el sector ya mueve 19 millones de euros

Las webs de 'crowdfunding' piden cambios en la ley propuesta por el Gobierno

Tras la tempestad, llega el momento del análisis. El Gobierno ha abierto un periodo de propuestas para ser incluidas en la ley que regulará el 'crowdfunding'

Foto: Las webs de 'crowdfunding' piden cambios en la ley propuesta por el Gobierno

Tras la tempestad, llega el momento del análisis. Una semana después de que el Gobierno iniciase los trámites para aprobar la ley que regulará el crowdfunding, como adelantó Teknautas, ha procedido a ponerlo en conocimiento de los principales afectados.

Para ello, el Ejecutivo ha remitido a las plataformas de crowdfunding el texto del anteproyecto y ha abierto un periodo de consulta pública que se extenderá hasta el próximo 28 de marzo. Con ello, se pretende que todos los agentes sociales implicados en la nueva ley estudien el documento sobre el que trabaja el Gobierno y presenten las consiguientes alegaciones.

Y las plataformas, evidentemente, han cogido el testigo. Desde la Asociación Española de Crowdfunding ya se ha montado un grupo de trabajo que analizará minuciosamente el texto, estudiará las propuestas de todos los colectivos socios y se encargará de redactar un nuevo texto como propuesta para el Ejecutivo.

Casi todas coinciden en modificar -o directamente eliminar- el límite de 3.000 euros por proyecto (o 6.000 euros anuales por plataforma) de inversión por parte de los posibles mecenasTodo ello como consecuencia de los diversos contactos que varias plataformas están llevando a cabo desde que se filtrase la noticia. Desde entonces, algunas plataformas han preferido mantener cautela, mientras que otras, también por precaución, han tomado medidas. Es el caso de The Crowd Angel, una de las plataformas más importantes de equity crowdfunding en nuestro país, que ha decidido suspender todas sus operaciones de manera temporal -aunque siguen viendo operaciones y haciendo seguimiento de sus participadas- hasta que la ley tome forma.

Las propuestas de las plataformas

Desde diferentes plataformas se barajan propuestas muy similares a la hora de realizar cambios. Casi todas coinciden en modificar -o directamente eliminar- el límite de 3.000 euros por proyecto (o 6.000 euros anuales por plataforma) de inversión por parte de los posibles mecenas, una cifra que dista muchísimo de acercarse a los parámetros de inversión que suele manejar un business angel medio, cuyas aportaciones, en la mayoría de casos, no suelen bajar de los 20.000-30.000 euros. 

Alejandro Cremades, CEO de Rock The Post
Alejandro Cremades, CEO de Rock The Post
Tampoco gusta el hecho de que la plataforma de crowdfunding deba ser responsable ante un posible problema entre la empresa financiada y sus inversores. Como intermediarios tecnológicos, las plataformas entienden que deben ser las propias empresas, y no las plataformas, las que respondan ante sus inversores y los problemas que puedan existir. 

Se busca un marco similar al de Estados Unidos

En realidad, las propuestas de las plataformas españolas no resultan nada exóticas, ya que se ajustan bastante a los parámetros que se manejan en Estados Unidos, el país que lídera el crowdfunding en todo el mundo. Como recuerda Alejandro Cremades, CEO de la americana Rock The Post, la ley de Estados Unidos establece “que personas con sueldos superiores a 100.000 dólares anuales no puedan invertir más de un 10% de su sueldo”, un límite que para los salarios inferiores se establece en un 5%. Además, “no hay restricciones para aquellos que tengan un sueldo superior a 200.000 dólares o un patrimonio superior a 1 millón de dólares, ya que son considerados inversores acreditados”.

Nueve de cada diez 'startups' fracasan, con lo que esta restricción podría abrir la puerta a muchas demandas para las plataformas. La protección al inversor es muy importante, pero la responsabilidad debería recaer en la 'startup'Para Cremades, “las personas con fuerte poder adquisitivo, entidades de capital riesgo, family offices y demás no deberían tener ningún tipo de limitación, ya que las startups sobreviven a través de estos vehículos”.

En cuanto a la responsabilidad de las plataformas de cara a los inversores que se plantea en España, se trata de una medida que “limita mucho el campo de operaciones de las plataformas y va a complicar mucho de cara a un futuro la escalabilidad de las mismas. Nueve de cada diez startups fracasan, con lo que esta restricción podría abrir la puerta a muchas demandas para las plataformas. La protección al inversor es muy importante, pero la responsabilidad debería recaer en la startup”.

Un sector que mueve 19 millones de euros en España

El debate sobre el crowdfunding en España llega en un momento en el que esta práctica, al margen de la financiación bancaria, experimenta su mayor auge. Según el informe realizado por Infocrowdsourcing, el crowdfunding en nuestro país movió más de 19 millones de euros a lo largo de 2013, unas cifras que casi duplican el techo de 2012, establecido en 9,7 millones de euros.

Con todo ello, la totalidad de las plataformas esperan que el Gobierno pueda llevar a cabo una regulación del sector, pero siempre con el visto bueno de todos los agentes sociales afectados.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios