Ninja Sphere, un cerebro 'low cost' que gobernará nuestra casa
  1. Tecnología
permite crear tu propio sistema domótico

Ninja Sphere, un cerebro 'low cost' que gobernará nuestra casa

Más vale que nos vayamos acostumbrando. La domótica de bajo coste se está universalizando, y esta 'startup' australiana está marcando el camino

placeholder Foto:

Más vale que nos vayamos acostumbrando. Estamos en plena fase expansiva de productos como los wearables (pulseras, relojes inteligentes…) y al su lado la domótica de bajo coste se está universalizando. Lo cierto es que vivimos rodeados de sensores y redes inalámbricas que, combinados sabiamente, pueden obrar auténticos milagros con un desembolso mínimo.

En este sentido, a comienzos de mes nos hicimos eco del registro de una patente por parte de Apple que contemplaba la automatización del hogar mediante el iPhone y una serie de sensores. Un sistema inteligente que controlaba todos los dispositivos conectados de una forma eficiente y sin intervención del usuario.

Atrás quedaron los tiempos en los que domotizar la casa implicaba un complejo sistema de cableado y múltiples sensores a los que había que sumar un carísimo cerebro que gestionaba todo. El florecimiento de los proyectos financiados mediante crowdfunding ha dado paso a una serie de startups que logran efectos similares con una inversión al alcance de todos los bolsillos.

Productos avanzados para todos los bolsillos

En este sentido, el último grito lo encontramos en Australia, donde un joven equipo de emprendedores ha dado vida a Ninja Blocks, una startup enfocada a lo que ahora se conoce como internet de las cosas. Estos emprendedores podían haber pasado fácilmente desapercibidos en medio del tumulto de nuevos productos similares que están surgiendo cada semana, pero la firma ha sabido dar con una serie de claves que les hace destacar del resto. Y a distancia.

Su fórmula de éxito reside en crear productos muy avanzados pero a un coste al alcance de cualquier bolsillo. Si sumamos a esto una estética cuidadísima y el ineludible encanto de los que comienzan, entenderemos por qué sus productos baten récords en Kickstarter, la célebre página de crowdfunding. Su primer producto fue el Ninja Blocks Kit, el que dio nombre a la empresa y que supuso el bautismo de fuego de la misma.

Estos emprendedores abordaron con cautela el lanzamiento, como quien se mete en una piscina con agua helada, pero fue tal el éxito del conjunto, que decidieron ir a lo grande. Ahora se han dado un verdadero chapuzón aumentando el catálogo de productos y lanzando Ninja Sphere, una evolución del primer producto pero sofisticando sus funciones y congelando el precio. A por todas.

El mercado ha vuelto a responder y los australianos han vuelto a ver, por segunda vez, sus expectativas superadas al haber alcanzado la financiación demandada en menos de 24 horas. Todo un récord. Y aquí no hay burbuja: el equipo explica de forma diáfana cómo funciona su producto y lo fácil que resulta automatizar el hogar. Pero… ¿en qué consiste exactamente?

Esta startup propone automatizar la casa en un abrir y cerrar de ojos sin necesidad de obras y por un precio de amigo. La idea es que un equipo central, Sphere, se conecta al router y a partir de ahí vigila una serie de equipos conectados que serán gestionados por el usuario de una forma muy intuitiva a través de la web o bien con una aplicación en el móvil.

Construye tu propio sistema pieza a pieza

Sphere sería lo más cercano a Hal de 2001: Una odisea en el espacio, pero sin sorpresas desagradables. El sistema sabe en todo momento si hay gente en casa y en qué habitaciones y o bien apaga luces y calefacción cuando no son necesarios, o bien nos avisa para que lo hagamos nosotros desde el móvil. Este Gran Hermano a nuestro servicio nos puede alertar también si alguien ha accedido al domicilio y activar la cámara correspondiente si así lo deseamos. La idea es que uno componga los sensores y equipos conectados a voluntad, como si se tratara de un LEGO.

Y decíamos antes que era barato: el conjunto mínimo (un apartamento de dos habitaciones) tiene un coste de apenas 138 euros, a partir de los cuales el usuario va añadiendo sensores o componentes de la variada oferta de estos valientes emprendedores. Lo mejor del asunto es que no se requieren complejas configuraciones: uno incorpora un nuevo complemento a la red y aparece conectado como por arte de magia.

Ninja Blocks promete atender pedidos de todo el mundo y comenzar a servirlos a partir de enero del año que viene, aunque eso sí, dada la avalancha de compras no han podido evitar una sonrisa al advertir: “los retrasos serán inevitables”. Pero parece que merecerá la pena la espera...

Emprendedores Crowdfunding Evolución Apple
El redactor recomienda