Facebook manipuló 700.000 cuentas de sus usuarios para un experimento
  1. Tecnología
muestra el contagio emocional en internet

Facebook manipuló 700.000 cuentas de sus usuarios para un experimento

La red social Facebook manipuló en secreto las cuentas de cerca de 700.000 usuarios para estudiar el contagio emocional en el contexto de un estudio

Foto:

Facebook manipuló en secreto las cuentas de cerca de 700.000 usuarios para estudiar el contagio emocionalen el contexto de un estudio. Esta práctica ha enfurecido a los usuarios y ha planteado cuestiones éticas.

Durante una semana(del 11 al 18 de enero de 2012), la popular red social y científicos de las universidades de Cornell y California en San Francisco, usaron los algoritmos del sitio para cambiar el contenido de la información recibida por un grupo deusuarios en ingléscon el fin de estudiar el impacto en sus emociones.

La investigación fue publicada en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU (PNAS) el pasado 17 de junio.

Los autores trataban de saber si el número de mensajes positivos o negativos leídos por los usuarios influyó en el contenido de lo que estaban publicando ellos mismos en el sitio.

"Los estados emocionales son comunicativos y pueden propagarse por contagio, lo que lleva a otros a sentir las mismas emociones sin ser conscientes", escriben los autores de esta investigación. Según ellos, "estos resultados muestran la realidad del contagio emocional de masas a través de redes sociales".

Otras investigaciones han examinado este fenómeno, pero este estudio es único en el sentido de que sus autores han manipuladolos datos, tal y como ellos mismos reconocen.

Una investigación acorde con la política de Facebook

También se encargaron de subrayar que la investigación fue "coherente con la política de uso de datos para todos los usuarios que tengan una cuenta de Facebook".

Su estudio, que inicialmente pasó desapercibido en los principales medios de EEUU, ha tenido una creciente respuesta después de varios artículos al respecto publicados este fin de semana en Slate y en los sitios web de las revistas The Atlantic y Forbes.

"Es probablemente legal pero ¿es ético?" se preguntaba The Atlantic en su artículo. Algunos internautas expresaron su "profunda pena" y describieron el método utilizado como "alarmante" e incluso "demoníaco".

Susan Fiske, de la Universidad de Princeton que publicó la investigación, dijo a The Atlantic que se pusieron en contacto con los autores para compartir sus preocupaciones acerca de su trabajo.

Fiske reconoció que las cuestiones éticas planteadas por este estudio "sin duda tocan una fibra sensible, pero creo que es Facebook quien tiene que responder a las preocupaciones" de sus usuarios.

Por su parte, Facebook, la red social más grande con más de mil millones de usuarios, rechazó las acusaciones. "Nosotros hacemos investigaciones para mejorar nuestros servicios (...) y una gran parte es comprender cómo las personas responden a diferentes contenidos positivos o negativos", comentó un portavoz de la red social. "Revisamos cuidadosamente las investigaciones que hacemos y tienen un proceso de revisión interna muy estricto".

Facebook Redes Sociales
El redactor recomienda