Supercélulas, la espectacular combinación de una tormenta y un ciclón
  1. Tecnología
Así se forman y éstas son sus consecuencias

Supercélulas, la espectacular combinación de una tormenta y un ciclón

El cielo se va oscureciendo y las nubes comienzan a girar como si fuesen un remolino. Se trata de una supercélula, un fenómeno meteorológico espectacular

Foto: Un cazador de tormentas fotografía una supercélula en Oklahoma, Estados Unidos
Un cazador de tormentas fotografía una supercélula en Oklahoma, Estados Unidos

Eso que ven en la fotografía de arriba es una tormenta. Pero no una cualquiera. Es, concretamente lo que los meteorólogos llaman una supercélula, un tipo de tormenta espectacular, casi monstruosa, que se da solo en ocasiones contadas ya que necesita que coincidan algunas condiciones ambientales muy concretas para formarse.

"Una supercélula es un tipo de tormenta especial que acoge en su interior un mesociclón, es decir, una estructura que gira sobre sí misma. Este tipo de fenómenos son poco habituales, pero cuando se forman pueden provocar meteorología severa, como granizo de gran tamaño, mucho aparato eléctrico e incluso tornados", ha explicado a Teknautas Emilio Rey, meteórologo y creador de DigitalMeteo.

Aficionado a cazar tormentas (buscar dónde se van a formar y capturarlas en vídeo y foto), Rey asegura que una supercélula sería la pieza ideal a cobrarse. "Es algo espectacular, la combinación ideal de fenómenos". En España se dan todos los años, aunque no más de dos o tres, y no es fácil predecir cuándo y dónde tendrá lugar una. En la web Tiempo Severo, Rey recoge la información histórica de todas las supercélulas que se han observado en España en los últimos años.

Una supercélula en acción

En Estados Unidos, sin embargo, son más habituales. En el vídeo que mostramos se puede ver perfectamente cómo se forma una de estas supercélulas. Fue grabado esta misma semana en Wyoming por un grupo de cazatormentas llamado Basehunters Chasing, y en él se muestra cómo las nubes se arremolinan y comienzan a girar, como un enorme sumidero, tornándose cada vez más oscuras y dejando caer lluvia e incluso formando algunos tornados. Las imágenes son espectaculares.

Toda tormenta es un choque de masas de aire a distinta temperatura, velocidad y humedad. En este caso, las diferencias tienen que ser más extremas: una tiene que ser muy caliente y húmeda, y la otra seca y bastante fría

¿Qué hace falta para que se forme una supercélula? Rey describe varias condiciones. Las dos principales es que choquen masas de aire con distintas características. "Toda tormenta es un choque de masas de aire a distinta temperatura, velocidad y humedad. En este caso, las diferencias tienen que ser más extremas: una tiene que ser muy caliente y húmeda, y la otra seca y bastante fría". Pero además, debe haber distintas condiciones de presión, velocidad en el movimiento del viento, etc.

Cuando se forma una supercélula, el tiempo puede empeorar mucho en poco tiempo. Como decimos, puede ir asociada a vientos muy fuertes, incluso tornados, lluvias intensas, granizo y muchos rayos y truenos. Además, al contrario de la mayoría de las tormentas que suelen tener un recorrido más o menos intenso pero casi siempre breve, una supercélula puede perpetuarse durante un tiempo prolongado, incluso aunque las condiciones a su alrededor ya no sean favorables para la formación de nuevas tormentas.

Meteorología
El redactor recomienda