Es noticia
Menú
Los gama media que harán que no vuelvas a gastarte una millonada en un 'smartphone'
  1. Tecnología
moto g, lumia 630, sony xperia m2...

Los gama media que harán que no vuelvas a gastarte una millonada en un 'smartphone'

Tras el lanzamiento del Moto G algunos fabricantes de teléfonos parecen haber tomado nota del órdago de Google. Los gama media irrumpen con fuerza

Foto:

En noviembre del año pasado Google presentaba a través de Motorola el Moto G, un móvil que despertaba el entusiasmo entre aquellos que buscan un smartphone económico que no les decepcione a los pocos días de sacarlo de la caja. Las conclusiones apuntaban en la misma dirección: por fin un terminal de menos de 200 euros tenía potencia suficiente para que usar Android no resultase una experiencia frustrante.

Unos meses antes Nokia también había logrado que el económico Lumia 520, que aún sigue a la venta por unos 100 euros, fuese uno de los primeros móviles capaces de funcionar fluidamente con un sistema operativo de última generación. En este caso, Windows Phone 8.

Parece que es sólo cuestión de tiempo que los fabricantes chinos logren tener capacidad para producir y vender sus teléfonos a nivel mundial. ¿Cómo reaccionarán entonces estas compañías?

Ejemplos de móvilesbaratos que no lo parecen

Siete meses después del lanzamiento del Moto G, algunos fabricantes de teléfonos parecen haber tomado nota del órdago de Google. En las tiendas ya hay a la venta algunos modelos similares en prestaciones y precio al móvil de Motorola. Entre los últimos en aparecer está el Sony Xperia M2.

Por su parte, Nokia ha lanzado el sucesor del Lumia 520: el Lumia 630.

placeholder

Tanto el Sony como el Nokia llevan en sus entrañas una de las claves del éxito del Moto G: el procesador Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos con una velocidad de 1,2 GHz. Tras probar ambos teléfonos durante varios días, las sensaciones que nos han transmitido son muy buenas.

Es cierto que ni uno ni otro cuentan con una cámara fuera de serie, un diseño muy refinado ni ciertas funciones propias de modelos de gama alta gama. Los que busquen cosas como resistencia al agua, pantallas de alta definición o un cuerpo de aluminio tendrán que fijarse en otros productos.

El gran atractivo de estos teléfonos es el precio: 149 euros el Lumia y 289 el Xperia M2, aunque son muchas las tiendas que venden este último por poco más de 200 euros. Por otra parte, a los que le convenza el Lumia les recomendamos que esperen a que se lance en verano el Lumia 635, un terminal idéntico al 630 pero con conexión 4G y un precio oficial de 180 euros.

Tras probar el Sony Xperia M2 y el Lumia 630 durante varios días, las sensaciones que nos han transmitido son muy buenas

El Xperia M2 cuenta con algunas características que hasta hace poco sólo podíamos ver en móviles de alta gama. Las principales en las que aventaja al Lumia son que tiene un gigabyte de memoria RAM, tecnología NFC, una pantalla algo mayor y compatibilidad con redes 4G. Pero también hay detalles en los que el Lumia 630 va por delante del Xperia M2.El principal es que viene equipado con la última versión de Windows Phone, mientras que Sony vende el M2 con la penúltima versión de Android.

Por otra parte, los dos móviles cuentan con 8 GB de memoria interna. Mientras el Lumia puede ampliar su capacidad de almacenamiento hasta los 128 GBusando tarjetas microSD, el Xperia sólo puede ampliarse hasta los 32 GB.

La batería del Lumia, además, se puede extraer, lo que nos permite usar una de repuesto si es necesario.

En cuanto a diseño y dimensiones, el Lumia 630 tiene una pantalla de 4,5 pulgadas y el Sony Xperia M2 otra de 4,8 pulgadas. No parece una gran diferencia, pero a la hora de la verdad este último parece mucho mayor.

Los dos permiten quitar y poner las tarjetas SIM y SD sin tener que abrirlos. Cuando hacemos esa operación, en el 630 debemos extraer su batería, lo que provoca que haya que volver a introducir manualmente la fecha y la hora.

Por otra parte, el plástico del que está hecho el Lumia transmite una sensación de mayor fragilidad que el del Xperia, aunque el primero cuenta con la ventaja de que podemos cambiar sus carcasas. De hecho, viene con dos de serie.

placeholder

La resolución de la pantalla de 4,5 pulgadas del Lumia 630 es de 854x480 píxeles, lo que equivale a una densidad de 218 píxeles por pulgada. La de 4,8 pulgadas del Xperia M2 es de 960x540 con una densidad de 229 píxeles. En la práctica no se aprecian grandes diferencias entre ambas y las dos se ven lo suficientemente bien como para no decepcionar a casi nadie. Excepto los que estén acostumbrados a usar pantallas de alta resolución, que echarán en falta una de mayor calidad.

Por su parte, el procesador de cuatro núcleos Snapdragon es el responsable de que ambos móviles trabajen con fluidez en toda clase de aplicaciones, algo que nos ha sorprendido especialmente en el Lumia 630, pues sólo tiene 512 Mb de RAM (la mitad que el Xperia). Por ello deducimos que Windows Phone hace un uso más eficiente de la memoria que Android.

Para ponerlos en apuros, en el Lumia hemos cargado el juego Asphalt 8 y Photoshop Touch en el Xperia, dos aplicaciones que requieren de cierta potencia y que en ambos casos han funcionado perfectamente.

El sensor de la cámara del Xperia M2 es de ocho megapíxeles aunque Sony no indica su tamaño(mala señal), y puede grabar vídeo Full HD. El Lumia cuenta con un sensor de imagen bastante pequeño, ¼ de pulgada, con cinco megapíxeles que sólo graba vídeo con resolución HD estándar. Ambos móviles equipan un objetivo luminoso con una abertura de diafragma idéntica: f/2.4.

Por otra parte, en el apartado fotográfico el Xperia M2 cuenta con tres elementos de los que carece el Lumia 630: flash, botón de disparo y cámara frontal, aunque esta sólo está pensada para videoconferenciaspues su resolución no llega ni a un megapíxel. Por ello, no es muy recomendable usarla para hacer selfies.

Lo que sí nos ha parecido genial en ambos móviles es el software de imagen que Nokia y Sony han incorporado. Casi idéntico al que equipan otros modelos de gama superior.

En el Lumia choca, por ejemplo, que con una cámara tan modesta tengamos acceso a todos los controles manuales del disparo. El Xperia M2 también cuenta con aplicaciones de fotografía exclusivas de Sony, las mismas que usan sus móviles más avanzados: el Xperia Z1 y el Z2.

placeholder

Por otra parte, los dos móviles con un uso normal ofrecen el típico día de autonomía. Aunque hay diferencias en la capacidad de la batería de ambos: la del Nokia es de 1.830 mAh y la del Sony de 2.300 mAh. Aunque como decimos el Lumia permite sustituirla y llevar una de repuesto si es necesario.

En cualquier caso, tanto el Lumia como el Xperia cuentan con funciones de ahorro de energía bastante eficientes para alargar unas horas la autonomía.

Estos teléfonos convencerán a los que quieren gastar poco dinero en un móvil sin que termine olvidado en un cajón dentro de unos meses

En cuanto a software se refiere, Nokia y Microsoft se han encargado de proveer al Lumia de un buen número de aplicaciones de gran calidad y gratuitas. Entre ellas destacan la de mapas y el paquete Office.

El Sony también viene bien nutrido de aplicaciones, pero varias son versiones de evaluación. La principal diferencia entre uno y otro en este apartado es que el Lumia permite desinstalar casi todas las que vienen de serie, algo que no es posible en el caso del Xperia.

En conclusión, estos dos teléfonos convencerán a los que quieren gastar poco dinero en un móvil sin que termine olvidado en un cajón dentro de unos meses, si bien la limitada memoria del Lumia 630 quizá sea un lastre de cara a ser actualizado a futuras versiones de Windows Phone. También la calidad de su cámara decepcionará a los que la usen con frecuencia, sobre todo a la hora de hacer fotos con poca luz. Pero ni uno ni otro nos dejan con la amarga sensación de que hemos malgastado nuestro dinero.

En noviembre del año pasado Google presentaba a través de Motorola el Moto G, un móvil que despertaba el entusiasmo entre aquellos que buscan un smartphone económico que no les decepcione a los pocos días de sacarlo de la caja. Las conclusiones apuntaban en la misma dirección: por fin un terminal de menos de 200 euros tenía potencia suficiente para que usar Android no resultase una experiencia frustrante.

Tecnología
El redactor recomienda