"En el peor de los casos igualamos su precio"

El primer operador virtual de energía eléctrica se hace notar

Holaluz es el único operador virtual de electricidad. Fundado en 2010, y con 25 empleados, su política de precios obliga a reaccionar a las grandes firmas

Foto: Los fundadores de Holaluz
Los fundadores de Holaluz
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Que una empresa surgida de la nada se adentre en el sector energético español, uno de los escenarios más cruentos que uno se puede imaginar desde el punto de vista de la competencia, requiere un atrevimiento notable. 

    Por eso los fundadores de Holaluz, la primera y única operadora virtual de energía eléctrica de España, se refieren a su iniciativa empresarial, surgida en 2010, como la versión 2.0 de la historia de David contra Goliath, donde en este caso el gigante son las grandes eléctricas que, desde tiempos inmemoriales, se reparten la tarta de la distribución y comercialización de energía eléctrica en los hogares españoles.

    En apenas tres años, sin ningún tipo de inversión en marketing, Holaluz ha acumulado una cartera de 40.000 clientes, creciendo en la actualidad a un ritmo de 1.500 nuevos clientes al mes en el ámbito doméstico y 500 en el sector de las pymes. Teniendo en cuenta que existen alrededor de 27 millones de hogares que consumen energía eléctrica, la cifra resulta modesta desde el punto de vista cuantitativo, pero Holaluz representa el primer roto real en el tejido de un sector tradicionalmente impermeable. De hecho, desde su irrupción en el mercado alguna de las grandes eléctricas ha reaccionado lanzando ofertas exclusivamente online.

    La media de ahorro en los hogares es de 50 euros al año en el sector doméstico, aunque hay ejemplos de hasta 200 y 300 euros. En el caso de las pymes, muy importantes para nosotros, están ahorrando hasta el 30% de su facturación anualNo es ninguna casualidad que Pepephone haya anunciado su interés en convertirse también en un operador de energía eléctrica. "Es como si fuéramos un operador de móvil virtual, pero con luz. En nuestro caso, somos proveedores de energía verde. Como las demás empresas, compramos en el mercado mayorista y después la distribuimos", explica a Teknautas Carlota Pi, cofundadora de Holaluz. "Es un mercado de grandes titanes, pero hay espacio. En una una caja con cuatro o cinco balones de gran tamaño siempre hay hueco para pequeñas pelotas de tenis. Las grandes compañías nunca ha podido ver esos espacios".

    Un ahorro de 50 euros al año

    En la corta historia de Holaluz hay un hito importante, que además pone de manifiesto el desapego de la sociedad española hacia la política de precios de las grandes eléctricas. Ocurrió a finales del año pasado, de forma paralela a la polémica del tarifazo eléctrico, que obligó al Gobierno a intervenir la última subasta Cesur.

    Bajo el lema Quiero pagar menos luz, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lanzó una campaña para captar usuarios interesados en cambiar de proveedor eléctrico que cristalizó en una subasta para hallar la mejor oferta. En total, participaron en ella 270.000 consumidores. Finalmente, la ganó Holaluz: nadie pudo ofrecer un mejor precio. 

    No todos cambiaron de proveedor, pero el operador virtual multiplicó por diez su cartera de clientes, convirtiéndose de la noche a la mañana en el distribuidor de energía eléctrica de 25.900 nuevos hogares, con ahorros del 8% de media. "Pero más que esta cifra, lo importante es que estamos abanderando la transformación del sector. Que 270.000 personas reciban un email que les dice 'Piénsate con quién estás', o que inmediatamente empresas como Iberdrola les llamen para rebajarles el precio... Eso es lo significativo", subraya Carlota Pi.

    La revolución de internet como base de un negocio, tanto en el ámbito del marketing como de las ventas, ha ocurrido ya en la mayoría de los grandes sectores: banca, telefonía móvil, seguros. Sin embargo, el sector de la energía eléctrica parecía inaccesibleLa razón de esta fuga de clientes no es otra que la competitividad de sus precios y la filosofía de la marca, que también recuerda al espíritu con el que Pepephone se ha abierto un hueco en el mercado. "Normalmente, el cliente siempre ahorra con nosotros. En el peor de los casos, si tienes la potencia bien optimizada, te quedas igual, pero a cambio ofrecemos un servicio de lectura automática, energía verde, servicios de prefactura y el compromiso de tener una factura por cada mes del año", apunta.

    "La media de ahorro en los hogares es de 50 euros al año en el sector doméstico, aunque hay ejemplos de hasta 200 y 300 euros. En el caso de las pymes, muy importantes para nosotros, están ahorrando hasta el 30% de su facturación anual", señala.

    Una compañía del siglo XXI

    Holaluz tiene mimbres de startup desde el punto de vista de su estructura corporativa, por eso puede competir a gran escala con 25 trabajadores. "Todavía no sabemos si Holaluz es una empresa tecnológica o una compañía eléctrica. Somos una empresa que se mueve en los paradigmas del año 2014, tanto en el ámbito de la comunicación como de la gestión de clientes. Optimizamos todos los procesos. Y no tenemos ningún call center en Latinoamérica".

    La revolución de internet como base de un negocio, tanto en el marketing como en las ventas, ha ocurrido ya en la mayoría de los grandes sectores: banca, telefonía móvil, seguros... Sin embargo, el sector de la energía eléctrica parecía inaccesible. 

    Ahora, la barrera que separa a un cliente de la posibilidad de cambiar de compañía apenas dura tres minutos y requiere el esfuerzo de unos cuantos clics. "Jamás te quedas sin luz ni un solo minuto porque es un bien esencial. En el caso de la telefonía móvil, a las compañías les llega una solicitud de portabilidad. Aquí no. Simplemente les llega una solicitud de baja y te ahorras ese proceso tan molesto".

    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    13 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios