sus fotos superan el millón de seguidores

El niño viral que se cachondeaba de las 'celebrities' en Instagram

Liam Martin se levanta todos los días para desayunar e ir al instituto. Pero además, este adolescente tiene que cumplir con sus sedientos fans en Instagram

Foto: El niño viral que se cachondeaba de las 'celebrities' en Instagram

17 años y perdido en las antípodas. Liam Martin amanece como todos los días para desayunar e ir al instituto y hablar con sus colegas de series, videojuegos o cualquier asunto que entretenga ahora a los adolescentes en esta generación. Solo que este neozelandés tiene una nueva responsabilidad antes de poner un pie en el suelo: acceder a su perfil de Instagram y comprobar la nueva avalancha de seguidores que han catapultado su cuenta a niveles de estrella de Hollywood.

Hace más o menos un año ya se entusiasmaba al comprobar que había alcanzado los 100.000 seguidores. Pero amigo, aquello era el tentempié ante lo que poco después llegaría a niveles de escándalo: el sonriente chaval de Auckland ha superado la marca del millón y medio de seguidores y a buen seguro comenzará a sentir el acoso de los anunciantes que querrán explotar esta mina de oro.

¿Qué ha hecho Liam para convertirse en la última fiebre de la red? En realidad, no mucho, pero lo que hace, lo hace bien. Nuestro protagonista decidió un buen día cachondearse de los famosos y sus llamativas imposturas disfrazándose como ellos y fotografiándose a su lado. Que si Miley Cyrus encima de una bola, Lady Gaga pintarrajeada… será por famosos y excentricidades. Aquello era un filón y la red se divirtió con sus escenas.

De Nueva Zelanda al mundo de forma masiva y en menos de un año se tiene que sustentar en una virilidad descontrolada que ha provocado el pequeño incendio que este chaval gestiona como puede. Mashable ha dibujado un interesante perfil de este fenómeno de nuestro tiempo en el que reconoce que la foto que más tiempo le llevó fue una de Katy Perry por la que se cobró la friolera de 300.000 Me gusta.

Si lo está pensando, acierta: es un filón a explotar por parte de los anunciantes, aunque sobre este tema, este astuto neozelandés guarda silencio tras su inocente sonrisa.

Una mina de oro para los anunciantes

Mientras tanto sigue alimentando su peculiar bestia. “Antes era un hobby pero ahora es una obligación”, explica. Y no le falta razón: esté donde esté tiene que regresar a casa para conseguir su reto personal de subir una foto para sus sedientos fans. Mucha jeta y poca inversión en complementos (que adquiere en los chinos) son suficientes para que sus seguidores se partan de risa y comenten divertidos.

Esté donde esté, Liam tiene que regresar a casa para conseguir su reto personal de subir una foto para sus sedientos fansAunque no todos. Ya se sabe que esto de estar expuesto en la red como un personaje público despierta envidias o, al menos, el lado más oscuro de algunos que le atacan sin piedad. Pero para alguien que no duda en mofarse de los más famosos (ni los personajes de Disney se libran), estos presuntos mordiscos son una buena oportunidad para exponer su cada vez más pública estampa: Liam grabó un vídeo explicando que ignoraba esos ataques y que, por supuesto, seguiría haciendo lo mismo, y ya que estamos, un merecido alegato contra el acoso en internet del que él se sentía en parte víctima.

La secuencia acumuló pronto 23.000 impactos en YouTube, canal en el que ya se acerca también a los 50.000 suscriptores. Y es que la criatura con indudables tablas para artista se ha convertido en un gran referente para los adolescentes, y en especial para los que tienen dificultades personales.

Nuestro protagoniza ha declarado que en muchas ocasiones le escriben atormentados adolescentes pidiendo consejo para superar obstáculos en la vida. Genio y figura.

¿Y la pasta? No hay prisa, o al menos eso parece pensar Liam, que lo único que hace es seguir alimentando el pequeño monstruo que ha creado y aumentando el número de seguidores en niveles escandalosos.

El dinero vendrá, de eso está seguro, pero no sabe cómo. Por el momento ha dejado en su perfil un correo electrónico mediante el cual uno puede contactar con él y suponemos que a través del mismo escuchará ofertas de posibles anunciantes o sponsors de este atrevido adolescente que se ha hecho famoso riéndose de lo grotesco de algunas apariciones de los famosos.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios