UN MATEMÁTICO PATENTA EL SISTEMA

Adiós a los puntos ciegos: crean el espejo retrovisor infalible

El profesor de matemáticas Andrew R. Hicks ha logrado desarrollar un espejo retrovisor que elimina los ángulos muertos gracias a un algoritmo

Foto: Adiós a los puntos ciegos: crean el espejo retrovisor infalible

Internet está plagado de artículos donde los usuarios glosan un compendio de trucos para eliminar los puntos ciegos al volante. Recomiendan una determinada postura del conductor, hablan de una colocación concreta del espejo retrovisor central... pero en ningún caso ofrecen una configuración que se pueda tomar como científica y solvente.

En los últimos años, los fabricantes de automóviles se han preocupado también por el asunto. Además de los espejos interiores, más pequeños, incorporados en los retrovisores laterales, en Europa la legislación permite incluir espejos curvos en los nuevos modelos. No ocurre así en Estados Unidos, donde no se permite a las marcas tomar la iniciativa, sino que deben ser los usuarios, a posteriori, quienes adquieran un nuevo espejo a modo de accesorio.

Parece que las matemáticas han encontrado la solución definitiva para el problema de los puntos ciegos. Mediante un algoritmo, el profesor Hicks ha logrado eliminar los ángulos muertos de un espejo retrovisorAhora, parece que las matemáticas han encontrado la solución definitiva para el problema de los puntos ciegos. Mediante un algoritmo, Andrew R. Hicks, profesor de matemáticas en la Universidad de Drexel, ha logrado eliminar los ángulos muertos de un espejo retrovisor. El sistema ya se encuentra patentado en Estados Unidos, a la espera de que los fabricantes de automóviles apuesten por la tecnología.

Curvado, pero sin distorsiones

Para ampliar el estrecho campo de visión de los espejos planos, el matemático aplicó la siguiente fórmula. "Imaginen que la superficie del espejo está hecha de muchos espejos más pequeños que giran en diferentes ángulos, como si fuera una bola de discoteca. El algoritmo es una serie de cálculos para manipular la dirección de cada cara de la bola de discoteca, de modo que cada rayo de luz que se refleja en el espejo muestra al conductor una amplia, y no muy distorsionada, imagen de la escena detrás de él", ha explicado el propio Hicks.

El problema de los actuales espejos curvos del mercado es que ofrecen una imagen distorsionada, visión que dificulta al conductor el análisis de ciertas situaciones. En ese sentido, en la imagen resultante del sistema desarrollado por el matemático las distorsiones son inapreciables.

En los espejos retrovisores planos el ángulo de visión que ofrecen a los conductores se sitúa entre los 15 y los 17 grados, mientras que la patente registrada por el doctor Hicks permite un ángulo de visión de hasta 45 gradosEn cuanto a los espejos retrovisores planos, la gran mayoría, el ángulo de visión que ofrecen a los conductores se sitúa entre los 15 y los 17 grados, mientras que la patente registrada por el doctor Andrew R. Hicks permite un ángulo de visión de hasta 45 grados, permitiendo una panorámica que elimina todos los puntos ciegos de un plumazo.

De la patente al mercado

Aunque el profesor formuló por primera vez su teoría en 2008, no fue hasta el año pasado cuando patentó la nueva modalidad de espejo retrovisor. Desde entonces, el proyecto se encuentra en stand by, a la espera de que algún inversor apueste por un sistema de aplicación masiva, además en una de las industrias con mayor volumen de negocio del mundo.

No obstante, la implantación de sistemas en el sector está altamente condicionada por las normativas vigentes; y más allá de los usuarios, deben ser las marcas quienes tomen la iniciativa para incorporar esta tecnología en sus cadenas de fabricación. De momento, nadie ha dado ese paso.

Algo similar ocurre con un invento similar, en este caso español, el espejo retrovisor para los pasajeros que viajan en los asientos de atrás. Ideado por el español Luis Ros, su invento, denominado TRSI, ha recibido medallas de oro en prestigiosas ferias internacionales como el salón de inventores de Ginebra y el certamen INPEX 2013.

De momento, el promotor se ha reunido con decenas de marcas de automóviles y fabricantes en España, sin éxito. En Alemania, uno de los principales fabricantes de componentes para automóviles, Bosch, se ha interesado por la patente. Desde China, la firma Qoros, que está preparando su desembarco en Europa de cara a 2014, también ha preguntado por el sistema; y en Estados Unidos, Tesla Motors también valora la incorporación en serie en sus modelos.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios