Surface Pro 3, una tableta multiusos que podría decepcionar a los más creativos
  1. Tecnología
analizamos a fondo la tableta de microsoft

Surface Pro 3, una tableta multiusos que podría decepcionar a los más creativos

Microsoft va mucho mejor encaminado en la tercera generación de sus tabletas. Pero el nuevo Surface podría decepcionar a cierto sector de sus usuarios

Foto:

Microsoft va mucho mejor encaminado en la tercera generación de sus tabletas que en los dos intentos anteriores. Sobre todo a la hora de convencer a los usuarios que realizan trabajos creativos ya que la nueva Surface Pro 3 parece una fusión mucho más convincente entre ordenador y tableta.

Sus mejores credenciales son su pantalla (táctil y con una resolución similar a la pantalla retina que usa el Macbook Pro), el procesador Intel Core i3, i5 o i7 de última generación, la memoria ram generosa de 4 u 8 GB y la posibilidad de usar con ella un puntero con 256 niveles de presión.

Esto último es un detalle destinado a entusiasmar a ilustradores, diseñadores gráficos, fotógrafos y a todos los que trabajan con programas de CAD. Aunque también a los quieran tomar notas como si la Surface fuese un cuaderno.

Pero su verdadero punto fuerte es su peso de 800 gramos (sin incluir el teclado que hace de funda que incluye de serie). O lo que es lo mismo 70 gramos más que la primera versión del iPad y la mitad de lo que pesa el MacBook Pro, un portátil con el que Microsoft comparaba el nuevo Surface en su tienda (ahora lo compara con el MacBook Air).

Los problemas del Surface Pro 3

Uno de los momentos más espectaculares de la presentación de la Microsoft Surface 3 fue cuando se pudo ver funcionar en él la edición táctil de Photoshop CC. Una versión que cuenta con todas las características del programa, pero que ha sido adaptada para responder a punteros táctiles con diferentes niveles de presión y que tiene iconos de mayor tamaño para trabajar en pantallas pequeñas. Seguro que más de un usuario de Mac se mordió las uñas al enterarse de eso.

Pero al analizar con lupa la hoja de especificaciones del Surface Pro 3 se descubren algunos problemas que pueden lastrar el éxito del dispositivo.

Si queremos conectar la tarjeta de memoria de una cámara –el aparato sólo cuenta con un lector de tarjetas Micro SD- y descargar las fotos a un disco duro externo, tendremos que usar un adaptador

El primero es que cuenta sólo con un puerto USB 3.0. Algo que para una tableta estándar no es un problema, pero si para una que quiere sustituir a un ordenador. Si por ejemplo queremos hacer algo tan común como conectar la tarjeta de memoria de una cámara –el aparato sólo cuenta con un lector de tarjetas Micro SD- y descargar las fotos a un disco duro externo, tendremos que usar un adaptador. Eso o recurrir al docking que Microsoft vende por 200 dólares para usarlo como ordenador que cuenta con cinco puertos USB.

Otro problema del nuevo Surface para rivalizar con un ordenador es su teclado. El que viene de serie está lejos de poder sustituir al de un portátil. Tampoco su touchpad parece ser ninguna maravilla. Pero lo peor es que si decidimos comprar el de teclas mecánicas de Microsoft nos encontramos con que cuesta 130 dólares y añade 300 gramos al peso del dispositivo.

placeholder

De hecho, el Surface Pro 3 básico de 64 Gb y Procesador Core i3 iguala con ese complemento en la báscula y en el precio al MacBook Air de 11 pulgadas con 128 Gb y procesador Core i5.

¿Un intento real de acabar con los portátiles?

Tiene bastante mérito que Microsoft haya introducido en una máquina de 800 gramos un procesador Intel Core i3, i5 o i7 para que podamos usar Windows Pro 8.1. Pero en el apartado gráfico el dispositivo se queda algo corto. Algo que decepcionará a los que piensen en adquirirlo para realizar trabajos creativos con el gancho de su lápiz y su pantalla táctil.

Los MacBook Pro con los que Microsoft compara el nuevo producto usan la tecnología Iris Pro Graphics de Intel o una tarjeta dedicada GeForce GT 750M de NVIDIA con 2 GB. Mientras que la Surface Pro 3 se tiene que conformar con una tecnología gráfica algo obsoleta: la Intel HD Graphics 4400. Incluso el MacBook Air, que cuenta con una gráfica Intel HD Graphics 5000, supera a la nueva Surface en ese apartado.

Incluso el MacBook Air, que cuenta con una gráfica Intel HD Graphics 5000, supera a la nueva Surface en ese apartado

Además, hay que tener en cuenta que para incluir un microprocesador de la familia Intel Core en Microsoft se ha visto obligados a introducir un ventilador en la nueva Surface. Algo que resulta sorprendente para una tableta. Habrá que comprobar en la práctica hasta que punto este elemento es silencioso.

En definitiva, la nueva Surface Pro parece un buen intento para desterrar los ordenadores portátiles de nuestras vidas. Aunque esta nueva generación decepcionará a los que exprimen su ordenador a fondo, sobre todo en el apartado gráfico. Tampoco levantarán pasiones debido a su peso si la usamos para consultar contenidos. Pues sostener con las manos durante mucho tiempo un aparato de 800 gramos no es sencillo.

placeholder

Más contentos quedarán los que buscan una tableta profesional. Pues la gran baza que juega frente a modelos como las Samsung TabPro que probamos en su día es que permiten cargar aplicaciones de escritorio.

Curiosamente las configuraciones más competitivas de la Surface Pro 3 son las superiores. Pues las versiones más básicas corren el riesgo de quedarse obsoletas rápidamente. Al menos para trabajar con ellas. De hecho, los 1.549 euros del modelo con 8 Gb de memoria ram, 256 de disco duro y procesador Core i7 resulta una cifra atractiva para aquellos que necesitan movilidad y una máquina potente con la que trabajar. Incluso aunque tengamos que añadir algunos complementos.

Tecnología Microsoft Tablet
El redactor recomienda