Polaroid Cube, la cámara todoterreno que amenaza el reinado de las GoPro
  1. Tecnología
Más barata, pequeña y ligera

Polaroid Cube, la cámara todoterreno que amenaza el reinado de las GoPro

Más ligeras, menos aparatosas y con un precio más ajustado. Polaroid se mete en el mercado de las videocámaras todoterreno con ganas de dar batalla

placeholder Foto:

El concepto de cámara todoterreno no lo creó Nick Woodmand, el surfero que lanzó las cámaras GoPro, aunque supo reinventarlocon bastante éxito. Por eso las ventas de sus cámaras van viento en popa, entre otras cosas porque la competencia no parece ser capaz de lanzar una buena alternativa. Aunque viendo cámaras como la nueva Polaroid Cube, eso puede estar a punto de cambiar.

Las videocámaras estaban a punto de extinguirse por el aumento de calidad de las cámaras de fotografía y los móviles a la hora de registrar vídeo. Hasta que las GoPro comenzaron a popularizarse. En 2013 el 45%del dinero que los estadounidenses dedicaron a comprar cámaras de vídeo fue para esta empresa.Al menos así se detalla en el informe que presentó la firma para su debut en bolsa hace unos meses, un estreno que les fue muy bien: sus acciones subieron como la espuma rápidamente.

Sin embargo, recientemente el valor de estas cayó un 13% porque la compañía declaró pérdidas de 20 millones de dólares.Esto resulta difícil de entender teniendo en cuenta que las ventas van a buen ritmo. Las razones para comprender lo que ha pasado son diversas, pero entre ellas seguramente está el hecho de que algunos ven un futuro incierto para la empresa.

La gente cambia de teléfono cada poco tiempo y eso impulsa las ventas en el sector, pero son muy pocos los que renuevan su GoPro cada dos o tres años. Por eso hay dudas sobre hasta cuando puede seguir esta empresa viviendo de las rentas si no se decide a renovar más a fondo su catálogo y abaratar algo sus precios. Hay que tener en cuenta que estas cámaras no son precisamente baratas. El modelo más sencillo de las tres que se comercializan cuesta 249 euros, aunque el precio se eleva hasta los 449 euros en el modelo superior, una cifra que supera a la de algunas cámaras réflex de iniciación.

Además, muchas de las carencias de las GoPro se deben a que la empresa vende accesorios que cumplen algunas funciones que echamos en falta. Estos complementos constituyen una buena parte de su negocio. Por ejemplo, para poder disponer de una pequeña pantalla en la que ver las imágenes que captamos hay que pagar 100 euros, un auténtico disparate.

¿Podrá Polaroid comerle terreno a GoPro?

A día de hoy conviene tener prudencia con algunos productos lanzados por Polaroid, pues la compañía ha realizado en ocasiones anuncios de productos que no han sido lanzados al mercado o casi nadie ha visto, como es el caso de algunas de sus cámaras con Android incorporado. A pesar de eso, la Polaroid Cube, una cámara todoterreno muy distinta a las GoPro, nos ha llamado poderosamente la atención. No lo ha hecho por sus especificaciones técnicas, que son similares a las de la GoPro más básica, sino por su diseño y su precio: en Estados Unidos se puede reservar ya por 100 dólares. A España llegará en septiembre.

El principal atractivo de esta cámara es que está dirigida a los que buscan un dispositivo muy pequeño y ligero(mide 3,5 centímetros), que resista golpes y pueda sumergirse 10 metros sin necesidad de una carcasa protectora. Algode lo que no son capaces las GoPro.

La cámara además dispone de un imán que le permite adherirse a superficies metálicas y su batería, según el fabricante, permite grabar hasta 90 minutos de vídeo. A esas virtudes hay que unir que los accesorios que se venden opcionalmente son más económicos que los de las GoPro, pues el precio de estos oscila entre los 10 y los 40 euros.

En lo que respecta a los aspectos técnicos hay que decir que graba vídeo con resolución Full HD, capta fotos de 6 megapíxeles, admite tarjetas microsd de 32 Gb y su objetivo abarca un ángulo de visión de 124 grados. Una hoja de especificaciones en la que echamos en falta que disponga de conexión wifi para ver las imágenes que capta con el móvil y un modo de time-lapse.

Pero lo que verdaderamente destaca de esta cámara es su diseño minimalista que se aleja del aspecto rudo de las GoPro, lo que puede provocar que conquiste a un público urbano que busca una cámara dura, pero no tanto como para necesitar la protección de una carcasa que aumente su tamaño. La Polaroid Cube trata de conquistar a los que quieren poder filmar un paseo en bici o un chapuzón en una piscina sin complicaciones.

Así que quizá sea hora de que GoPro lance una cámara menos pensada para surfistas y más para los que quieren jugar a diario a captar su vida de una forma diferente.

GoPro Vídeocámaras
El redactor recomienda