Es noticia
Menú
Scooba 450, un robot que puede sustituir a la fregona (a pesar de su batería)
  1. Tecnología
la duración es su TALÓN DE AQUILES

Scooba 450, un robot que puede sustituir a la fregona (a pesar de su batería)

Este robot friegasuelos 'pasa el mocho' por suelos duros con un éxito considerable. Sus mayores pegas son el elevado precio y la corta duración de su batería

El robot friegasuelos Scooba 450 es una de las últimas incorporacionesa la familia de iRobot. Si su gama Roomba actúa a modo de aspiradora, el Scooba 450 pretende sustituir a la clásica fregona. En Teknautas hemos puesto a prueba este limpiasuelos inteligente para ver si podemos decirle adiós para siempre al mocho y el cubo.

Lo primero que hay que hacer al sacar el robot de la caja es cargarlo, unproceso que es sorprendentemente breve: en un par de horas el dispositivo está listo y preparado. La duración de la misma, por el contrario, sí puede ser un problema, pues essuficiente para completar un ciclo largo de 40 minutos y poco más.Esta limitación provoca que limpiar una casa medianamente grande, en la que hagan falta un par de sesiones, pueda llevar mucho más tiempo del deseado.

Además, al contrario que en otros modelos, el robot no se enchufapor sí solo para cargarse automáticamente, ni tampoco se puede programar. Algo por otra parte normal, ya que es necesario limpiar el agua sucia tras cada uso, como si de un cubo se tratase. En su defensa puede decirse que no es habitual fregar el suelo con tanta frecuencia, y para limpiar la cocina y el baño una carga (dos como mucho) deberíaser suficiente. Si queremos limpiar toda la casa o un salón enorme, entonces es cuando iremos tras el enchufe cual usuario de iPhone.

El Scooba 450 dispone de un compartimento extraíble que hace las veces de cubo. En él se introduce el limpiador de suelos durosincluido en la caja, cuyo recambio oficial cuesta 13 euros, y agua a menos de 25⁰C. Si se tiene en cuenta que cada bote sirve para unos ocho ciclos, y que es necesario cambiar el agua después de cada sesión, el mantenimiento del robot tampoco resulta barato. Para aquellos que estén pensando en echarle limpiasuelos Bosque Verde, la garantía queda cancelada si se utilizan productos no oficiales, que pueden dañar la máquina.

Una vez todo listo, se coloca el Scooba en el centro de la habitación. La máquina dispone de dos programas: uno corto de 20 minutos para habitaciones de hasta 14 m2 y otro de 40 minutos para espacios de hasta 28 m2.

¿Qué hacer si la habitación es más grande? La caja de Scooba 450 incluye un muro virtual, un pequeño dispositivo con el tamaño y la forma de una petaca, que genera una línea divisoria que el robot jamás cruza. De esta forma es posible dividir espacios grandes en otros más manejables para la máquina.

Este robot friegasuelos pasa el mocho en tres pasos. Primero aspira la suciedad a la vez que humedece el suelo. Tras ello, procede a fregar con su cepillo de goma, que también separa el agua sucia de la limpia. Por último, termina con una última pasada de cepillado para rematar la faena. Algo muy positivo que gustará a los más maniáticos de la higiene es que el agua sucia jamás se mezcla con la limpia, como sí ocurre cada vez que mojamos la fregona en el cubo.

Al terminar, el robot volverá al centro de la habitación y pitará para avisarnos de que toca limpiarlo. Una tarea bastante sencilla, ya quetan sólo hay que vaciar ambos compartimentos de agua. También hay que desmontar, limpiar bajo el grifo y volver a montar los cepillos, una tarea que no presenta dificultad alguna.

Por cierto, este pequeño es muy ruidoso para no ser un aspirador. No llega a ser molesto, pero es curioso que sea casi comparable al de un Roomba.

Listo, eficiente… ¡y además aspira!

El sistema de navegación es realmente bueno, y consigue que el robot no pase por alto casi ningún rincóndel suelo.Scooba es un diablillo listo y durante la prueba que llevamos a cabo no se quedó atascado ni una sola vez. Y eso que el entramado de sillas y mesas de la zona de análisis no era tarea fácil.

No obstante, y aunque unos pocos muebles no vayan a suponer un problema, es recomendable facilitarle la tarea antes de comenzar, eliminando posibles obstáculos con los que se vaya a volver loco, una recomendación aplicable en general a todo tipo de robots domésticos.

Una de las mejores cosas que tiene Scooba 450 es que también aspira, aunque por supuesto no es su función principal. A pesar de que el fabricante recomienda un barrido previo, el robot no tuvo problema alguno a la hora de recoger el azúcar y el polvo que había en el suelo durante la prueba, que desaparecieron a su paso. Pero sin dudaes mejor que el suelo no esté demasiado guarro. A fin de cuentas, ni es un Roomba ni es una aspiradora.

Mención aparte merece su sencilla interfaz, con sólo tres botones. Además, Scooba 450 habla español y nos informa de cualquier problema. “Me encantaría empezar a limpiar, pero mi batería no está cargada del todo”, es una de las simpáticas frases que se pueden escuchar llegado el momento.

Buenos resultados a pesar de la batería

En general, el resultado de Scooba es muy bueno, como podría esperarse de un robot de gama alta como este. Puede decirse que, por donde pasa, no es necesario preocuparse más. Su forma de uso, eso sí, va orientada a mantener suelos limpios durante la limpieza semanal. Si se nos derrama café sobre la cocina, es más rápido quenos encarguemos nosotros a poner en marcha el robot y esperar que pase por encima (mientras limpia el resto dela cocina). Posiblemente tampoco sea lo más indicado para arreglar los destrozos tras, por ejemplo, una fiesta.

Además, hay que tener en cuenta que su considerable tamaño (con casi 40 cm de diámetro y 9 cm de altura) hace imposible que se meta por algunos resquicios, un problema que comparte con la mayoría de sus primos robóticos. De las dos sillas a las que el robot se enfrentó durante la prueba, fue incapaz de atravesar por debajo una de las dos.

Las esquinas son el mayor escollo de estos robots domésticos, un problema que todavía no tiene solución pero que tampoco supone un contratiempo considerable. En una habitación de 28 m2 sin demasiados objetos, las esquinas supondrán una superficie mínima.

Los tres pasos con los que friegaScooba aumentan su eficacia, pero tambiénla duración del ciclo. El resultado final es buenoaunque, según la geometría de la habitación y los obstáculos a los que se haya enfrentado, puede haber dejado alguna zona sucia. Lo mejor es facilitarle al máximo su tarea antes de comenzar, para que el resultado sea más satisfactorio.

La gama alta también se nota en el precio

El precio del aparato es el habitual entre los modelos más novedosos de la compañía. Mientras que los últimos Roomba superan los 700 euros, el Scooba 450 cuesta 650 euros, un precio que sin duda conlleva una importante decisión a la hora de hacerse con uno. El posible comprador debe preguntarse: ¿Cuánto odio pasar la fregona, y cuánto estoy dispuesto a pagar por no hacerlo?

Eso sí, aquellos usuarios que quieran un robot friegasuelos pero no estén dispuestos a pagar un precio tan alto, siempre pueden hacerse con un modelo anterior. Los precios caen hasta casi la mitad, aunque es de esperar que los resultados no sean equiparables.

El robot friegasuelos Scooba 450 es una de las últimas incorporacionesa la familia de iRobot. Si su gama Roomba actúa a modo de aspiradora, el Scooba 450 pretende sustituir a la clásica fregona. En Teknautas hemos puesto a prueba este limpiasuelos inteligente para ver si podemos decirle adiós para siempre al mocho y el cubo.

El redactor recomienda