ha obtenido 20 millones de financiación

Soylent, la comida del futuro, aún tiene mucho por demostrar

Ron Rhinehart no quería perder el tiempo cocinando ni comiendo, así que creó Soylent, un alimento que promete aportar todos los nutrientes necesarios

Foto: Soylent, la comida del futuro, aún tiene mucho por demostrar

Una mañana ajetreada, sin duda. Rob Rhinehart, un programador de 24 años, corría de un sitio a otro de reunión en reunión. El tiempo era un activo cada vez más escaso y a mayor desgracia, la pausa para las comidas se había convertido en un engorro que había que asumir como necesario. Una pérdida de tiempo que no se podía asumir. Es lo que sucede cuando uno entra en una dinámica de hiper producción. Los rigores de un culto al trabajo llevado a extremos en Estados Unidos, en especial entre los más jóvenes que quieren labrarse un futuro.

Este ingeniero no lo comprendía. Una sociedad tan avanzada para cualquier otra cosa ¿cómo era posible que siguiera malgastando tiempo para hacer unos huevos fritos? Algo no encajaba. En su cabeza estructurada a base de código, toda acción tenía una consecuencia, y optimizada la acción, el resultado debía ser eficiente. Según la perspectiva de este inquieto joven, la comida no era sino “una combinación de nutrientes necesarios para las funciones vitales del cuerpo”. Y vaya, tenía razón… en parte. ¿Creen que quedó ahí la cosa? No, Rhinehart ha creado un alimento alternativo bautizado como Soylent, que sustituye a todas las comidas necesarias, y esta semana ha recibido el espaldarazo definitivo en forma de 20 millones de dólares para esta “comida milagro”. 

En esta historia se puede decir literalmente que la realidad supera a la ficción. Lo explicamos: ¿recuerdan la película Cuando el destino nos alcance? Fue protagonizada por Charlton Heston y fue proyectada por primera vez en 1973. Este film presenta un futuro (año 2022) en el que una sociedad abrumada por la escasez de alimentos debido al efecto invernadero, observa que una compañía lanza un alimento bautizado como Soylent, que suple a cualquier comida convencional.

Y establecíamos lo de la ficción y la realidad porque de hecho este emprendedor se ha adelantado unos pocos años a lo previsto en la película, y en una situación que tampoco dista en exceso de la dibujada, acaba de lanzar un producto que hace lo propio, y adivinen cómo se llama… en efecto, Soylent.

¿En qué consiste exactamente? Se trata de un batido en polvo que mezclado con agua, en teoría proporciona la ingesta necesaria para que el cuerpo reciba la cantidad óptima de nutrientes. Perdonen que tono frío y aséptico, pero la circunstancia obliga: es exactamente eso. La optimización de procesos de un programador llevada a la comida y convertida en una startup millonaria.

Buena, bonita y barata… pero no es comida

Nuestro protagonista llevó al extremo su mentalidad analítica y con una lógica aplastante, consiguió una fórmula que cumple exactamente el cometido del producto. Han sido varios los han intentado esta versión de calle de la comida de astronautas, pero Rhinehart ha aplicado la lógica del programador, el esfuerzo y una paciencia ilimitada en los diferentes procesos de prueba-fallo que han dado al final con el producto definitivo.

¿Una locura? No tanto. Si uno entra en la web del producto en el primer scroll encontrará la explicación de la dotación millonaria por parte de los inversores: se trata de una comida que se prepara en segundos mezclando el componente con agua, uno se olvida de ir a hacer la compra y perder el tiempo ante los fogones, y lo mejor del asunto es que con Soylent se gasta menos de 10 dólares al día por la comida supuestamente perfecta nutricionalmente hablando. Y lo demuestran con hechos: los ingredientes son transparentes y hay hasta un nutrition facts en el que uno puede ver el detalle de la aportación de nutrientes del brebaje. 

El balance de esta opción es claramente negativo en cuanto a salud se refiere: no se conocen beneficios y se asumen ciertos riesgos

¿Quién consume este producto de forma masiva? Soylent parece haber encontrado su nicho entre la gente que quiere hacer régimen, los deportistas que desean la aportación necesaria de nutrientes para la competición, y cómo no, los estresados trabajadores de Silicon Valley que no quieren perder un segundo en hacerse una ensalada. La inversión millonaria además de ayudar a la expansión de la firma y el producto, contribuye a su mejora en sucesivas versiones que, como no podía ser de otra manera, llevan la nomenclatura del firmware de cualquier programa.

Así, Soylent 1.0 producía gases, un inconveniente que se solucionó con la versión 2.0, y así. No vamos a entrar en discusiones de carácter ético y estético sobre el producto, pero Teknautas ha contactado con Karmelo Bizkarra, un nutricionista autor de diversos libros sobre alimentación, que no ha entrado a valorar la efectividad de Soylent, pero sí ha incidido en la importancia de ciertos hechos que este alimento omite de forma flagrante.

Rob Rhinehart con una muestra de Soylent
Rob Rhinehart con una muestra de Soylent

Según este experto, es fundamental comer alimentos poco procesados, ya que al manipularse “pierden antioxidantes” tan necesarios. Y luego está, por descontado, el aspecto emocional de la comida y el disfrute de la misma: beber un batido en 15 segundos puede sin duda llenar nuestro organismo de nutrientes, pero el acto se deja por el camino el aroma de la comida, el sabor de la misma en el paladar, y los gratos momentos que compartimos con amigos gracias a ella. Como recuerda Bizkarra, “la palabra comunión viene de comer en común”.

También Juan Revenga, biologo y nutricionista, autor del blog El nutricionista de la general (en el que ya analizó Soylent), expresa sus reservas ante este producto. En su opinión "el balance de esta opción es claramente negativo en cuanto a salud se refiere: no se conocen beneficios y se asumen ciertos riesgos". Por otra parte, señala que algunos estudios científicos ponen de relieve el papel de la actividad masticatoria y los posibles riesgos de su ausencia.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios