tras la sentencia del tjue

Google arranca su 'road show' europeo contra el derecho al olvido

Google convocó su primera audiencia pública con expertos en la materia y en la Casa de América de Madrid, para tratar el llamado derecho al olvido

Foto: Ejecutivos de Google con Eric Schmidt a la cabeza, en el encuentro celebrado en Madrid
Ejecutivos de Google con Eric Schmidt a la cabeza, en el encuentro celebrado en Madrid

Abogados, expertos en internet, humanistas y hasta filólogos. Todos unidos por una causa común: entender el derecho al olvido. Google ha convocado este martes su primera audiencia pública en la Casa de América de Madrid sobre el derecho de cancelación de datos. El gigante de internet ha reunido a distintas personalidades junto con su recién formado Consejo Asesor (con Eric Schmidt a la cabeza), para tratar de desenmarañar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que estableció el pasado mes de mayo que los usuarios tienen derecho en determinados supuestos a solicitar a los motores de búsqueda que retiren los resultados que incluyan su nombre.

La particular cruzada de los de Mountain View contra la decisión del órgano europeo arranca en Madrid, pero continuará por otras grandes ciudades de Europa. De esta forma, el segundo encuentro será esta misma semana en Roma y desde allí el Consejo se trasladará a París, Varsovia, Berlín, Londres y Bruselas.

El objetivo de la compañía es definir cómo se debe equilibrar el derecho al olvido de una persona con el derecho a la información del públicoEl objetivo de la compañía es definir cómo se debe equilibrar el derecho al olvido de una persona con el derecho a la información del público. "Para cada una de estas solicitudes debemos sopesar el derecho al olvido del individuo con el derecho a la información del público", ha asegurado el Consejo Asesor de la tecnológica.

Entre el consejo de sabios curiosamente no se encontraba Joaquín Muñoz, el joven abogado español que derrotó contra todo pronóstico al gigante de internet en los tribunales y que ha provocado todo esto. Pero sí lo estaba entre el público asistente: "El derecho al olvido se puede abordar desde los puntos de vista que se quiera, pero la sentencia del TJUE es muy clara. Al final de lo que se trata es de aplicar una sentencia y una normativa", ha explicado el jurista durante el acto a Teknautas.

"Es cierto que hay casos en los que no está tan claro si se debe aceptar el derecho al olvido solicitado por un usuario, pero en esos supuestos ya hay órganos competentes para solucionarlo", ha añadido.

Más de 100.000 peticiones desde la sentencia del TJUE

No es la primera vez que Google cuestiona el derecho al olvido. La compañía ha publicado algunas cifras bastante esclarecedoras desde que el TJUE respaldara el derecho a la cancelación de datos de los usuarios de internet defendido por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), dando a entender de esta forma la dificultad de cumplir con la sentencia del alto órgano.

Entre el 29 de mayo, día en que se abrieron las solicitudes de petición al derecho al olvido, y el 30 de junio el gigante de internet recibió más de 70.000 requerimientos de ciudadanos europeos para que se retiren enlaces a informaciones publicadas en el pasado. Ahora han superado la cifra de los 100.000.

Madrid acoge la primera audiencia de expertos de Google sobre el derecho al olvido.
Madrid acoge la primera audiencia de expertos de Google sobre el derecho al olvido.

Los cinco países cuyos ciudadanos han hecho más peticiones son Francia (14.086), Alemania (12.678), Reino Unido (8.497), España (6.176) e Italia (5.934). Cada solicitud incluye la petición de eliminar una media de 3,8 urls, lo que supone más de 250.000 urls en total.

Las 6.176 peticiones de España por ejemplo, instan a Google a retirar 21.564 urls. Números que reflejan aunque sea por encima el calvario por el que tiene que estar pasando la tecnológica, sobre todo si tenemos en cuenta que tiene que revisarlas una a una. Y lo peor de todo: no valen máquinas.

La sentencia del TJUE fue fruto de un litigio entre la AEPD y Google, y supuso una auténtica revolución a la hora de garantizar la intimidad y privacidad de los ciudadanos. Esta resolución obliga a Google a retirar los enlaces a informaciones publicadas en el pasado si dañan al ciudadano y ya no son pertinentes. Pero es importante poner de relieve que no es un derecho que se pueda esgrimir para hacer un perfil digital a la carta de los ciudadanos, sino que habrá que determinarse caso por caso.

El derecho al olvido no implica poder hacerse un perfil digital a la carta, sino que habrá que determinarse caso por casoEn este sentido será el buscador o la autoridad nacional de protección de datos quienes resuelvan cada solicitud de manera individual atendiendo a factores tales como la naturaleza de la información que se trate, si esta información es de carácter sensible o no para la vida privada del particular, el interés público en disponer de dicha información o que sea inadecuada, no pertinente o excesiva en relación con los fines del tratamiento en cuestión.

Poco tiempo después de darse a conocer la sentencia Google puso a disposición de todo el mundo un formulario web que permite solicitar directamente la eliminación de resultados de búsqueda. El formulario (al que se puede acceder desde este enlace), trata de facilitar el camino hasta el "derecho al olvido". A través de él los usuarios pueden introducir los enlaces que creen que les están afectando y explicar las razones por las cuales deberían retirarse.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios