Samsung Galaxy S5: más resistencia pero mismo diseño
  1. Tecnología
el buque insignia de la compañía llega a españa

Samsung Galaxy S5: más resistencia pero mismo diseño

Después de haber sido anunciado en el MWC, el Galaxy S5 llega a las tiendas de España. Lo hemos puesto a prueba y comprobado su resistencia al agua

Foto:

Poco más de un mes después de que fuera anunciado en el Mobile World Congress, la feria tecnológica que se celebra cada año en Barcelona, el Galaxy S5 llega a España. El nuevo buque insignia de la surcoreana no lo tendrá fácil porque el mercado se encuentra colapsado de grandes dispositivos como el iPhone 5S o el HTC One M8. Pero viene con los deberes hechos.

En Teknautas hemos probado el móvil y, si bien es cierto que no sorprende por su diseño, que es prácticamente igual que el del anterior modelo, sí lo hace en otros componentes.

La estrategia de la compañía en este sentido parece bastante clara: mantener lo que les estaba funcionando y añadir las innovaciones de sus máximos rivales. Nos referimos al lector de huellas (que incluyó Apple en su iPhone 5S), y la certificación IP67, que le otorga resistencia al agua y que también tienen otros teléfonos como el Sony Xperia Z2.

En cuanto a diseño se refiere, el S5 incluye en su parte trasera un acabado en plástico (sí, sigue siendo de plástico), poroso y mate, a diferencia del S4, que es liso brillante. En este sentido recuerda un poco al que incluye el Note 3. Sus ventajas son un mayor agarre y que no deja huellas o suciedad, tan molestas en otros dispositivos.

Los que ansiaban un mayor acabado en metal y no policarbonato tendrán que esperar. Para compensar, el fabricante ha incluido nuevos colores muy vivos con el fin de hacerlo más atractivo.

La pantalla es Full HD Super AMOLED de 5,1 pulgadas (solo una más que el modelo anterior), así que en esto tampoco cambia prácticamente en nada. En lo que sí lo hace es en su grosor, y a peor, porque es levemente mayor. Esto es debido a la certificación IP67. Si se levanta la carcasa posterior, se puede apreciar una membrana que rodea los componentes esenciales y que impide que se filtre el agua.

La pregunta que nos hemos hecho en Teknautas es si realmente funciona. Y podemos asegurar que sí. Lo hemos sumergido en agua y después metido en un recipiente con arena. El teléfono ha sobrevivido sin problemas a esta traumática experiencia, como mostramos en el vídeo de arriba.

Entre las novedades que podemos encontrar en el S5 se encuentra el lector de huellas, ubicado en su botón frontal. Para que lea la huella dactilar del usuario tan sólo es necesario que desplace el dedo. De esta forma se puede desbloquear, realizar pagos o utilizar el teléfono en modo privado sin tener que recurrir a la molesta contraseña.

Entre las novedades que podemos encontrar en el Galaxy S5 se encuentra el lector de huellas, ubicado en su botón frontal

En su parte trasera tenemos el sensor de ritmo cardiaco. Al activar el medidor de frecuencia en el menú de Ajustes y colocar el dedo en la parte de atrás, este componente mide la frecuencia cardiaca y permite acceder a diferentes gráficas o combinarlo con otros accesorios de Samsung (que no de otras marcas), para hacer un seguimiento más pormenorizado del ejercicio físico.

Por su parte, la interfaz de usuario es mucho más limpia que en anteriores versiones, por lo que la información es mucho más clara. También destaca un rediseño en la parte de Ajustes, que además son editables.

placeholder

Además del rediseño, uno de los componentes que más ha mejorado Samsung es la cámara de fotos. Este dispositivo cuenta con 16 megapíxeles. Más que los 13 del anterior modelo, pero menos que otros móviles como el Xperia Z2, que cuenta con 20.7.

¿Esto es bueno o malo? Depende de para qué. En nuestro artículo, donde ponemos a prueba su cámara, desvelamos sus pros y contras.

El Galaxy S5 también cuenta con el sistema Selective Focus (tecnología que ya hemos visto en otros terminales y que permite reenfocar una imagen tras hacer la foto). Por su parte, el Auto Focus es capaz de reaccionar en apenas 0,3 segundos. Es decir, levantar el móvil y disparar, sin más, por lo que se convierte de esta forma en uno de los más rápidos del mercado. Por último, la grabación de vídeo es de 4K/UHD.

Pero el componente que más ha llamado la atención es, como comentábamos, su certificación IP67, lo que permitirá sumergir el dispositivo a un metro de profundidad durante 30 minutos. Algo muy útil si se moja accidentalmente.

En el vídeo demostramos cómo el teléfono de la compañía surcoreana resistió perfectamente debajo del agua al mismo tiempo que emitía música, y acto seguido lo sometimos a un baño de arena. Tras sacarlo de ambos recipientes y secarlo con un paño, seguía funcionando perfectamente.

placeholder

Por último, la batería es de 2.800 mAh, lo que se traduce en la nada despreciable cifra de diez horas de navegación web y doce en reproducción de vídeo.

No es lo único que han querido hacer por la autonomía del terminal. En este sentido, el software dispone además de un modo de ahorro de energía que promete alargar su vida cuando le queda poca pila. La firma asegura que, si activamos este modo, podremos seguir utilizando el teléfono durante 24 horas más con sólo un 10% de batería.

Samsung Galaxy
El redactor recomienda