¿Por qué a veces damos calambre? La electricidad estática es la clave
  1. Tecnología
El voltaje varía según la superficie

¿Por qué a veces damos calambre? La electricidad estática es la clave

¿Quién no ha sentido una descarga al tocar ciertos materiales? ¿Al besar a nuestra pareja? Nuestras cargas se equilibran y generan los toques eléctricos

Foto: ¿Por qué a veces damos calambre? La electricidad estática es la clave
¿Por qué a veces damos calambre? La electricidad estática es la clave

¿Que levante la mano quién no haya sentidouna pequeña descarga alguna vezal tocar ciertos materiales? Del mismo modo, hay veces en las quese eriza el pelo al utilizar un peine de plástico que se ha cargado eléctricamente o se siente una pequeña corriente al salir del coche o moverse por una escalera mecánica.

La electricidad salta de un material aislante en el que se ha acumulado la carga estática hacia un material conductor. El motivo se encuentra muchas veces en la ropa o el calzado que llevamos en ese momento, pero también, en la meteorología: la baja humedad relativa es la culpable. Cuando la humedad baja del 30% o el 40% se empieza a aumentar la carga estática de las personas y de los materiales conductores.

Sí, es cierto, a veces se puede escuchar incluso el calambrazo. Cuando tocaa otra persona o mueble de metal se descarga, de ahí que se forme el famoso y molesto chispazo.

El voltaje dependerá de la superficie en la que estemos

La electricidad estática es la acumulación de cargas en la superficie de un material. Seguro que recuerda esos experimentos de la escuela de frotar un bolígrafo y atraer trocitos de papel o cuando se pegaba a nuestra manga un globo o un trozo de plástico.

Nuestro cuerpo se carga de cargas negativas (electrones) generando así el llamado potencial eléctrico y cuando tocamos a otras personas que no están cargadas, o con una carga menor, entonces éstas se transfieren para equilibrar los potenciales. Esto es prácticamente instantáneo y genera los llamados toques eléctricos ochispazos.

No hay personas especialmente sensibles a la electricidad estática, sino personas con mayor tendencia a cargarse, a acumular electricidad

La verdadera carga eléctrica se puede producir en el mismo acto de salir del coche. Cuando nos movemos en el asiento, la fricción desprende los electrones de las fibras de los tejidos, de manera que se crea una potente carga eléctrica que, si tiene la oportunidad (tocando la puerta, al meter la llave en la cerradura…) llegará hasta el suelo. Si ello sucede a través de nuestro dedo, el resultado es un buen impacto.

Se afirma que el voltaje que se puede obtener varía de acuerdo a la superficie con la cual tocan los pies. Por ejemplo, sobre la tela se lograrían 65 voltios;sobre alfombrado unos 800 voltios;sobre la lana, 2.000 voltios.

No hay personas especialmente sensibles a la electricidad estática sino aquéllascon más tendencia a cargarse, a acumular electricidad, bien por tener un mayor volumen corporal o por vestir y calzar materiales sintéticos.

La fricción podría usarse para cargar el móvil

En la actualidad ya existen gadgets muy curiosos que nos libran de los incómodos calambres, yes que en japónya comercializan productos como pegatinas, pulseras, llaveros y colgantes que descargan la electricidad estática. Sin embargo, en otras ocasiones nos puede resultar más que útil.

A quién no se le ha acabado la batería del móvil y la ha frotado entre sus manos con la esperanza de tener al menos una vía de conexión. Investigadores de Georgia Tech (Instituto de Tecnología de Georgia, en Estados Unidos) han creado un dispositivo que aprovecha la electricidad estática para convertir el movimiento, como por ejemplo cuando el teléfono rebota en el bolsillo, en suficiente energía como para cargar una batería de teléfono móvil.

Investigadores de Georgia Tech aprovechan la electricidad estática para convertir el movimiento en suficiente energía como para cargar un móvil

Los expertos demostraron que este fenómeno de carga estática, llamado efecto triboeléctrico, puede ser aprovechado para producir energía utilizando un tipo en concreto de plástico y un metal.

Cuando unas películas delgadas de estos materiales entran en contacto unas con otras, adquieren carga eléctrica. Y cuando las dos películas se flexionan, una corriente fluye entre ellas, y puede ser aprovechada para cargar una batería. “Hay que demostrar que puede generar energía de las vibraciones mecánicas producidas en la vida real” y no en el laboratorio, afirma Juangyu Li, profesor de ingeniería mecánica en la Universidad de Washington en Seattle (EEUU).

La electricidad estática no la vemos, pero sin duda podemos notar su influencia en muchos aspectos de nuestra vida.

Electricidad Materiales Tecnología
El redactor recomienda