No, hacerte 'selfies' no te convierte en un psicópata
  1. Tecnología
sí se relacionan con rasgos antisociales

No, hacerte 'selfies' no te convierte en un psicópata

Un reciente estudio asegura que los hombres que se hacen demasiadas autofotos pueden tener una mayor tendencia a ciertos comportamientos antisociales

Foto: No, hacerte 'selfies' no te convierte en un psicópata
No, hacerte 'selfies' no te convierte en un psicópata

Selfie fue la palabra del año 2014 según Fundéu, y del 2013 según los editores de diccionarios de Oxford. Cada día puede leerseen medios y redes sociales, e incluso han proliferado los estudios sobre estos autorretratos. El último de ellos asegura que los hombres que suben demasiados selfies a las redes sociales podrían ser psicópatas en potencia, pero ¿es esto cierto? ¿Debemos examinar cuidadosamente los perfiles de Instagram de nuestros amigos?

“Todo el mundo tiene un poco de tendencia narcisista y psicopática”, explica a Teknautas la investigadora de la Universidad Estatal de Ohio (EEUU) y coautora del estudio, Jesse Fox. “Es algo normal y no hay que asumir que sólo porque alguien postee selfies es un psicópata”, aclara.

La investigación, publicada a finales de diciembre en la revista Personality and Individual Differences, llevó a cabo una encuesta en 800 hombres entre 18 y 40 años, que tuvieron que completar un cuestionario sobre su comportamiento en las redes sociales. El objetivo era evaluar la conocida como “triada oscura” del comportamiento: narcisismo, maquiavelismo y psicopatía; así como la auto-objetificación, consistente en la autopercepción como un mero objeto sexual.

Estas características oscuras de la personalidad, no son peligrosas siempre y cuando se encuentren en unos rangos clínicos normales. Los narcisistas, por ejemplo, son egocéntricos pero inseguros, mientras que los psicópatas son impulsivos y carecen de empatía. Se trata de rasgos antisociales que todos los seres humanos poseen en mayor o menor medida.

Lo que sí afirma el estudio, según Fox, es que“el narcisismo y la psicopatía predicen el número de selfies que se comparten en las redes sociales”. Es decir, que aquellas personas que comparten muchos autorretratos posiblemente tengan una “mayor tendencia” al narcisismo y la psicopatía de lo habitual. Y es que estas personas suelen estar más preocupadas por su apariencia física, que utilizan para obtener mejoras sociales.

La predilección por los selfies no fue el único comportamiento analizado, porque también se estudió la edición de fotografías antes de subirlas a las redes sociales. Igualmente, los resultados mostraron que los hombres que emplean más tiempo en las redes sociales son más narcisistas y se auto-objetifican en mayor medida. Y, por supuesto, son más propensos a subir selfies y editarlos.

Por contra, aquellos con mayor tendencia a la psicopatía, al ser más impulsivos, no modifican las fotos, a pesar de compartir un mayor número de autorretratos. En cualquier caso, estos resultados se encontraron siempre dentro de los límites normales del comportamiento.

A pesar de todo, "la gente con altos niveles de narcisismo y psicopatía no es el tipo de persona con el que te quieres relacionar, porque sólo se preocupan de sí mismos", aclara Fox. Por este motivo la investigadora considera que saber si alguien es un adicto a las autofotossí aporta información útil: "Puede servir de advertencia para no salir con él", advierte.

Aprender por imitación sin olvidar la crítica

La investigación se centró en la relación existente entre el comportamiento masculino y su predilección por los selfies y la edición fotográfica, ya que todos los encuestados eran varones. Sin embargo, se sabe que las mujeres son más propensas a posar en autorretratos que los hombres.

Por este motivo, Fox también ha llevado a cabo encuestas entre universitarias, cuyos resultados aparecerán en un estudio futuro. “Los patrones de narcisismo son similares en las mujeres”, adelanta la experta en Tecnologías de la Comunicación, “pero muestran una mayor tendencia a la auto-objetificación”.

Las redes sociales de internet son nuevas para el ser humano, que todavía tiene que aprender a convivir con ellas. Fox advierte que, aunque el ser humano se adapta “muy rápido” a las novedades, lo cierto es que “no siempre exhibe los mejores comportamientos que podría tener en ellas”.

No se trata sólo de modas en apariencia excéntricas como el selfie, sino de cuestiones más serias como el ciberacoso. “Aprendemos por imitación”, explica Fox, y el problema de eso es que se termina por hacer lo que el resto del mundo hace, muchas veces “sin cuestionarnos si esa es la forma en la que queremos mostrarnos online”. Tendencias aparte, no hay que preocuparse demasiado si nos gusta abusar de los selfies.

Selfie Redes Sociales
El redactor recomienda