sus dos 'gigafábricas' ya tienen localización

El mes dorado de Elon Musk

Space X, la empresa del cofundador de Paypal y Tesla Motors, ha conseguido un contrato multimillonario de la NASA para llevar a los astronautas a la ISS

Foto: El mes dorado de Elon Musk

Nevada albergará la inmensa fábrica de baterías para vehículos eléctricos de Tesla Motors. SolarCity levantará otra de paneles solares en Buffalo (ambas en EEUU). La NASA ha otorgado un contrato de 2.000 millones de euros para que la empresa de transporte espacial Space X lleve a los astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés). La misma compañía ha entregado la primera impresora 3D a la ISS y ha puesto en órbita el satélite chino Asiasat 6. Además, ha colocado la primera piedra de un nuevo puerto espacial en Texas.

No se trata de noticias inconexas que hayan tenido lugar durante el presente año de la mano de empresas sin relación entre sí. Son hitos logrados este mismo mes de septiembre, y todos ellos de la mano de un único hombre: Elon Musk, el director ejecutivo –y cofundador– de SpaceX y Tesla Motors, y presidente de SolarCity. Este emprendedor sudafricano podría haber logrado, de existir tal cosa, el récord Guinness al mes más productivo en la historia de los negocios tecnológicos.

Alcanzar un futuro renovable cuanto antes

La apuesta de Musk por las energías limpias, a través de sus coches eléctricos y paneles solares, suma una bonificación a estos avances, ya que son empresas como Tesla Motors y SolarCity las que convertirán en realidad el futuro renovable que deberían perseguir los gobiernos en su lucha contra el cambio climático. “Debemos ir tan rápido como podamos”, afirma el propio Musk sobre la necesidad de investigar en energías alternativas. 

Septiembre ha sido un mes dorado en cuanto a logros para las empresas de Musk, pero no puede decirse lo mismo de la parte económica

Septiembre ha sido un mes dorado en cuanto a logros y avances para las empresas de Musk, pero no puede decirse lo mismo de la parte económica. Las acciones de Tesla Motors han caído casi un 12% durante este mes, quizá debido a una nota de JP Morgan que mostraba dudas ante los ambiciosos objetivos de la empresa. Sin embargo, las de SolarCity también disminuyeron un 10%. 

Y es que Musk está acostumbrado a que sus proyectos sean recibidos con escepticismo. Hyperloop, un sistema de transporte con cápsulas propulsadas a 1.200 kilómetros por hora que recuerda a los tubos de Futurama, fue criticado por expertos que consideran que, aunque factible, su desarrollo sería muy caro. Al fundador de SpaceX poco le importa que no crean en sus proyectos cuando él sí lo hace: en una entrevista a Esquire explicaba que sus amigos le hicieron una intervención al saber que pretendía crear una empresa de transporte espacial. Los hechos han mostrado que la preocupación de sus compañeros era infundada.

Fábricas gigantes

La bautizada como gigafábrica de Tesla, que será operativa en 2020, podrá producir más baterías para los coches eléctricos que todas las fábricas de ion-litio del mundo juntas. Una cantidad que podría considerarse excesiva si se tiene en cuenta que, según un análisis de Lux Research, la empresa venderá 240.000 vehículos durante 2020, una cantidad menor que la mitad de las baterías que la enorme fábrica podrá producir.

Musk, por su parte, confía en que aumente exponencialmente la popularidad de sus vehículos, que el humorista gráfico The Oatmeal define como “una nave espacial intergaláctica de luz y maravillas”. Y tanto debió de gustarle la expresión al padre de este coche eléctrico que este verano donó 780.000 euros para el museo de Nikola Tesla que el caricaturista planea crear.

También será inmensa la fábrica de SolarCity –la más grande del hemisferio occidental–, que desarrollará paneles solares ultraeficientes y generará más de un gigavatio de capacidad anual una vez que esté completamente operativa. La obsesión de estas empresas por la producción extrema no es casualidad, ya que los caminos de Tesla Motors y SolarCity son pararelos. El objetivo es que, en cinco o diez años, los paneles de SolarCity incluyan un paquete de baterías que eviten el mayor problema de la energía solar: su falta de constancia.

Aunque haya quien lo compare con Tony Stark, el alter ego del superhéroe de Marvel Iron Man, podría pensarse que Musk es solo una persona, la cabeza visible tras varias empresas e infinidad de equipos de expertos. "Es un tío que sueña grandes sueños y después hace que ocurran", decía de Musk el copresidente de Oracle Mark Hurd. La revista The Atlantic lo consideró "el mayor inventor vivo" en una de sus portadas por haber revolucionado todos los campos en los que se ha aventurado, ya sea el transporte aeroespacial, los coches eléctricos o los pagos electrónicos. De momento septiembre ha sido de lo más fructífero, pero habrá que esperar a ver si este emprendedor bate su propio récord en octubre.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios