Es noticia
Apple fija la vista en Tesla Motors: ¿piensa en un iCar?
  1. Tecnología
EL FABRICANTE DE AUTOMÓVILES MÁS INNOVADOR

Apple fija la vista en Tesla Motors: ¿piensa en un iCar?

Apple mantuvo una reunión el año pasado con Tesla Motors, el fabricante de automóviles más destacado en materia de innovación y eficiencia energética

Foto: Imagen del Tesla Roadster (Tesla Motors)
Imagen del Tesla Roadster (Tesla Motors)

El misterioso Tim Cook siempre sostiene, con su voz taimada, que tenemos que prepararnos para "grandes cosas" y este avance podría no ser gratuito. El San Francisco Chronicle ha abierto la caja de los truenos al descubrir que Apple y Tesla mantuvieron una reunión al más alto nivel en abril del año pasado, y que nadie crea que se trata para lograr una mayor integración del iPhone en sus vehículos, sino que todo parece indicar que para tratar una posible adquisición de la firma creada por Elon Musk por parte de Apple.

De hecho, el gran peso del descubrimiento de esta reunión clandestina es que el interlocutor por parte de Apple era Adrian Perica, un nuevo peso pesado en la sombra que contaría con la confianza de Cook para cimentar una nueva expansión de la firma mediante la adquisición de nuevas empresas o proyectos.

El principio es sencillo: Tim Cook es un directivo eminentemente práctico, y ha detectado que Apple, en su crecimiento, se está acercando a mercados cercanos a la saturación y con márgenes de crecimientos ya limitados, como el de la telefonía móvil y en poco tiempo, el de los tablets. La idea reside en que el número de usuarios del ecosistema a de Apple no termine de crecer y para ello, hay que aventurarse en nuevas aguas.

Apple ha detectado que sus márgenes de crecimiento en la tecnología se han ido estrechando

Y ahora que hablamos de aguas, hay que pensar que la situación es similar a la de los caladeros de pesca que se van agotando, y que obligan a las embarcaciones a probar en nuevas zonas para sus capturas. Pues bien, en el caso de Apple, estas nuevas exploraciones pasan por descubrir mercados en los que no están presentes, y con productos diferentes.

Tras descubrir que la reunión había tenido lugar en la propia sede de Cupertino y que había contado como interlocutores a ejecutivos del más alto nivel, Perica por el lado de Apple y el mismísimo Elon Musk por parte de Tesla, ha sido el propio Chronicle el que ha descartado que se hubiera celebrado para temas menores, sino que había que "pensar en grande". El mercado de la automación lleva ya tiempo en el punto de mira de los grandes, pero hasta la fecha, sus acercamientos no han ido más allá de la consola o la integración con el apartado multimedia del vehículo.

¿Un coche Apple?

Pero lo cierto es que los Tesla son algo más que simplemente coches: Musk ha logrado que sus vehículos eléctricos cuenten con la sofisticación y la calidad que justamente persigue otro nicho de clientes mucho más tecnófilo. El emprendedor ha logrado que sus vehículos, y en especial, el Model S, se aproximen más a la idea de gadget que de coche.

Aunque la perspectiva de ver en el catálogo de los californianos un iCar nos pueda parecer remota, lo cierto es que con la maniobra matarían varios pájaros de un tiro: por un lado se colocarían en una posición de absoluta vanguardia en el segmento de los automóviles, y por otro, conseguirían incrementar el ecosistema con aplicaciones específicas para sus vehículos.

placeholder

Esto último contribuiría a engordar más, si cabe, la rebosante cuenta corriente de la firma creadora de los Mac. Y la elección de Tesla no sería casual: el Model S es ya el vehículo de lujo más vendido en las zonas más adineradas de Estados Unidos, y la firma siempre ha sido vista como una amenaza para el lobby de los fabricantes de coches "convencionales". Justo el verso libre que persigue Apple.

Pero antes de lanzar las campanas al vuelo, hay quien explica que esta reunión sería simplemente para profundizar en acuerdos en materia de baterías, un terreno bien explorado por Tesla y que ahora resulta tan crítico para Apple. Sin embargo y como apuntamos, el hecho de que se haya celebrado a tan alto nivel y con la presencia del enigmático Perica, alimentan la idea del "think big" que defienden algunas fuentes. El ex de Goldman Sachs parece el ejecutivo idóneo para explorar estos nuevos caladeros y cerrar acuerdos que posiblemente en época de Steve Jobs nunca se hubieran ni siquiera considerado.

Tecnología
El redactor recomienda