encontró pornografía infantil en su correo

Google delata a un pedófilo y reabre la polémica sobre la privacidad en internet

De sobra era conocido que Google tiene acceso al contenido de los correos electrónicos. Pero hasta ahora no había actuado frente a un posible delito

Foto: Google delata a un pedófilo y reabre la polémica sobre la privacidad en internet

De sobra era conocido que Google tiene acceso al contenido de los correos electrónicos de sus clientes. Pero hasta ahora el gigante de internet no había hecho nada con su contenido que no fuera sugerir publicidad más acorde a los gustos de cada uno. ¿Qué harían si descubriesen que se está cometiendo un delito? ¿Y si para ello tuviesen que pasar por encima de algunos derechos como el de la intimidad o el secreto de las comunicaciones? No sé ustedes pero Google lo tiene claro.

Un hombre ha sido detenido en Houston (EEUU), por poseer imágenes de pornografía infantil en su ordenador. Lo novedoso del asunto fue que no le delató la Policía por su cuenta u otro ciudadano cualquiera, sino Google. Después de que el gigante de internet detectara en su correo electrónico las instantáneas dio el aviso a las autoridades pertinentes. Lo que ha abierto de nuevo el debate sobre la privacidad en la red.

Google examina el contenido almacenado por los usuarios de su servicio de correo electrónico Gmail mediante un algoritmo. Los de Mountain View siempre han alegado al respecto que lo hacen por una cuestión de monetizar su plataforma. Lo hizo sin ir más lejos el pasado año su portavoz Chris Gaither, al anunciar que "la publicidad logra que Google y muchos de sus servicios sean gratuitos. Trabajamos para que sea segura, nada intrusiva y relevante".

En una de estas revisiones Google encontró material sospechoso en un correo que el detenido compartió con otra persona, entonces alertó al National Center for Missing and Exploited Children (el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados).

"Lo guardaba dentro de su email. Yo no puedo ver esa información, pero Google sí", explicó a los medios norteamericanos el policía David Nettles. Gracias al aviso de Google, pudieron abrir una investigación y acceder a otros dispositivos pertenecientes al detenido que mostraron que poseía más material. Es más, se trataba de un hombre fichado por delitos sexuales a menores y que ya había sido condenado por ello.

¿Ha ido Google demasiado lejos?

Lo cierto es que el hecho de que la tecnológica pueda distinguir los presuntos delitos encubiertos en los correos electrónicos de sus usuarios escuece a más de uno y genera dudas en cuanto a la normativa legal se refiere.

"Google advierte en sus condiciones de uso que tiene acceso al contenido de los correos electrónicos. Si por ejemplo envías un email a otro usuario contándole que te vas de viaje a París, la próxima vez que te conectes aparecerán anuncios relacionados en la parte de la derecha. Esto es de sobra conocido y aceptado por todos, pero otra cosa es denunciar un delito", ha explicado a Teknautas el socio del despacho de abogados Abanlex, Joaquín Muñoz.

Con el propósito de proteger el derecho a la intimidad y el secreto de las comunicaciones, en España no se permite acceder al contenido de los correos electrónicos de los usuarios si no es en el marco de una investigación. En este sentido, el art. 18.3 de la Constitución Española establece que: "Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial".

"A efectos técnicos Google puede tener derecho a acceder a los correos ya sea para prestar el servicio o llevar a cabo actividades relacionadas con el mismo, pero no para mirar el contenido ni de la comunicación ni de los archivos adjuntos a no ser que medie una orden judicial", ha añadido Muñoz. "Si las cláusulas contravienen alguna ley, se pueden considerar nulas".

El pasado 2013 las multinacionales estadounidenses de servicios de internet Google y Microsoft ya anunciaron que bloquearían hasta 100.000 términos comúnmente utilizados para buscar imágenes de abuso infantil en internet. Eric Schmidt confirmó que un equipo especializado de 200 personas había introducido nuevos algoritmos en los motores de búsqueda para garantizar que al introducir esos términos clave no se obtuvieran resultados.

Las organizaciones de protección de la infancia alertaron no obstante de que la mayoría de las imágenes de abusos de niños no se obtienen a través de búsquedas por internet sino que están en redes ocultas de pederastas.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios