Videoclubes 'online' en España: cuáles son, qué ofrecen y cuánto cuestan
  1. Tecnología
OFERTAS VARIADAS SEGÚN EL PERFIL DEL CLIENTE

Videoclubes 'online' en España: cuáles son, qué ofrecen y cuánto cuestan

Descargas sí, descargas no. Cine dependiendo del precio y televisión sí, pero cada vez menos. El consumo de contenidos ha cambiado para siempre

Foto: Videoclubes 'online' en España: cuáles son, qué ofrecen y cuánto cuestan
Videoclubes 'online' en España: cuáles son, qué ofrecen y cuánto cuestan

Descargas sí, descargas no. Cine, dependiendo del precio y televisión sí, pero cada vez menos. El consumo de contenidos ha cambiado definitivamente, en gran parte gracias a (o por culpa de) la tecnología: las películas y series son el contenido digital más consumido,según el Informe de la Sociedad de la Información 2012,por los españoles de todas las franjas de edades, por delante de la música, la información o los juegos.

En este escenario de cambio en los hábitos de consumo, los servicios de vídeo bajo demanda (VOD o video on demand) intentan hacerse un hueco propio. El concepto, aunque con variaciones, podría explicarse como un traslado de los videoclubs de barrio a la red: el usuario elige qué quiere ver y paga por ello, como si alquilase un DVD.

Existen en España varios de estos servicios que compiten por un negocio que aseguran ver crecer mes a mes pero que cuenta con importantes obstáculos. Por un lado, la reticencia a pagar contenidos que pueden conseguirse (quizá con menos comodidad y menos calidad, pero se puede) de forma gratuita. Por otro, una industria que les da márgenes algo rígidos en los que moverse, tanto de tiempo como de beneficios.

De hecho, a pesar del optimismo de muchas de estas compañías, hace poco más de un mes conocíamos la desaparición de una de las principales competidoras: Youzee, empresa surgida al calor de la cadena Yelmo Cines, moría dos años después de nacer. Su vocación por ser el Netflix español se encontró de bruces con un complicado escenario que ya le había obligado a ejecutar un ERE meses antes, debido al crecimiento tan lento del mercado del VOD en España, a lo complicado de los actuales modelos de negocio, a la amplia oferta gratuita con la que en las circunstancias actuales estamos en clara desventaja y a la que todavía no hemos sido capaces de ofrecer una alternativa de valor adecuada, así como por último lugar a la situación dramática de nuestra economía”, explicaron entonces en un comunicado.

A cambio, surgen otras nuevas: esta pasada semana nos hacíamos eco del nacimiento de Tucut, una plataforma de VOD que combinalos contenidos con el componente social de la red. Echó a andar a principios de noviembre con un catálogo de 200títulos de acceso gratuito hasta enero. Después, los usuarios que quieran seguir beneficiándose del servicio tendrán que pagar 6,99 euros mensuales en concepto de suscripción.Pero su apuesta está en el carácter social de su servicio: "Somos la primera plataformaque, además de distribuir contenido audiovisual, quiere socializarlo. No queremos ser un videoclub al uso, sino que a través de las películas nuestros usuarios entablen relaciones de amistad", contaron sus fundadores a Teknautas.

Otras opciones, nacionales o llegadas de fuera, también apuestan por el VOD y plantean su oferta con el objetivo de afianzar su peso en un mercado incipiente y difícil. Estos son los principales actores sobre el escenarioen España.

Filmin, de cinéfilos para cinéfilos

Filmin es una de las veteranas en el mercado del VOD en España: el portal nació en 2006 de la unión de varias productoras españolas independientes, como Alfa Films, Cameo, El Deseo o Golem, y cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Se ha especializado en todo tipo de películas, “comerciales o independientes”, apostando ante todo por la calidad, antes que por la cantidad: “nuestra voluntad es la de ofrecer un número limitado de títulos de calidad contrastada, con premios, con prestigio, con los que seguro no perderás el tiempo”.

Juan Carlos Tous es CEO de Filmin. Según explica, esta apuesta viene del mismo corazón de la empresa: “nosotros no teníamos perfil tecnológico, sino que éramos gente de cine que aprendió de tecnología”. Por eso cuenta con un catálogo que quiere atender a distintos nichos de público: aficionados a los clásicos, al cine extranjero o a la versión original. “Todas nuestras películas están disponibles con doblaje o en V.O. con subtítulos”, explica.

Filmin permite al usuario ver los títulos en una amplia variedad de dispositivos: ordenadores, móviles, tabletas o televisiones inteligentes.

En lo que se refiere a las cifras, Filmin ofrece unas 5.700 películas en catálogo, y 100 novedades cada mes. El precio depende, ya que se puede acceder por suscripción (mensual o anual), combinando títulos del catálogo y novedades, o alquilar películas puntuales durante 72 horas. Una suscripción mensual para ver solo títulos del catálogo cuesta 8 euros; el alquiler de títulos sueltos va de 1,95 a 3,95.

Más cauto es Tous a la hora de hablar de usuarios. Solo nos da una cifra: su portal recibe 800.000 visitas cada mes. Claro que eso no refleja transacciones ni visualizaciones. Comenta que, de cara al futuro, quieren saltar el charco y comenzar a funcionar en Latinoamérica, así como mejorar el portal web desde el que trabajan: “nunca está del todo terminado”.

Wuaki.tv, laespañola que conquistó al gigante japonés

Nacida a finales de 2011, Wuaki es otra de las veteranas del mercado. Surgió como una iniciativa empresarial española, pero en junio de 2012 fue adquirida por Rakuten, una multinacional nipona de servicios de internet denominada el Amazon de Japón, con el objetivo de competir en Europa con la americana Netflix. Eso supuso su consolidación en cuanto a negocio y la apertura de nuevos modelos de contratación por parte del usuario.

Jordi Torrent, director de Relaciones Públicas de Wuaki, explica que recientemente han aterrizado en el mercado británico, donde están creciendo más rápidamente que lo hicieron en España en sus inicios: “lanzamos en septiembre y ya tenemos más de 100.000 usuarios”.

Su apuesta, explica José Monleón, director de contenidos, se basa en ofrecer todos los títulos de las grandes productoras cinematográficasunos cuatro meses después de su estreno (lo más pronto que permite el sistema de distribución), y un gran catálogo de cine comercial. Cuentan con unos 3.000 títulos, además de las novedades que se van incorporando mes a mes. En sus comienzos ofrecían solo el alquiler PPV, es decir, el pago por cada título, con precios que van desde 0,99 a 3,99 euros, con 48 horas de plazo. Ahora cuentan también con un servicio de suscripción por 6,99 euros al mes, que permite ver todos los títulos de catálogo que se quiera, pero que no incluye las novedades.

Wuaki es accesible desde prácticamente todos los dispositivos: además de tabletas, ordenadores y móviles, las televisiones inteligentes de Samsung, LG, Philips, Sony y Panasonic, así como la Xbox 360 y la Play Station 3 permiten acceder directamente a Wuaki.

Preguntado por número de usuarios, Torrent asegura que esperan alcanzar el millón de usuarios a finales de 2013. “Ahora mismo, un año después de lanzar el servicio de suscripción, rondamos los 850.000”.

Nubeox, la apuesta del grupo Antena 3

Atresmedia, el grupo de medios propietario entre otros de Antena 3, ha puesto en marcha su propio servicio de VOD, Nubeox, que de momento funciona solo con alquiler y compra de títulos pero no ofrece servicio de suscripción, algo que esperan poder ofertar pronto.

Surten su oferta gracias a acuerdos con las grandes productoras, así que ponen a disposición de sus usuarios películas muy comerciales, incluyendo muchas orientadas al público infantil.Además, quieren apostar fuerte por las series, sumando nuevos títulos al catálogo del que ya disponen, que incluye todas las programadas por Antena 3 y otros canales del grupo. En total, unos 2.500 títulos.

De momento, Nubeox está disponible para televisiones inteligentes de Samsung, ordenadores, tabletas y smartphones, incluyendo aquellos que corren en BlackBerry10. Esperan añadir más fabricantes de TVs y consolas al repertorio próximamente.

Jesús Moreno, director general de Nubeox, explica que su número de usuarios crece a un ritmo aproximado del 40% de media cada mes, y el número de transacciones aumenta un 10% mensual, aunque no aporta un número absoluto puesto que "estamos aún en plena fase de expansión".

En cuanto a planes de futuro, Moreno explica que pronto implementarán la posibilidad de ver vídeos en modo offline, para disfrutar de los contenidos alquilados o comprados sin necesidad de estar conectado a internet.

Yomvi: películas, series… y fútbol

Yomvi es la plataforma de VOD asociada a Canal+, y como el servicio de televisión de pago, apuesta por el cine, las series y, muy importante, el fútbol. Aunque no es el único deporte que ofrece en exclusiva, el fútbol es uno de sus poderosos atractivos.

Para acceder a esta plataforma, existen varias opciones. Por un lado, los usuarios suscritos a Canal+ tienen acceso gratuito. Por otro, es posible suscribirse de forma independiente, con dos ofertas especiales: 9,95 euros al mes para ver cine y películas, y 14,95 euros al mes para seguir tanto la Liga como la Champions.

Pablo Romero, director de contenidos de Yomvi, nos explica que el servicio está viviendo un crecimiento muy positivo: “En el mes de Octubre superamos los 470.000 usuarios en el mes. Esta cifra representa un crecimiento de un 173% respecto al mismo mes del mes anterior. Estamos muy satisfechos”. En cuanto a la contratación de contenidos por VOD, el número de transacciones ese mes alcanzó los 3,2 millones, frente a 1,2 millones de hace un año.

El acceso a esta plataforma, que cuenta con más de 2.700 títulos para VOD, puede hacerse desde una televisión cualquiera si eres socio de Canal+, o através de smart TV, tabletas, ordenadores, smartphones o la consola Xbox 360.

“El lanzamiento de nuevos dispositivos es crítico para los escalones de crecimiento, pero el más importante es la tasa de reutilización: el que comienza a utilizar YomviI entiende con facilidad sus virtudes y repite, mejor dicho, vuelve y consume de manera más activa”, explica Romero. Añade también que el éxito de servicios como Yomvi sirve para que las productoras se animen a ofertar productos, como aplicaciones para segunda pantalla, que a la vez redondean el servicio de la propia plataforma de VOD.

Voddler, un proyecto desde Suecia

Con sede en Estocolmo, Voddler inició una estrategia de expansión por Europa que letrajo a España en marzo de 2012. La compañía está formada íntegramente por capital privado y presume de no tener ninguna conexión con la industria cinematrográfica ni de producción de ningún tipo de contenidos. Además, utiliza su propia tecnología patentada de distribución para dar a sus usuarios la calidad y rapidez de streaming más alta posible.

Su oferta está compuesta sobre todo por títulos comerciales, muchos llegados de Hollywood, así como clásicos y algunas cintas europeas. Las películas están clasificadas en tres categorías, de las que depende su precio. Algunas son gratuitas, financiadas gracias a la publicidad insertada antes de que empiece la reproducción. Otras se alquilan o compran de forma puntual, por un precio que oscila entre los 0,99 y los 3,99 euros. Por último, algunas películas solo pueden ser alquiladas si tienes un paquete Plus, que cuesta 5,99 euros al mes y da acceso a todas ellas.

Para acceder a Voddler existen varias opciones: ordenador, smartphone y tablet. Es el único de los servicios analizados que funciona en Windows Phone, aunque cada archivo de vídeo tiene sus propias especificaciones que conviene comprobar antes de comprar una película concreta.

Desde Teknautas no hemos obtenido respuesta de los responsables de Voddler, por lo que no disponemos de datos sobre el número de usuarios en España. Según su información corporativa, cuentan con "1,2 millones de usuarios en en Suecia, Finlandia, Noruega, Dinamarca y España". Tampoco hemos podido obtener una cifra de títulos disponibles.

Netflix, la eterna promesa

Netflix, la plataforma estadounidense con más éxito (tiene casi 30 millones de abonados en ese país, más que la cadena HBO)en la que se miran,aunquesea de reojo,muchos de los servicios que operan en nuestro país, es la eterna esperada que nunca se decide a llegar. Aunque es posible acceder a sus contenidos disfrazando la IP desde la que nos conectamos, muchos piden la llegada del servicio a nuestro país para facilitar y normalizar el proceso.

Este servicio ya está disponible en países de nuestro entorno, como Reino Unido, Irlanda y los países nórdicos, pero no en España. Y parece que eso no va a cambiar próximamente. Los motivos para esta reticencia podrían ser dos: por un lado, se habla de la reticencia de los consumidores españoles por pagar por los contenidos.

Por otro, de la actitud de una industria productora que impone un pago por derechos de autor muy altos. Ambos factores combinados supondrían un margen de beneficio muy estrecho para la distribuidora, y la razón por la que no se decidea desembarcar en nuestro país.

España Internet Consumo
El redactor recomienda