Es noticia
Menú
El algoritmo para encontrar trabajo creado por un ex de Wall Street
  1. Tecnología
roletroll se ajusta al perfil de cada usuario

El algoritmo para encontrar trabajo creado por un ex de Wall Street

En tiempos de crisis soluciones inteligentes. Un ex Wall Street decidió colgar la corbata y crear un algoritmo que ayudase a la gente a encontrar trabajo

Foto:

“Venga a mi despacho”, la llamada urgente y sin nada previamente planificado presagiaba lo peor. Y los temores no eran infundados: “lo siento, ya no necesitamos de sus servicios”. Bum. El joven y cualificado Adam Grealish pasó a ser un número más en la lista de parados, de los caídos por el colapso financiero de 2008 con el epicentro en el mismo Wall Street que daba empleo a este ejecutivo.

El estadounidense inició el periplo de la búsqueda de trabajo: poner en orden el currículo, llamadas a esos contactos VIP que siempre te pueden sacar de un apuroy adentrarse en las inciertas aguas de buscar ofertas de empleo que se adapten a lo que uno busca. Headhunters, LinkedIn… pasaron las semanas, los meses y Grealish se desesperaba.¿Cómo era posible que con toda la oferta de empleo existente no diera con ninguna candidatura que le sacara del agujero?

No se iba a quedar de brazos cruzados y comenzó a programar desde su casa un algoritmo que, combinando diferentes variables y muchas bases de datos de empleo en internet, fuera capaz de filtrar el contenido y ofrecerle en la pantalla de su ordenador aquellos puestos que se acercaran a lo que realmente estaba buscando. Ese algoritmo estaba vivo además, con lo que las candidaturas iban variando con el paso de los días al igual que el alcance real de su búsqueda. Ylo que es más importante, su precisión, se disparó.

Entonces, su pequeño programa no tardó en dar sus frutos y este hábil profesional fue fichado por Goldman Sachs.

El día que fuícontratado por Goldman Sachs

Desde la seguridad de la nómina, Grealish apartó su proyecto pero el éxito del algoritmo germinó a fuego lento en su interior. ¿Aquello podía tener futuro en forma de negocio? Fue en este punto cuando la crisis arreciaba con más fuerza y la tasa de paro alcanzó cifras intolerables en Estados Unidos, tal y como explica Business Insider.

Las firmas de selección de personal comenzaron a vivir un importante repunte de trabajo y nuestro hombre no se lo pensó dos veces y decidió lanzarse al vacío, esta vez de forma voluntaria.

El ejecutivo se quitó la corbata y dijo adiós a su estable empleo para aventurarse como emprendedor

El ejecutivo se quitó la corbata y dijo adiós a su estable empleo para aventurarse como emprendedor dando forma a su algoritmo y poniéndole nombre y cara: eran los inicios de Roletroll.

Tras meses de intenso trabajo, el proyecto ha visto finalmente la luz este mismo mes y promete abrirse un hueco considerable en el segmento de la selección de personal si nos atenemos a los elementos diferenciales que aporta.

“Buscar trabajo es tan impersonal…” escribe Grealish en la web del servicio, y es que el candidato se ve condenado a engrosar su candidatura en una fría base de datos que se barrunta descomunal en la distancia y en la que uno es un frío número más esperando que el azar lo rescate del olvido.

En esta penosa búsqueda hay que ser activo, además, para aumentar las posibilidades de encontrar trabajo, y así los candidatos se ven obligados a bucear entre los cientos de candidaturas que aparecen en su pantalla, muchas de ellas que no tienen ninguna relación o interés con lo que se está buscando.

Ofertas de empleo más ajustadas a tu perfil

Es aquí donde obra la magia de Roletroll, un servicio en el que el buscador de empleo “configura su perfil y se olvida”, como explica su CEO. El candidato envía su perfil al servicio de forma totalmente gratuita y expresa una serie de intereses básicos en lo relativo a su empleo ideal. Hasta aquí, nada fuera de lo común que no hayamos visto hasta la fecha, pero es en este punto donde la búsqueda de trabajo comienza a ser mucho más interesante, y sobre todo, efectiva.

placeholder

El candidato comenzará a ver que los puestos ofertados son mucho más cercanos a sus intereses y además, podrá puntuarlos en función de su interés, de forma que el algoritmo vaya afinando con el uso el tiro y así los perfiles mostrados son cada vez más cercanos a los intereses.

Pronto la búsqueda se convierte en un juego en el que las posibilidades de ganar son elevadas y por otro lado crecientes. El volumen de información que acumula el servicio es hábilmente combinado de forma que el candidato pueda ver las tendencias del mercado de trabajo en tiempo real: dónde se buscan más candidatos, qué porcentaje de los puestos ofrece sueldos variables y otro tipo de datos que enriquecen enormemente la experiencia.

Sobre el papel, la idea es ganadora pero… ¿cómo hará dinero esta startup? El ex de Wall Street lo tiene claro: mediante servicios premium a los candidatos y posibilidad de anunciarse a las empresas que busquen profesionales. Y el comienzo parece prometedor: Roletroll acumula ya 5 millones de usuarios buscando empleo.

“Venga a mi despacho”, la llamada urgente y sin nada previamente planificado presagiaba lo peor. Y los temores no eran infundados: “lo siento, ya no necesitamos de sus servicios”. Bum. El joven y cualificado Adam Grealish pasó a ser un número más en la lista de parados, de los caídos por el colapso financiero de 2008 con el epicentro en el mismo Wall Street que daba empleo a este ejecutivo.

Wall Street
El redactor recomienda