maría garaña, presidenta de microsoft españa

"Cuando la UE cambie el marco legislativo, tributaremos en España encantados"

La presidenta de Microsoft España ha hablado con 'Teknautas' sobre Windows 8, el fin del PC o la ley que permite tributar en cualquier país de Europa

Foto: (Fotografías: Enrique Villarino - Vídeo: Luis Núñez-Villaveirán y Francisco Javier Martínez)
(Fotografías: Enrique Villarino - Vídeo: Luis Núñez-Villaveirán y Francisco Javier Martínez)

Dicen que no representa la típica figura de ejecutivo agresivo, que no es una presidenta al uso y que no le gustan los empleados que pasan demasiadas horas al día en la oficina calentando la silla. Sino que se fija más en los resultados, algo que se empeña en dejar claro a los pocos minutos de conocerla: "Microsoft no es una compañía cualquiera. Aquí la gente entra y sale cuando quiere. Campa a sus anchas, pero tiene claro cuál es su objetivo. Y todos lo cumplen".

Tras su periplo por Latinoamérica, María Garaña Corces fue nombrada presidenta de Microsoft España en 2008. La que es una de las ejecutivas más importantes de nuestro país tuvo que afrontar entonces el difícil reto de dirigir una gran compañía tecnológica justo en el momento del estallido de la crisis.

Ahora, desde sus espectaculares oficinas ubicadas en la lujosa urbanización madrileña de La Finca, esta empresaria nacida en Madrid y licenciada en Ciencias Empresariales y Derecho, ha hablado con Teknautas sobre multitud de temas de actualidad como Windows 8, la integración de Nokia en la compañía, el supuesto fin del PC o la polémica que rodea a las compañías que venden en España pero tributan casi todos sus impuestos en Irlanda.

Pregunta: El sector de las empresas tecnológicas, como tantos otros, es muy competitivo. Pero aún más para las mujeres, que no se suelen prodigar mucho. ¿A qué cree que se debe?

Respuesta: Las mujeres ocupan sólo un 28% en el sector de la tecnología. Es una cifra mucho mayor que la de otros sectores, pero todavía muy pobre porque en realidad deberíamos de estar en el 50%. Una de las causas puede ser el hecho de que muy pocas eligen estudiar carreras relacionadas con esta rama. La realidad es que un tercio de los universitarios en España son de carreras técnicas, y de esta cantidad sólo un 25% son mujeres. Si no cambia esta situación en pocos años, no sé dónde quedaremos.

El Confidencial entrevista a la presidenta de Microsoft en España

P.: ¿Cómo fue su escalada hasta la presidencia de Microsoft? ¿Le resultó muy difícil llegar hasta donde se encuentra?

R.: Nada de todo lo que me ha ocurrido responde a un plan pensado. Nunca pensé en ser CEO de una gran compañía. Empecé a trabajar donde me contrataron, lo que sucede es que siempre me he preocupado en elegir bien las empresas donde entraba. No me he encontrado nunca techos en ninguna parte y sobre todo he trabajado mucho. Detrás de todo esto hay muchísimo trabajo y esfuerzo. Pero me compensa.

P.: Fue nombrada presidenta de Microsoft España en 2008, justo en el momento del estallido de la crisis en nuestro país. ¿Cómo ha sido lidiar con esta coyunturanbsp;

R.: No me esperaba esta situación. Me fui de España tras terminar mis estudios en la universidad. Cuando volví, tenía ganas de manejar un mercado estable y tranquilo. Sin embargo, me encontré con un panorama totalmente distinto. La crisis había paralizado a los clientes, los mercados y la industria. No fue fácil. Supuso un shock para todos. Estábamos como muchos países de Latinoamérica. Con la diferencia de que estos tienen implantada la crisis en su ADN.

Me fui de España tras terminar mis estudios en la universidad. Cuando volví, tenía ganas de manejar un mercado estable y tranquilo. Sin embargo, me encontré con un panorama totalmente distintoP.: En una ocasión aseguró que le gustaba contratar a gente que había fracasado en alguna ocasión en su vida. Esta filosofía en EEUU está bien vista, pero parece ser que no tanto en España. ¿Se aprende más de un error que de un acierto?

R.: Seguro. Al final, la experiencia te la da equivocarte y el haberte caído unas cuantas veces en tu vida profesional, aunque también en la personal. Yo creo que esta filosofía está implantada en muchos países y cada vez más en España. Es verdad que aún no está muy aceptada en el mundo del emprendimiento, pero sí en el corporativo.

LA COMPRA DE NOKIA Y EL CAMBIO DE CEO EN MICROSOFT

P.: Si Microsoft consigue finalmente las autorizaciones pertinentes, Nokia se integrará en la compañía este mismo año. ¿Qué cambios supondrá esto a nivel local?

R.: Todavía estamos a la espera de las aprobaciones pertinentes de algunos países. Pero cuando esto ocurra esperamos muchos cambios, y todos para bien. Una de las razones de esta unión es que a Microsoft le faltaba algo. Éramos lo que iba dentro de los dispositivos, pero no lo que tocaba el usuario final. Durante mucho tiempo estuvimos viendo si determinados fabricantes lanzaban un dispositivo que funcionara de tal o cual forma, que además fuera bonito, que tuviese determinada pantalla o el material mismo. Al final decidimos hacerlo nosotros. De esta forma podemos ser más competitivos.

P.: Sin embargo, algunos apuntan a que el negocio no está en los dispositivos…

R.: Y es cierto. No está en los dispositivos, sino en los servicios. Aun así, la puerta de entrada es lo que tocas, así que tienes que estar presente en ese mundo. Google por ejemplo tiene un modelo muy diferente del nuestro. Ellos viven 99,9% de la publicidad. Fabrican tecnología pero no venden tecnología. Nosotros fabricamos tecnología y vendemos tecnología. Y todo esto ha pasado en muy pocos años.

P.: Durante el Mobile World Congress, Nokia anunció una familia de 'smartphones' con Android y no Windows Phone. ¿Qué le parece la idea de un teléfono Nokia con el sistema operativo de Google?

R.: Yo particularmente no lo veo mal. Me parece una buena puerta de entrada para que nuestros servicios lleguen a un determinado cliente al que de otra forma no habríamos llegado. Hay que recordar que estos móviles, aunque llevan incorporado Android, incluyen todos los servicios de Microsoft.

P.: El pasado mes de febrero Microsoft nombró nuevo consejero delegado, que ahora es Satya Nadella. Un total desconocido para el común de los mortales...

R.: Sí lo es. Pero fue todo un acierto. El gran debate que surgió con la sucesión de Steve Ballmer fue el de poner a alguien de marketing y ventas o con un perfil más en conexión con los grupos de producto. Al final dimos más prioridad a lo segundo y creo que de forma acertada. Microsoft es una compañía en la que el 80% de sus empleados son ingenieros. Es por esto que tiene que estar dirigida por alguien que tenga mucho inside en la parte técnica. Satya Nadella creó hace cuatro años una de las mejores líneas de producto, que es la nube. Y en esto somos líderes. Además, el hecho de que fuese interno ha favorecido la transición, ya que conocía el funcionamiento de la compañía a la perfección, lo que se está notando.

P.: ¿Tan pronto?

R.: Aunque pueda parecer sorprendente, sí. Entre los cambios que ya ha implantado Satya Nadella se encuentra el haber dado un mayor empoderamiento a los países. Uno de los problemas que tenía Microsoft era que en algunas ocasiones no lográbamos movernos lo suficientemente rápido respecto de nuestra competencia. Hace un año y medio entre el mundo del consumo y el de la empresa en nuestra compañía había una muralla de por medio. Nadella está quitando capas intermedias y ahora tenemos más capacidad de decisión local, por lo que estamos muy contentos.

P.: Las malas lenguas aseguran que fue el mal humor de Steve Ballmer lo que provocó su salida de la compañía. ¿Ha tenido el placer de tratar con él?

R.: (Risas). Le conozco y mucho. Es cierto que tiene mucho carácter, pero también lo es que todos le adoran. Steve tiene mucho carisma y no deja indiferente a nadie. Podía haberse retirado hace muchos años y no lo hizo. Es más, avisó cuándo lo haría. Esto es algo muy característico de nuestra compañía. Desde el primer día que estamos aquí pensamos en quién va a estar después de nosotros. Yo misma manejo cinco nombres que creo que podrían sustituirme cuando me vaya.

WINDOWS PHONE Y WINDOWS 8

P.: El panorama de los sistemas operativos móviles refleja un duopolio entre Android e iOS. En lo que se refiere a Windows Phone, hace tiempo que superó a Blackberry y sigue creciendo.  En España el incremento es aún mayor. Exactamente del 5,6%. ¿A qué cree que se debe este incremento y cuál será su estrategia en un futuro?

R.: Sin lugar a dudas, lo que más nos ha beneficiado es que las operadoras hayan quitado los subsidios. Tras esto, el panorama ha cambiado mucho. En cuanto a nuestra estrategia, entre nuestros objetivos está el de ocupar la base instalada de otras plataformas y tener cada vez más dispositivos por debajo de los cien euros. España es un mercado terriblemente sensible al precio y necesitamos tener más móviles de bajo coste. Además de esto, la estrategia de Windows es llevar la conversación al mundo de la movilidad.

Cuando empezó todo esto teníamos un foco clarísimo, que era Windows 7. A partir de ahí decidimos meternos en el mundo del 'hardware'. Reaccionamos todo lo rápido que podíamos reaccionar si tenemos en cuenta que entramos en un negocio en el que sencillamente no estábamosP.: Comentábamos antes que la adquisición de Nokia probablemente acelere los procesos de fabricación. ¿Cómo cree que ha reaccionado Microsoft tras la irrupción de los nuevos dispositivos móviles?

R.: Cuando empezó todo esto teníamos un foco clarísimo, que era Windows 7. A partir de ahí tomamos una decisión muy importante y optamos por meternos directamente en el mundo del hardware. Reaccionamos todo lo rápido que podíamos reaccionar si tenemos en cuenta que entramos en un negocio en el que sencillamente no estábamos. Nos metimos en toda una nueva división de negocio al mismo tiempo que manteníamos recursos en el mundo corporativo y en todo lo que se refiere al cloud.

P.: Tras un inicio difícil, parece ser que en 2014 las ventas de la tableta Surface están mejorando, algo en lo que probablemente haya tenido que ver la rebaja de su precio. Entre los fabricantes que más unidades vendieron en 2013 se encuentran Apple, Samsung, Lenovo o Amazon. ¿Qué tiene que hacer Microsoft para ser más competitiva en este sentido?

R.: Surface es una tableta cuya ventaja competitiva es que es de sustitución, y no de acompañamiento. No es una tableta de 200 euros, por lo que no podemos compararnos con otras de Samsung, por ejemplo. La única que es comparable por precio con Surface es la de Apple. El problema es que en España el 80% del mercado son tabletas de menos de 200 euros, pero estas no son para el trabajo ni para irte de viaje y dejarte el ordenador en casa. Por precio y funcionalidad jugamos en un determinado espacio. Y en este espacio estamos muy contentos de cómo nos ha ido.

P.: Ahora que lo menciona, dicen que la tableta está llamada a acabar con el PC…

R.: No sé si finalmente lo hará o no. Pero lo que es indudable es que cada vez más estos dispositivos se están adaptando a las necesidades de los clientes. Los hay all in one, convertibles, etc. El abanico es cada vez más amplio.

P.: Tres meses después de su aparición en escena, Windows 8 tan sólo representaba un 1,6% del total de todos los Windows instalados. Siendo sinceros, al sistema operativo le está costando convencer a los usuarios. ¿Por qué se sacó 8.1 tan prontonbsp;¿Fue porque la primera versión era demasiado floja?

R.: Windows 8 ha ido mucho más rápido en consumo que en empresa. La lentitud a la que te refieres está unida al refresh de las máquinas. Generalmente, se cambia el sistema operativo cuando se cambian los equipos y hace tiempo muchas compañías no estaban interesadas en esto. Ahora, en el mundo de la empresa la entrada de Windows 8 está más unida a proyectos de movilidad, lo que se está notando porque ya está penetrando más rápido. Respecto del cambio de versión, esto se debe a que teníamos que implementar mejoras, no corregir fallos. No hay que olvidar que en el mundo de la tecnología estamos sometidos a continuas mejoras de sistema.

P.: Sin embargo, Microsoft dejó de vender Windows 7 el pasado 30 de octubre como un producto independiente y en 2014 tampoco aparecerá instalado en sus ordenadores. Teniendo en cuenta que fue anunciado en octubre de 2009 se antoja poco tiempo si lo comparamos por ejemplo con Windows XP. Muchos vieron en esta maniobra un claro intento por reconducir a la audiencia de Windows 8.

R.: En cierta forma sí es cierto que competimos contra nosotros mismos. Queremos que se avance hacia nuevos sistemas, lo que nos lleva a la pregunta: ¿cuál es la vida útil de un sistema operativo? En general, toda la que tenga la máquina. A no ser que por ejemplo se discontinúe el soporte como pasa con XP, que nos encanta pero tenemos muchas ganas de que no haya más. Los usuarios tienen que entender que no es bueno ni para el consumidor, ni para las empresas, ni para nosotros porque es una tecnología de hace 13 años.

P.: ¿Cuál es su sistema operativo preferido?

R.: Claramente, Windows 8.

REFORMA FISCAL EN EUROPA

P.: Empresas tecnológicas como Apple, Facebook, eBay, Amazon o Microsoft tributan por casi todos sus ingresos en Irlanda. La ley en materia fiscal lo permite. Es decir, que de momento es legal. Pero Europa ya ha dado signos de que pretende cambiar esto a corto plazo. ¿Qué va a hacer Microsoft en caso de que haya algún cambio legislativo?

R.: Estamos encantados de que Europa cambie el marco legislativo. En cuanto lo haga nos adaptaremos y si es necesario tributar en España, lo haremos. Particularmente, desde Microsoft España pensamos que ojalá lo hiciese mañana. No me gusta nada ver el nombre de Microsoft cuando se habla de estos temas. Lo que sucede es que actualmente existe un sistema aceptado al que lógicamente las compañías del sector nos hemos adaptado. Nosotros cumplimos escrupulosamente con la ley en materia fiscal.

Creo que es un excelente momento para invertir en nuestro país. Bill Gates, sin ir más lejos, es un buen ejemplo de esto

P.: Pero entenderá que no esté bien visto, más aún en los tiempos que corren… ¿No cree que es moralmente justo tributar donde se vende?

R.: Hay que matizar que contamos con algunas áreas dentro de la compañía que no están sujetas a ese régimen fiscal. Además, Microsoft es una empresa que invierte mucho en este país, en concreto, más de 28 millones al año, y nos sentimos muy tranquilos con la huella que estamos dejando. Si hablamos de hacer una lectura moral deberíamos de añadir también que contamos con cinco centros de innovación en España, miles de empleados y trabajamos con 6.500 empresas del sector. Aportamos al país en determinadas inversiones que se podrían haber ido a otros países como, por ejemplo, de Latinoamérica o Asia.

P.: Como presidenta de una de las más grandes compañías de nuestro país, tiene un gran conocimiento de la situación económica de España. ¿Cree que es un buen momento para invertir?

R.: Creo que es un excelente momento para invertir en nuestro país. Bill Gates, sin ir más lejos, es un buen ejemplo de esto. Así como hace años la gente miraba España como un sitio menos atractivo, ahora la preocupación es quedarse fuera.

P.: ¿Ha sido esta la mayor crisis de consumo que ha vivido Microsoft en España?

R.: Ha sido la mayor crisis de consumo del país, seguro. Para Microsoft y el resto de compañías. Quizás nosotros hemos contado con una ventaja: contamos con servicios como Skype o Xbox muy rentables.

P.: De sobra es conocida la buena relación que atraviesan la compañía que dirige y el Real Madrid. Se habla de la posibilidad de cambiar el nombre del estadio Santiago Bernabéu por el de Microsoft.

R.: No vamos a cambiar el nombre del estadio por el de Microsoft. Es cierto que tenemos una excelente relación con el Real Madrid, pero no va a haber ningún cambio en este sentido.

P.: En un mundo interconectado con multitud de aparatos, ¿cómo ve el futuro que nos espera?

R.: Creo que en los próximos dos años vamos a ver una explosión increíble en los dispositivos conectados y en el tema del consumo. En los últimos tiempos era impensable todo esto. Llegar por ejemplo a un hotel y que todo se conecte automáticamente se va a ver mucho y estamos trabajando en eso con la industria hotelera que quiere darle un vuelco a la experiencia de usuario. Pero sucede lo mismo con retailer o la realidad aumentada particularmente para sanidad, educación o los hospitales. Proyectos que antes pensabas que eran una cosa del futuro se están haciendo ya.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios