoledora: aplicar el principio de producción y comercialización de productos a un coste bajísimo, tanto que no dan opción a los rivales, y con una calidad que poco tiene que envidiar a la de Occidente.

Yi se venderá a menos de la mitad que la GoPro Hero, el modelo más cercano en prestaciones, que en la actualidad se comercializa a 140 euros. Claro, uno podrá pensar que la Yi en su búsqueda del bajo coste se dejará por el camino buena parte del rendimiento ¿verdad? Pues de hecho no, sino más bien al contrario: Yi permite grabar vídeos 1080p a 60 fps, mientras que la Hero se queda en 30 fps ofreciendo además menos capacidad de almacenamiento (32 GB frente a los 64 de la Yi).

Por el momento, sólo para China

Los chinos no sólo han conseguido un gran producto a un precio de derribo, sino que “inesperadamente”, como destaca The Verge, han logrado embutir un sensor Exmor R CMOS de Sony, lo que nos da una idea del imposible equilibrio logrado por Xiaomi entre calidad y precio.

La cámara, en lo que respecta al resto de las especificaciones, cuenta con un sensor de 16 megapíxeles y es sumergible hasta los 40 metros, con lo que el abanico de posibilidades del equipo se dispara. En lo que respecta al diseño, el fabricante chino ha optado una vez más por el blanco en un diseño minimalista y que al menos se aleja un poco de las tesis estéticas de la GoPro.

El planteamiento de Xiaomi con este producto es también muy interesante: uno de los motivos que ha permitido el bajo precio es que viene sin accesorios y éstos pueden ser comprados con posterioridad por el cliente. Como no podía ser de otra manera, por apenas 10 dólares más se puede comprar la cámara con el terrorífico palo de selfies para los amantes del género.

Sin embargo, todavía queda algo de oxígeno para el fabricante estadounidense antes de enfrentarse a la disyuntiva de tirar precios o innovar todavía más para competir con Mi: por el momento el producto se va a comercializar en su China natal, aunque esta paz nos tememos que durará poco.

Llegados a este punto podríamos caer en el error de quedarnos en la anécdota con el detalle de la cámara, pero lo que realmente es de calado en esta maniobra son las intenciones reales de los chinos: crear un ecosistema de productos interconectados. Les suena, ¿verdad? Sí, es justo lo que ha logrado Apple con éxito y la manera real de garantizar unos ingresos sostenidos a lo largo del tiempo. Xiaomi cada vez mete más miedo y pocos quedan ya lejos de sus zarpas. La fórmula consistente en vender prácticamente a costo productos de calidad está haciendo trizas el mercado y serán pocos los que consigan mantener sus posiciones a medio o largo plazo.

Xiaomi GoPro
El redactor recomienda