Cómo puedes fabricar tu propio móvil por menos de 150 euros
  1. Tecnología
Llama, envía mensajes y almacena contactos

Cómo puedes fabricar tu propio móvil por menos de 150 euros

Solo hace falta algo de habilidad y mucha paciencia para seguir las instrucciones que indican cómo fabricar este sencillo teléfono. ¿Te atreves?

placeholder Foto:

Hace unas semanas recogíamos en Teknautas el plan de Motorola de poner en marcha el Proyecto Ara, una iniciativa para desarrollar un smartphone distinto, personalizable por el usuario, en el que los componentes funcionasen enforma de módulos intercambiables para crear un móvil a tu gusto: con más batería, una cámara más potente o más memoria.

La idea está en proceso y tardará aún algo de tiempo en llegar. Pero si eres un manitas y quieres confeccionar tu propio teléfono, no tienes por qué esperar. David Mellis, uno de los creadores de la plataforma Arduino, ha creado y publicado las instrucciones para construir un móvil desde cero, al más puro estilo Ikea.

Un móvil, que no un smartphone: el resultado una vez completado es capaz de realizar llamadas, enviar mensajes, almacenar números y mostrar la hora en una pequeña pantalla incorporada y funciona con una tarjeta SIM normal de cualquier operadora: “Yo he utilizado una de T-Mobile en Estados Unidos, pero también hemos probado el teléfono con éxito en India, europa y China”, cuenta Milles.

Existen incluso dos variantes, una con una pantalla LCD en blanco y negro, al estilo de la que tenían los primeros modelos de Nokia, y otra con una pantalla (algo más pequeña) de LEDs, que acoge ocho caracteres. Como decimos, para dar la hora y poco más.

El proceso, que ha desarrollado Mellis como miembro del MIT Media Lab, requiere cierta habilidad pero no son necesarios conocimientos previos de electrónica. “En resumen, es un proyecto difícil pero potencialmente realizable”, asegura.

Ensamblado y programación

Para empezar, es necesario encargar tanto la placa con los circuitos como otros componentes electrónicos, como la pantalla, el teclado, el altavoz o el micrófono. Mellis asegura que el coste total de todos ellos ronda los 200 dólares (unos 150 euros). En el caso de la placa, y para los más valientes, también es posible diseñarla personalmente y encargar su fabricación a una empresa especializada.

Para ensamblar todos los componentes, es necesario tener acceso a un soldador, buen pulso y algo de paciencia. Mellis asegura que hacerlo está al alcance de cualquiera y que la única dificultad es el pequeño tamaño de algunas de las piezas. En las instrucciones advierte de algunos detalles a tener en cuenta para que el ensamblado sea seguro y dé buen resultado: “Ten cuidado con la polaridad de los condensadores, podrían explotar si los sueldas al revés”.

A continuación, el ingeniero explica cómo programar el móvil. El software está basado en un programa Arduino descargable desde las mismas instrucciones, y Milles explica paso a paso como trabajar con él. Es aquí donde seguramente los legos en programación encuentren más dificultades, pero el paso a paso es detallado y solo es necesaria una buena dosis de paciencia.

Testado y fabricación de la carcasa

Aún queda construir y montar la carcasa, pero es aconsejable testar el software antes de hacerlo: desbloquear y bloquear el teléfono, ajustar el contraste de la pantalla, marcar un número, enviar un mensaje, utilizar la agenda de contactos… Todo lo que, en definitiva, será capaz de hacer el teléfono en el día a día.

Una vez comprobado que todo funciona, solo queda crear la carcasa, y aquí es donde la imaginación entra en juego. Milles publica los planos para crear una sencilla estructura en madera con una sierra láser, pero las posibilidades son infinitas y muchos de sus compañeros han improvisado sus propios diseños, trabajándolos a mano o con una impresora 3D.

Trabajar en este móvil es una auténtica vuelta a los básicos, y desde luego, no a todo el mundo le compensará el esfuerzo invertido. Pero es un interesante proyecto para estudiantes de electrónica, aficionados o, simplemente, cualquiera que esté dispuesto a afrontar el reto.

Tecnología
El redactor recomienda