La ventana de obsolescencia de los 'smartphones' se ha estrechado un 30%
  1. Tecnología
SONY ES QUIEN MÁS RÁPIDO ACTUALIZA TERMINALES

La ventana de obsolescencia de los 'smartphones' se ha estrechado un 30%

Desde que los teléfonos inteligentes se popularizasen, allá por 2010, las marcas han comenzado una carrera por sustituir su gama alta por modelos más avanzados

Mucho ha llovido desde el 23 de noviembre de 1992, también conocido como el día que nació el smartphone. El IBM Simon fue el primer dispositivo móvil capaz de enviar SMS, faxes y correos electrónicos que llegó al gran público por la módica cantidad de 1.099 dólares. Después BlackBerrys yPDAs ocuparían un nicho de negocio vacilantehasta la llegada del iPhone, que el consenso marca como unasalida neutralizada para el sector.

El lanzamiento del terminal de Apple lo cambió todo. No solo demostró que había mercado para los telefónos inteligentes, sino que cambió la estrategia de negocio detodos los grandes fabricantes. Y es que, hasta que Jobs nos enseñó el futuro, Google y HTC jamás habían diseñado un teléfono, mientras queSamsung y LG apenas se habían internado con un puñado de terminales de gama media.

Después, el boom. Crecimientos del 40% en las ventas, año tras año, que culminaron con los 1.004 millones de smartphones que se vendieron en 2013. El decrecimiento del PC, unido al estancamiento de las tabletas, han dejado al smartphone de gama alta como la principal via de ingresos de las tecnológicas, y su influencia empieza a notarse.

Como puede comprobarse en el gráfico superior, cada vez transcurre menos tiempo entre lanzamientos dentro de una misma compañía. Con la excepción de 2009, en el que solo losiPhones encajan en la categoría de smartphone premium, la ventana de obsolescencia se ha ido angostando a lo largo de los años. En 2010, un usuario que comprase un móvil en el lanzamiento disponía de 382 días hasta que una nueva versión veía la luz.

La cifra bajó hasta el año exacto en 2011, y se desplomó en los cursos posteriores. Así, el año pasado la obsolescencia de un móvil, dentro de su misma gama de producto, se estableció en una media de 265 días. Esto es, compraen enero y en otoño ya tieneun terminal obsoleto entre manos. Entre 2010 y 2013, el tiempo en el que un móvil es tecnología punta ha descendido 88 días de media, un 30% del total.

En el análisis por fabricantes sorprende la regularidad de Apple. Sus modelos duran una media de 372 días con desviaciones mínimas, con la excepción del iPhone 4, el smartphone más longevo de los estudiados, que se mantuvo vigente 470 jornadas.No obstante, la tendencia pudo romperse por el precario estado de salud de su CEO Steve Jobs, que murió un solo día después de la presentacióndel 4S.

Sony, la efímera

Le siguen Samsung y Google, casi idénticos en cuanto a tiempo promedio y muy estables en su calendario de lanzamientos. La tendencia indica, por cierto, que en Mountain View tienen que estar a punto de sacar su próximo smartphone que, a buen seguro, se tratará de un seis pulgadas ensamblado por Motorola.

Muy por detrás aparecen cuatro fabricantes asiáticos. Huawei tiene, en su Ascend P2, el récord del terminal más efímero, si bien es cierto que la política de lanzamientosde lachina, así como la delimitación de sus gamas, favorecen al solapamiento de terminales.

LG y Sony han mantenido una trayectoria muy similar, aunque su estrategia comercial es radicalmente distinta. Ambas compañías lanzaron su gama premium a finales de 2012 /principios de 2013 pero, mientras que la coreana ha puesto tres móviles en el mercado con lapsos de tiempo en torno a 280 días, Sony se ha mostrado más errática. Los Xperia Z1 y Z2 apenas han aguantado seis meses en el mercado, siendo sustituidos por versiones superiores antes de tiempo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Móviles
El redactor recomienda