ayudan a planificar su recogida con eficacia

Una empresa de Lleida crea contenedores inteligentes que avisan cuando están llenos

La gestión de los recursos es un desafío, y hacerlo con eficacia es necesario para ahorrar recursos. La tecnología puede ser de gran ayuda en esta tarea

Foto: Contenedores durante la huelga de basuras de Madrid
Contenedores durante la huelga de basuras de Madrid

La gestión de las basuras, sobre todo en las grandes ciudades, es todo un desafío. Millones de personas generando kilos y kilos de residuos de manera constante requieren de un sistema eficiente en el que cualquier desequilibrio genera unas consecuencias incómodas para todos. La huelga de basuras vivida en Madrid estas dos últimas semanas es un buen ejemplo.

Aunque el componente humano del sistema es central, también la tecnología puede jugar un papel importante: los avances en el concepto de ciudad inteligente tienen la gestión de residuos como una de sus grandes aplicaciones. Dentro de ese área, la empresa catalana Ros Roca ha presentado esta semana sus contenedores inteligentes.

Joan Marc Ruiz, director de proyectos de Ros Roca ha explicado a Teknautas que, hablando con propiedad, no se trata tanto de contenedores inteligentes, ya que los contenedores propiamente dichos son los mismos que ya se emplean hoy en día, sino de dotar de inteligencia a esos contenedores, implementando en ellos una serie de sensores que recopilen datos sobre su estado.

Sensores para detectar el nivel de carga

Estos datos son el nivel de carga del contenedor, para gestionar de forma más eficiente su recorrido, así como la posible presencia de un incendio "en su estado más inicial", explica Ruiz, lo que permite una extinción más rápida y evitar así daños mayores al mobiliario urbano. 

Los residuos orgánicos hay que recogerlos todos los días, pero a lo mejor otros, como el vidrio o el papel, no hace falta pasar todos los días a por ellos. Ahora, la única forma de saberlo es pasar por donde están los contenedores a comprobarlo, pero con estos sensores, se sabe a la hora de organizar las rutasLos datos recopilados por los sensores se envían a una nube, situada en el servidor de la empresa de basuras o del propio ayuntamiento, y permiten establecer unas rutas de recogida para los camiones más eficientes.

"Los residuos orgánicos hay que recogerlos todos los días, pero a lo mejor otros, como el vidrio o el papel, no hace falta pasar todos los días a por ellos. Ahora, la única forma de saberlo es pasar por donde están los contenedores a comprobarlo, pero con estos sensores, se sabe a la hora de organizar las rutas. Además, si en un momento puntual el contenedor se utiliza más, por ejemplo porque está junto a unrecinto ferial, también se puede saber", explica Ruiz. 

En cuanto a la detección de incendios, los sensores captan tanto la temperatura como la presencia de humo en el interior del contenedor, y se pueden configurar para conectar directamente con la central de bomberos más cercana. "No son muy distintos de cualquier detector de incendios, pero pueden servir para acelerar la extinción del fuego, llegando a evitar daños a otros contenedores, mobiliario urbano o vehículos aparcados en los alrededores". 

Invisibles para evitar acciones vandálicas

Además, cuentan con otra característica, orientada a mejorar la accesibilidad de personas con movilidad reducida: estos sensores cuentan con un sistema que activa una apertura automática cuando detectan usuarios que han sido dotados con una tarjeta o pulsera especial, para facilitarles la acción de introducir residuos.

Ruiz explica que ya existen otros desarrollos similares en el mercado, pero destaca dos ventajas con las que cuenta su apuesta: por un lado, la versatilidad y variedad de opciones que permiten sus sensores, y por otro, que estos se encuentran integrados en la carcasa de los contenedores y que son invisibles desde fuera, lo que evita que se conviertan en el objeto de acciones vandálicas.

La compañía ha presentado estos desarrollos en el congreso mundial Smart City Expo que se está celebrando esta semana en Barcelona. De momento está despertando mucho interés, según comenta Ruiz, aunque lo cierto es que aún no está implementada. Ruiz comenta que las redes de comunicaciones inalámbricas de muchas ciudades no están aún suficientemente desarrolladas, y que tampoco existe una demanda puesto que el producto se acaba de conocer.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios