anuncia sus nuevos 'smartphones' en el mwc

Samsung pone en un aprieto a Apple con sus Galaxy S6 y S6 Edge

La compañía surcoreana abandona el plástico como material predominante, incluye una pantalla mejorada, una batería con carga rápida y un sistema de pago con el móvil al estilo de Apple Pay

Foto: Samsung pone en un aprieto a Apple con sus Galaxy S6 y S6 Edge

Si alguien pensaba que la caída de las ventas haría que Samsung levantara el pie del acelerador en lo que a smartphones de gama alta se refiere, estaba equivocado. Poco tiempo despues de anunciar su gigante (y muy caro) Note Edge, la tecnológica ha hecho lo propio con el Galaxy S6 y S6 Edge. El escenario elegido en esta ocasión ha sido el Mobile World Congress (MWC), la feria tecnológica que tiene lugar cada año en Barcelona.

La surcoreana ha aterrizado en la Ciudad Condal con los deberes hechos. A diferencia de HTC, que se presentó con un móvil con muy pocas novedades y vagas referencias a un wearable y unas gafas de realidad virtual, Samsung dedicó la práctica totalidad de su presentación a anunciar todas las novedades de sus dos dispositivos estrella. A saber: un chasis que deja de lado el plástico, una pantalla mejorada, una batería con la carga más rápida que se hayan podido encontrar y un sistema de pago al estilo de Apple Pay.

El Galaxy S6 y S6 Edge son dos teléfonos fabricados en metal y cristal. Su principal diferencia es que el panel del segundo es curvo por ambos lados. La sensacion nada más sujetarlos es bastante buena. No pesan, son muy finos e incluso se pueden manejar con una sola mano. Hay que recordar que estamos hablando de dos móviles de 5,1 pulgadas con la que probablemente sea la mejor estética que esta marca haya confeccionado hasta la fecha.

También hay novedades en la pantalla. La nueva gama Galaxy cuenta con un panel Quad HD Super AMOLED con tecnología Corning Gorilla Glass 4, similar al del Note 4 pero con una mayor densidad de píxeles (577ppi), algo que se nota nada más encenderlos. La imagen que muestran aparece muy nítida y brillante, con grandes contrastes y una selección de colores bastante natural.

Sorprende además el tacto y lo rápido que reacciona a los movimientos efectuados con el dedo. El S6 y S6 Edge vuelan realizando todo tipo de tareas como muy pocos smartphones lo hacen. Algo de lo que tiene bastante culpa su Exynos 7420 de 8 núcleos y 3 GB de RAM.

Batería, o cómo burlarte de Apple con tu carga rápida

Durante la presentación que tuvo lugar en Barcelona, Samsung se acordó hasta en tres ocasiones de su acérrimo enemigo Apple: por el diseño, la calidad de su cámara (capaz de, según ellos, sacar mejores fotografías que su iPhone 6 en situaciones de poca luminosidad), y la batería. Pues bien, a buen seguro fue esta última la que más escoció en Cupertino.

A falta de poder resolver el dichoso problema de la pila, que en la mayoría de teléfonos móviles no aguanta ni un día (algo de lo que no se libra especialmente el iPhone), el S6 y S6 Edge ofrecen periodos de carga 1.5 veces más rápidos que los del Galaxy S5, permitiendo un uso de cuatro horas con sólo 10 minutos de carga.

No es la única novedad en lo que a sus baterías de 2.600 mAh se refiere. También soportan los estándares de carga inalámbrica WPC y PMA, por lo que se pueden cargar sin necesidad de cables.

El S6 y S6 Edge ofrecen periodos de carga 1.5 veces más rápidos que los del Galaxy S5, permitiendo un uso de cuatro horas con sólo 10 minutos de carga

En cuanto a la cámara de fotos, ambos modelos están equipados con una delantera y trasera de 5 MP y 16 MP respectivamente. Disponen de un modo HDR en tiempo real y un estabilizador óptico de imagen realmente asombroso. Desde Teknautas lo hemos puesto a prueba tomando una fotografía al mismo tiempo que movíamos ligeramente el teléfono y la instantánea no salió movida. Por su parte, el disparador es muy rápido (similar al del HTC One M9), y las imágenes que saca aparecen especialmente nítidas y luminosas en pantalla.

Samsung apuesta por el pago con el móvil... y otra vez por Android

La última gran apuesta de la surcoreana con sus Galaxy S6 y S6 Edge ha sido el pago con el smartphone. Otro de los negocios en los que están metidos los de Tim Cook. Apple presentó el pasado mes de septiembre Apple Pay. Un servicio con el que pretende acabar con las tarjetas de crédito. Siguiendo el camino iniciado por la californiana, ahora Samsung ha hecho lo propio con Samsung Pay.

Esta utilidad permite realizar todo tipo de pagos utilizando para ello únicamente nuestro teléfono. Samsung Pay funciona introduciendo nuestra huella dactilar y después mediante Near Field Communication (NFC), o Magnetic Secure Transmission (MST). De momento, el fabricante ya ha anunciado numerosos acuerdos con comercios y establecimientos, e incluso MasterCard ha asegurado que los propietarios de estos dispositivos podrán utilizar sus tarjetas de crédito y débito de los bancos que participen en esta iniciativa, por lo que la batalla por este suculento negocio parece que no ha hecho más que empezar.

Por último, el sistema operativo (SO), empleado es Android 5.0 Lollipop. Eran muchas las voces que criticaban a Samsung por haber elegido a la novia equivocada. Apple cuenta con iOS, Microsoft con Windows y Samsung con la misma plataforma que la mayoría de teléfonos chinos. Los mismos que han hecho que caigan sus beneficios. Una alternativa como Tizen era bien vista por algunos analistas. Pero no para Samsung, que ha vuelto a apostar por el SO de Google.

El Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge estarán disponibles a partir del 10 de abril, con opciones de almacenamiento de 32, 64 y 128 GB en los colores blanco, negro, oro, azul (sólo en el Galaxy S6) y verde (en el S6 Edge).

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios