fusiona 'paintball' con realidad aumentada

Dos exmilitares españoles crean un polémico juego para iPhone

Este 'shooter' coloca una mirilla virtual en el iPhone para apuntar y disparar al resto de jugadores como si se hiciera con un arma real, aunque sin violencia

Foto: Nado24
Nado24

“Os envié una nota de prensa de un juego que estamos sacando adelante entre mi amigo y yo y no me habéis hecho ni caso”. La contundencia de sus palabras y su aplomo avisan de que quien escribe no es un desarrollador más. Me disculpo. Son muchos los correos que se reciben al cabo de la semana y en muchísimas ocasiones se pierde contenido de valor. Lo firma Javier Bunes, lector de El Confidencial y recién estrenado en esto del emprendimiento.

Los que quieran leer la típica historia de una startup que ha convertido en millonarios a una pareja de adolescentes, que ahora se pasean con sus Tesla por Malibú, mejor que dejen de leer el artículo en este punto. Esta es la historia de dos héroes (o antihéroes, según se mire) que se aventuran en el complejo mundo de crear una microempresa para dar luz a su criatura: StreetGlobalFight. La segunda advertencia del artículo es que en él nada es habitual. Ni siquiera el propio juego. Pero empecemos por el principio.

El empuje de esta persona y el tesón con el que reivindicaba, con derecho, que los medios de este país dan mucho bombo a todo lo que llega de Silicon Valley, pero parecían miopes para lo que tenían bien cerca, despertó enseguida mi interés. Sus palabras sonaban a resignación y hartazgo, pero también transmitían fortaleza y determinación. Definitivamente, había que mirar detenidamente su trabajo.

Lo primero el dinero: ¿Es un proyecto que va sobre ruedas? Hasta ahora no. Y nuestro protagonista no lo disimula: “¿Ingresos? De momento estamos empezando a cubrir los gastos en servidores y equipos, y es posible que este mes se cobre algo”. Directo y sin tapujos. Un carácter seguramente forjado en el Mando de Operaciones Especiales del que ha salido junto con su amigo José (parece que la palabra socio cuesta salir de su boca).

Se trata del clásico “shooter” pero que emplea la realidad aumentada para ver al oponente en la pantalla del móvil

Sí. Este emprendedor que se busca un hueco como puede en el mercado laboral junto a su amigo, sirvió al ejército durante bastantes años en un cuerpo de élite, de esos que nos dejan boquiabiertos cuando en su hombro llevan el sello de los Navy SEALS, pero que aquí es otra historia.

Un juego muy sofisticado

Apasionado por el perfil de Javier y José, sigo sin atreverme a entrar en el propio juego. Adivino cierto rencor y la pregunta es obligada: “¿Por qué dejaste el ejército?” y Javier no se corta: “El ejército español tiene unos efectivos humanos espectaculares pero en el punto en que se empieza a juntar con la política se echa a perder. No somos Estados Unidos en lo referente a la consideración y apoyo a las Fuerzas Armadas”.

Muchos sueños rotos pero el ánimo intacto. En esta ocasión el talento lo dedican a crear un juego muy diferente, y lo afirmo con convicción. El entusiasmo por el perfil de estos emprendedores se vio pronto eclipsado por las ambiciones de su juego.

Se trata del clásico shooter pero que emplea la realidad aumentada: el jugador ve a sus oponentes a través de la cámara de su smartphone, en vez de disparar a enemigos ficticios que aparezcan en pantalla. Y empieza el baile de balas. Si lo quieren ver de esta manera, salvando las distancias, es como un paintball pero con el móvil y en cualquier lugar de la ciudad o campo. Y ahí está la gracia.

Los jugadores se citan previamente en una zona, bien de forma individual o por equipos, y si el oponente está en el rango de tiro, se apunta y se dispara. Lo bueno del asunto es que el móvil (por el momento, está disponible para iPhone aunque hay una versión Android en desarrollo) alerta al jugador de la proximidad de un rival.

Así que imaginen la tensión si se queda en zonas con mucha gente, como un centro comercial. El juego es muy sofisticado pero no por ello descansan: “Necesitamos inversores que nos permitan desarrollar la app más rápido”. ¿El modelo de negocio? El juego es gratuito pero los que se enganchen no dudarán por comprar nuevas armas y de ahí llegarán los ingresos.

Y aquí todo el mundo arrima el hombro: “la chica de José por su preparación nos echa una mano con las funciones y ecuaciones matemáticas”, explica. ¿Qué opinión le merece a nuestro protagonista la aventura de emprender en España comparado con lo que sucede en Estados Unidos? “En España emprendes en un garaje y al día siguiente te llama Hacienda”, dispara sin piedad, “pasas de cobrar el paro a tener que pagar por trabajar. Y eso sin haber facturado un euro…”.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios