Probamos el LG G3 en su llegada a España: buena pantalla y mejor rendimiento
  1. Tecnología
el dispositivo cuesta libre 599 euros

Probamos el LG G3 en su llegada a España: buena pantalla y mejor rendimiento

LG ha puesto a la venta esta semana su nuevo 'smartphone'. El LG G3. La surcoreana apuesta por la pantalla y rendimiento como carta de presentación

Foto: Probamos el LG G3 en su llegada a España: buena pantalla y mejor rendimiento
Probamos el LG G3 en su llegada a España: buena pantalla y mejor rendimiento

¿Qué es lo que más valoran los usuarios a la hora de comprar un teléfono móvil? Esta es la gran pregunta que se hacen ahora mismo los grandes fabricantes para desmarcarse de la competencia en el duro mercado de los smartphones. Sin embargo, parece ser que LG lo tiene claro: pantalla, mucha pantalla. Y un gran rendimiento.

La surcoreana acaba de estrenar su último smartphone en España y en Teknautas ya lo hemos probado. Entre las características que más destacan se encuentran su pantalla, cámara de fotos, usabilidad y rendimiento.

La pantalla del G3es lo primero que llama la atención nada más encenderlo. Como el anterior modelo, el panel está pegado literalmente al borde físico, lo que le confiere una sensación de amplitud que pocos dispositivos son capaces de ofrecer. Estamos hablando de un panel Quad HD de 5,5 pulgadas y 538 ppp (píxeles por pulgada), que según la compañía permite una resolución cuatro veces mayor que el HD y casi dos veces la resolución de una Full HD.Esto se traduce en una calidad de imagen impecable, con una gran resolución y un acertado tratamiento de los colores.

Review en vídeo de LG G3

El diseño del terminal, al contrario, no sorprende tanto. El nuevo buque insignia de LG es clavado al anterior modelo (algo que, por otra parte, también han hecho Samsung, HTC y Apple con sus respectivos modelos). La tecnológica sigue apostando por el plástico como material predominante yprescinde de lujos como el lector de huellas o el cardíaco(componentes que incluyeron otros competidores como Apple o Samsung), y la resistencia al agua (como la gama Xperia de Sony).

La carcasa trasera es de plástico y ligeramente curvada. Además, incluye los botones físicoscomo el anterior modelo y la cámara de fotos en el centro. A diferencia de muchos de sus competidores que son unibody,este componente se puede extraer fácilmente dejando a la vista la batería y microSD.

¿Esto es algo bueno o malo? Pues depende de cada usuario. Los hay que prefieren un móvil de una sola pieza con materiales de alta gama y otros que se decantan por tener acceso a la batería para, por ejemplo, poder cambiarla con el paso del tiempo.

El teléfono se activa con un doble toque en la pantalla y deslizando el dedo. Se deja en reposo de la misma forma. Con dos toques.

El sistema operativo que utiliza es Android 4.4.2 Kit Kat modificado por LG. Los iconos son un poco más redondeados que los del G2 e incluye menos aplicaciones nativas, lo que se agradece en parte porque en el anterior modelo aparecían demasiadas que podían no resultar útiles a muchos usuarios.

Incluye Smart Notice, un sistema de alertas inteligentes que aprende los hábitos del usuario, yLG Health, una herramienta similar a apps como Runkeeper que monitoriza la actividad física.

El funcionamiento es muy rápido y la experiencia de uso muy satisfactoria, lo que en parte se debe al procesador Snapdragon 801 a 2,5 GHz que incluye. El LG mueve cualquier aplicación a máxima resolución y sin ningún tipo de esfuerzo. En este sentido, destaca su herramienta LG Health, que incluye Google Maps o el propio Google Earth.

Lo primero que pensamos tras comprobar las dimensiones del panel del G3 fue en la pila. Pero parece ser que el fabricante también ha querido cuidar este apartado y ha dotado al móvil de una batería de nada más y nada menos que 3.000 mAh, además de una tecnología que en teoría amplía su vida útil.

Tras una semana probándolo podemos asegurar que el teléfono aguanta perfectamente un día sin necesidad de carga realizando llamadas y navegando por internet. En este sentido y como ya apuntamos, una de sus ventajas es que en el caso de que la vida de la pila se acorte con el tiempo, el hecho de que la carcasa sea extraíble facilita su recambio.

Por su parte, la cámara trasera dispone de 13 megapíxeles y estabilizador de imagen, lo que permite tomar fotografías en condiciones con poca luz sin temor a que salgan tan fácilmente movidas. Destaca también su sistema láser Auto Focus, que captura imágenes enfocadas en un tiempo sorprendentemente rápido. En concreto, 0,276 segundos.

Su cámara delantera cuenta con 2,1 megapíxeles y algunas mejoras. Un ejemplo: el modo selfie incorpora un control de gestos. De esta manera, cuando se esté listo para hacer la autofoto, el usuario sólo tiene que abrir la mano para que la cámara la detecte, y a continuación apretar el puño. Este simple gesto será reconocido por el teléfono, que comenzará una cuenta atrás de tres segundos de forma automática. Otro avance es la posibilidad de retocar las autofotos en tiempo real, al mismo tiempo que el usuario se está enfocando.

El G3 incluye más características técnicas propias de un alta gama. Además del procesador, cuenta con 2 GB de RAM y 16/32 de memoria interna ampliable mediante microSD hasta los 128 GB.

En cuanto a seguridad destaca ContentLock, que mantiene seguros y ocultos los archivos cuando se pierde o se presta el teléfono, o la esperada Kill Switch, que permite inutilizar a distancia el teléfono, así como borrar y bloquear determinada información.

El LG G3 ya está a la venta enEspaña por un precio libre de 599 euros.

LG Móviles Tecnología
El redactor recomienda